SU MEJORA DE JUEGO LA HACE SOÑAR EN PISTA

¿Cuál es el límite de Garbiñe Muguruza?

La española se ha convertido en una de las mejores jugadoras del momento. Su tenis en este tramo final de temporada y la ausencia de Serena la hacen soñar con un título que España aún no tiene

Foto: Garbiñe Muguruza celebra su victoria ante Lucie Safarova (Efe).
Garbiñe Muguruza celebra su victoria ante Lucie Safarova (Efe).

Garbiñe Muguruza ha devuelto la alegría al tenis femenino español. Con sólo 22 años, la tenista nacida en Caracas se ha convertido en una de las mejores jugadoras del mundo, llamada a ser un referente dentro del deporte nacional. Este mismo lunes, no sólo conseguía la primera victoria de su vida en las WTA Finals, sino que daba un paso hacia adelante en el ránking, convirtiéndose en la tercera mejor jugadora del mundo.

Pero, ¿dónde está el límite de Garbiñe? Pues sólo ella lo sabe, porque se trata de una jugadora que lo tiene absolutamente todo. Con un poderoso saque, un muy buen juego desde el fondo de la pista y, sobre todo, mucha inteligencia en la pista, Garbiñe puede convertirse en la mejor jugadora española de todos los tiempos. Su calidad innata la convierte en una tenista de otro mundo, que ahora tiene otro reto por delante: ser 'Maestra'.

Catorce años después de que Arantxa Sánchez-Vicario jugará las WTA Finals, Muguruza ha conseguido que una jugadora española vuelva a estar entre las 8 mejores raquetas del mundo, que pelearán por convertirse en 'Maestras'. Si ya es un logro meterse en el torneo, la número tres del ránking WTA confirmó en su debut que su idea no es simplemente disfrutar del momento: una contundente victoria ante Lucie Safarova la hace soñar.

La victoria de Garbiñe por 6-3 y 7-6 (4) ante la tenista checa la hace soñar con la posibilidad de meterse en las semifinales del torneo, pues una victoria este miércoles ante Petra Kvitova la pone con medio pie en la lucha por algo más grande que superar la fase de grupos. ¿Existen posibilidades reales de ganar el WTA Finals? Por supuesto que sí, pues el nivel de juego que tiene ahora mismo la española, la hace favorita a todo.

Soñar en grande

Y es que, desde que Sam Sumyk se convirtiera en su entrenador, la española ha encontrado una clara mejoría. No sólo por tener un estilo de juego mucho más agresivo, sino sobre todo por haber perfeccionado su capacidad de decisión. En el pasado, la española intentaba siempre seguir una pauta de juego que, cuando no salía, terminaba por desesperarla y hacerla salirse de los partidos. Ahora, es mucho más consistente y cuenta con un registro más amplio.

"Estoy manejando mejor las situaciones en lugar de intentar siempre lo mismo y frustrarme. Puedes ser agresiva y mandar la bola tres metros fuera, pero ahora estoy siendo agresiva de una forma constructiva", confirmaba tras el encuentro. Fruto de esta mejora, Garbiñe ya ha alcanzado la tercera posición del tenis mundial y no está dispuesta a parar. Su objetivo es ser la mejor tenista del mundo, para lo que tiene tablas suficientes.

Su tenis la convierte en una tenista muy peligrosa, aunque aún por debajo de Serena Williams, la gran reina del tenis actual. Pero su ausencia en las WTA Finals le abre la puerta a la española y, visto su crecimiento deportivo en los últimos dos años, el sueño de ser la mejor jugadora del mundo no está tan lejos. De momento, ha empezado el Masters de Singapur a lo grande, y ¿por qué no soñar con el título? El tenis español vuelve a sonreír.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios