Nadal se marcha de vacaciones con el terreno abonado y la conciencia tranquila
  1. Deportes
  2. Tenis
CUMPLE SU OBJETIVO EN EL PEOR AÑO DE SU CARRERA

Nadal se marcha de vacaciones con el terreno abonado y la conciencia tranquila

El objetivo de Nadal a comienzos de 2015 era el de sumar títulos a su palmarés, aunque a medida que se avanzó fue cambiando al de recuperar sensaciones y su mejor versión de cara a 2016

Foto: Rafa Nadal, este sábado en el O2 londinense.
Rafa Nadal, este sábado en el O2 londinense.

Buenos Aires -de categoría 250-, Stuttgart -250- y Hamburgo -500-. Este es el balance de 2015 para Rafa Nadal en cuanto títulos se refiere. Esta temporada será recordada como la peor del tenista español desde 2004, primer año en el que se le comenzaba a ver asiduamente por el circuito ATP. Los números dejan un balance negativo aunque el sabor de boca de este final de curso no es tan amargo, más bien dulce viendo el 'renacimiento' que ha experimentado. Pero, ¿es un fiasco no haber culminado esta remontada personal tras su derrota ante Djokovic en el torneo de Maestros? El hecho de que Djokovic esté realizando la mejor temporada en la historia del tenis parece responder la cuestión. Nadal se marcha de vacaciones habiendo cumplido su principal objetivo marcado a mitad de año (no a comienzos de 2015): volver tras 'resetear' su mente.

“Por el momento Novak, es casi invencible. Es superior. Está sirviendo muy bien y juega sin cometer errores. Táctica y estratégicamente estoy jugando como quiero, pero la realidad es que él (Djokovic) es mejor que yo. Lo único que puedo hacer es felicitarle y no desearle mucha suerte para el próximo año. Este año he jugado en otra liga, sin pensar en Novak. Sin embargo, en los últimos dos meses sí creo que he llegado ahí. Mi motivación es estar en esa liga, la de los cuatro o cinco mejores del mundo”, recalcó Nadal tras su derrota. Repasando 2015, en el que el serbio sólo ha perdido tres partidos trascendentales en torneos importantes -las finales de Roland Garros, Cincinnati y Canadá- también está claro que el tenis de Novak no ha estado generalmente al alcance de nadie. Antes de su derrota ante Federer esta semana -con el que disputará precisamente la final-, Nole llevaba 23 victorias consecutivas…

Con una dictadura semejante, resultaba demasiado osado pensar que si el serbio jugaba a su nivel habitual Nadal fuera a dar un salto tan importante como ponerse a su altura. Y el partido reflejó esos dos niveles que Rafa había señalado porque en ningún momento dio sensación de que el número 1 fuese a perder el choque. "Tengo que seguir practicando como lo he estado haciendo hasta ahora y mejorar si quiero tener opciones contra Novak el año que viene. Pero estoy contento de acabar la temporada así, con energía positiva".

De 6-2 a 6-3

En Pekín, la contundencia de Djokovic dio como resultado 6-2 y 6-2, en Londres 6-3 y 6-3 con el último set siendo el más competitivo de estos cuatro. Entre ambos resultados ha habido un gran progreso -como una victoria frente al número 2 del mundo- que ante Nole sólo se puede traducir en vencer en dos juegos más. Un pequeño paso ante Nole, pero un gran paso en la ATP.

“Más que ganar, mi objetivo es recuperar mi mejor nivel de cara a 2016”. Retomando sus intenciones de este verano, al término de su participación en el US Open, el balear parece haberlo cumplido sabiendo que con este “nivel” estaría en condiciones de disputar por la victoria en el primer grande del año -Australia-, y con buenas opciones para cuando llegue su terreno, la tierra batida. “Actualmente tiene un buen margen de mejora”, advertía el entrenador Xavi Budó esta semana en una conversación con El Confidencial. El técnico de Carla Suárez explicó que la clave de su recuperación ha sido su “fortaleza mental”, una arma que no ha podido utilizar durante gran parte de 2015. Desde que la recuperó ha podido crecer en su tenis... aunque sigue teniendo “margen de mejora”.

"Termina una temporada y hay que ser autocrítico. La realidad es que dentro de un año tan complicado a nivel mental como el que he tenido, terminar cinco del mundo es un logro, es lo máximo a lo que podía aspirar, y eso me da fe y confianza de cara a seguir trabajando en esta misma línea". El 2 de julio Nadal tocó fondo cuando cayó eliminado estrepitosamente en Wimbledon ante el 102 del mundo, Dustin Brown. Menos de cinco meses después, Nadal se marcha de vacaciones con la conciencia tranquila de haber llegado a la altura del top 2 y top 3 y habiendo abonado el terreno para dar el salto en 2016 al trono del 'dictador' Djokovic. En menos de otros cinco meses se sabrá si la cosecha es la esperada.

"La carrera empieza de cero para todos. Empiezo un año nuevo y tengo que estar mejor de lo que he estado".

Hasta el año que viene.

Rafa Nadal Novak Djokovic Roger Federer
El redactor recomienda