Los primeros espadas de España se bajan al barro para sellar la permanencia en la Davis
  1. Deportes
  2. Tenis
ESPAÑA SONRÍE TRAS EL FRACASO CON BRASIL Y RUSIA

Los primeros espadas de España se bajan al barro para sellar la permanencia en la Davis

La selección española consiguió la permanencia en la Segunda División de la Copa Davis, después de derrotar a Dinamarca en una eliminatoria en la que la 'Armada' fue muy superior a los locales

placeholder Foto: Conchita Martínez da indicaciones a Nadal y Verdasco en la eliminatoria de Davis (Reuters).
Conchita Martínez da indicaciones a Nadal y Verdasco en la eliminatoria de Davis (Reuters).

España seguirá en la Segunda División de la Copa Davis. La 'Armada' cumplió con las previsiones y logró la permanencia tras llevarse los tres primeros puntos de la eliminatoria ante la débil Dinamarca, cerrando la serie con la victoria en el dobles de Rafa Nadal y Fernando Verdasco ante Thomas Kromann y Frederik Nielsen. La selección español seguirá, así, en el segundo escalón del tenis mundial, en una ronda en la que después de más de cuatro años, los dos primeros espadas del equipo español coincidieron en un equipo que atraviesa un momento complicado.

Más allá de la victoria de España, hay un elemento destaca por encima de todos: el regreso de los mejores a la 'Armada'. Es realmente importante ver cómo los mejores regresan a un equipo que fue maltratado en rondas anteriores. De hecho, que España haya tenido que jugar en Dinamarca ha sido la consecuencia de lo ocurrido en Sao Paulo, donde ninguno de los doce Top 100 con los que contaba España acudió a la última cita como seleccionador de Carlos Moyá. Si a eso se le suma la derrota ante Rusia, España ahora se ha visto obligado a tirar de los mejores para salvar la categoría.

El equipo capitaneado por Conchita Martínez llegaba a Odense con la misión de acabar con un equipo tan inferior -al menos sobre el papel- al nacional que parecía que la eliminatoria se iba a convertir en un paseo. Pero nada más lejos de la realidad, pues más allá de lo que refleja el marcador global, tan sólo el partido de David Ferrer ante Frederik Nielsen fue cómodo -a pesar de un segundo set más que igualado-. Tanto en el choque individual de Rafa Nadal como en los dobles, la Selección tuvo que sacar lo mejor de sí misma para sacar adelante la permanencia.

De hecho, en el tercer y definitivo punto, España tuvo que emplearse a fondo: tras un primer set cómodo -6 a 4-, en el que pronto Verdasco y Nadal encaminaron el partido, la pareja danesa reaccionó para meter el miedo en el cuerpo de la Armada. Un gran segundo set de Kromann y Nielsen les permitió igualar el partido (3-6) para que, sólo una manga después, el 'tie-break' se encargara de decidir el partido: la victoria española en el desempate -7 a 6 (4)-, con la que se ponía por delante en el marcador, desinfló por completo a los daneses, que nada pudieron hacer ya en el cuarto set (6-4).

Pista difícil y jugadores desconocidos

Como ocurriera en el primer partido de la eliminatoria, un equipo con jugadores completamente desconocidos metieron el miedo en el cuerpo a los españoles. Nadal vivió algunos momentos difíciles ante Mikael Torpegaard, donde incluso en el primer set, con 4 a 4 en el marcador, se vio obligado a levantar tres bolas de 'break'. Una vez superado este momento crítico, no es menos cierto que el partido ya fue un paseo para el español (6-4, 6-3 y 6-2). En el segundo punto, Ferrer sólo tuvo que mantener su gran nivel para no dar ni una sola opción a un voluntarioso Nilelsen (6-1, 7-5 y 6-2).

La velocidad de la superficie rápida, jugar en pista cubierta y el desconocimiento del estilo de juego de los daneses -además de tener que luchar contra la propia motivación de los jugadores para medirse a rivales tan inferiores- provocó que la eliminatoria estuviera más igualada de lo que debía. España ganó con solvencia, pero en ningún momento fue un paseo, tal y como se esperaba antes de comenzar la ronda por la permanencia en Segunda División. Pese a ello, una victoria en los tres priomeros partidos permite a España seguir la próxima temporada en el Grupo I de Europa.

Además del resultado, la mejor noticia para la Armada es el regreso al equipo de jugadores de primer nivel: la presencia de hombres como Rafa Nadal, David Ferrer, Fernando Verdasco o Roberto Bautista ha permitido al equipo nacional sellar la permanencia. O, dicho con otras palabras, varios de los mejores jugadores de España decidieron bajarse al barro, remangarse y luchar por España, algo que otras eliminatorias no ha pasado. El esfuerzo ha tenido su recompensa en forma de victoria: la Selección seguirá en Segunda y, todo, gracias al trabajo de los primeros espadas.

Tenis - Copa Davis Rafa Nadal Fernando Verdasco Selección española Dinamarca
El redactor recomienda