disputará la final contra murray

El minucioso camino de Bautista del herbolario a la final de Shanghái

El tenista castellonense se define como un hombre discreto, controla los detalles y cuida al extremo su alimentación. Ha logrado ganar a Djokovic después de cinco derrotas contra el serbio

Foto: Roberto Bautista (EFE)
Roberto Bautista (EFE)

La mesa de Roberto Bautista no tiene alimentos que no sean orgánicos. Come verdura en cantidades industriales, publicita en su cuenta de Instagram un herbolario y no le verán nunca tomando leche, porque ha decidido que en su dieta no tienen cabida los lácteos. No es una rareza en el tenis, cada vez son más los jugadores que miden, pesan y sopesan todo lo que se van a tomar porque cada gramo cuenta y no hay espacio para lo que no sea la extrema profesionalidad. Cuando llega a casa le hace una concesión a una paella, castellonense como es. Pero poco más, su vida corriente es una sucesión de vegetales orgánicos

Roberto Bautista es un hombre tranquilo hasta el extremo. No le verán gritar ni crisparse, porque su actitud en el tenis es la que tiene en el resto de la vida: con calma las cosas salen mejor. Fue un junior de gran nombre, se esperaban de él grandes cosas y a los 12 años tuvo que tomar la decisión de su vida, dejar el fútbol, la cantera del Villarreal y dedicarse con más ahínco al tenis. Sin estridencias, lo consiguió. 

La tenacidad y la consistencia están en su repertorio, que en poco se parece al del típico jugador español. Roberto Bautista tiene una empuñadura más cerrada de lo que acostumbran los jugadores del país. Eso le confiere unos golpes más planos, con menos vuelos de lo típico. Mejor adaptados para una superficie dura, como ha demostrando en Shanghái, la pista más rápida de todo el circuito tenístico.

Su modelo de juego, sin embargo, no cuadra bien con su físico. No es especialmente alto ni fuerte, tiene un saque preciso pero no veloz. Esa falta de estatura y fuerza ha hecho que su carrera haya llevado un ritmo algo más lento de lo que se esperaba cuando era juvenil. Pero todo llega, está asentado entre los 20 mejores jugadores del mundo y este domingo jugará el partido de su vida: una final de un Master 1.000. Este año solo un jugador ha ganado más que él en pistas duras: Djokovic, por supuesto. 

Djokovic se quita el sombrero

"Me tengo que quitar el sombrero ante un jugador mejor, que mereció absolutamente ganar", decía Djokovic al terminar su encuentro. Los cinco duelos anteriores habían caído del lado del serbio, a quien también le cambió la vida la alimentación. Su motor dejó de griparse cuando, según cuenta, adoptó una dieta nueva sin gluten. Su planteamiento, aunque los caminos de ambos sean dispares, es el mismo en el caso de Bautista y de Djokovic: tenis, tenis y más tenis. 

"Incluso cuando estoy en casa, todo lo hago pensando en el tenis: como pensando en el tenis, descanso pensando en el tenis", comentaba el español después del partido de su vida, ratificando la idea que hay sobre él como un obsesivo de las cuestiones periférica del deporte. "Soy un jugador al que le gusta tenerlo todo controlado, soy muy profesional, me desvivo por lo que hago y esa es una de las claves de mi éxito", explica sin querer darse demasiada importancia. 

"Soy un buen jugador, discreto, trabajador y ojalá algún día pueda esta más arriba. Hablar de estrellas no toca". Bautista, a diferencia de otros jugadores españoles como Garbiñe y Rafa Nadal, no tiene ningún problema en contratar un psicólogo que le ayude ha maximizar sus opciones. Los tenistas como él, que han ido poco a poco, saben que toda la ayuda en la escalada es positiva. 

La única afición de Roberto Bautista que se sale un poco de lo común es tener caballos. Cuando está en su ciudad va a cuidarlos y a montarlos, encariñado como está con ellos. Se da una vuelta y, después, a casa, porque él mismo reconoce que lo suyo es salir poco, es un hombre feliz cuando esta en el hogar. En los últimos meses su padre ha tenido problemas de salud por un accidente que han enturbiado su habitual calma. Después de lograr el oro en Río de Janeiro, Nadal y Marc López le dedicaron la victoria. Él mismo estuvo en Río, hizo un buen papel aunque las circunstancias fueran duras. 

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios