TAMBIÉN PELEARÁ EN DOBLES JUNTO A CARLA SUÁREZ

El secreto del técnico zurdo de Garbiñe para convertirla en la primera 'Maestra' española

Petra Kvitova, Lucie Safarova y Angelique Kerner serán las ters rivales de la tenista hispano-venezolana en su grupo del Masters de Singapur que arranca este domingo

Foto: Garbiñe Muguruza sueña con ser la primera campeona del Torneo de Maestras (Efe).
Garbiñe Muguruza sueña con ser la primera campeona del Torneo de Maestras (Efe).

Corría un caluroso 9 de julio cuando Garbiñe Muguruza conseguía devolver la sonrisa al tenis español. La hispano-venezolana, en un tremendo partido, se deshacía de Agnieszka Radwanska en tres sets (6-2, 3-6 y 6-3) para meterse en la primera final de una Grand Slam de su carrera, Wimbledon. "Llevo trabajando toda la vida para conseguir esto", señalaba la española tras su partido. Era el mejor momento de su corta carrera, pero algo se iba a torcer.

Pese a su gran partido, la española fue incapaz de levantar el título, que fue a parar a una Serena Williams más experimentada en este tipo de situaciones y que sólo necesitó un par de 'breaks' para triunfar en el verde londinense (6-4 y 6-4). Poco o nada esperaba Garbiñe que ese momento supusiera un punto de inflexión en su carrera, una caída durante los próximos torneos que se convertiría en un punto de despegue para el actual momento de la temporada.

Eliminada en la segunda ronda de Toronto (Lesia Tsurenko, 7-5 y 6-1), en la primera de Cincinatti (Yaroslava Shvedova, 6-4 y 7-6) y en la segunda del US Open (Johanna Kona, 7-6, 6-7 y 6-2), algo había cambiado en la española. Llamada a conseguir grandes éxitos, la final de Wimbledon pareció provocar una desconexión en su tenis; parecía una jugadora distinta a la de la primera parte de la temporada. Y llegó el momento del cambio.

"Las diferencias ya eran insalvables y mis valores no me permitían seguir, teníamos una relación destruida". Estas duras palabras eran de Alejo Mancisidor, técnico que había catapultado a la española a lo más alto. Un cambio necesario tanto para entrenador como para jugadora, que recuperó de nuevo su mejor tenis de la mano de Sam Sumyk. Desde su llegada al banquillo de la española, los números de Garbiñe han vuelto a mejorar notablemente.

Tras alcanzar los cuartos en Tokio, se metió en la final de Wuhan y ganó el título en Pekín. Su gran final de temporada le permitió asegurar el pase al Masters de Singapur, el Torneo de Maestras en el que no se colaba una española... desde hacía 14 años. O, lo que es lo mismo, cuando Arantxa Sánchez-Vicario peleó por ser campeona, Garbiñe tan sólo tenía 8 años. Mucho ha tenido que llover para que otra tenista nacional pelee por llevarse las WTA Finals.

Encuadrada en el grupo blanco, Garbiñe se enfrentará a partir del domingo a Petra Kvitova, Lucie SafarovaAngelique Kerner con el objetivo de meterse en las semifinales. Allí se podría cruzar con Simona Halep, Maria Sharapova, Agnieszka Radwanska o Flavia Penetta -todas ellas en el cuadro rojo-. La española sueña con un objetivo aún más alto: ser la primera española en convertirse en 'maestra'.

Precisamente, su entrenador tendrá un "trabajo especial", tal y como ha confesado la propia Garbiñe tras conocer a sus rivales. Casualidades del destino, la española ha quedado encuadrada en un grupo con tres jugadoras zurdas. "Es la primera vez que voy a disputar una competición de liguilla y además me han tocado tres zurdas en el grupo, así que Sam Sumyk (su entrenador, que es zurdo) va a tener mucho trabajo estos días", bromeó.

Pero ¿por qué trabajará de manera diferente? Las jugadoras zurdas no son demasiado comunes en el tenis y, cuando la rival es diestra, algunos esquemas cambian: recibir un efecto contrario al habitual, los servicios al lado de la ventaja o los golpes al revés del rival cambian diametralmente, por lo que el 'chip' de Muguruza deberá ser distinto en estos partidos. Sumyk, como zurdo, tratará de hacer que su jugadora encuentre los puntos débiles de sus rivales.

Muguruza y Suárez también lucharán por el título de dobles (Efe).
Muguruza y Suárez también lucharán por el título de dobles (Efe).

Una doble oportunidad

Pero no es la única oportunidad que tendrá Garbiñe Muguruza de convertirse en campeona en Singapur. La baja de dos parejas ha permitido que también juegue el torneo de dobles junto a Carla Suárez, otra gran oportunidad para ambas para volver a brillar. El sorteo de este viernes determinó que se tengan que enfrentar a Mattek-Safaroca, Chan-Chan y Garcia-Sretbonik en busca de las semifinales del torneo.

Muguruza está ante la oportunidad de hacer historia en el tenis español. Nuestro deporte ha tenido que esperar 14 años hasta ver a otra jugadora en el Masters de Singapur. Ahora, la española sueña con convertirse en la primera 'Maestra' nacional de todos los tiempos. En un espectacular final de temporada, Garbiñe está dispuesta a todo: "El año ha sido fantástico y quiero dar mi último esfuerzo". 'Mugu' no se pone límites en las WTA Finals.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios