El CSD no pierde de vista a Nicola Kuhn, la pujante versión masculina de Garbiñe
  1. Deportes
  2. Tenis
el tenista alemán tramita el pasaporte español

El CSD no pierde de vista a Nicola Kuhn, la pujante versión masculina de Garbiñe

Nacido en Alemania, se ha criado en Torrevieja y se entrena en la escuela de Juan Carlos Ferrero. En el interior del Consejo Superior de Deportes no se quita ojo al talentoso jugador de 15 años

Foto: Nicola Kuhn, en acción durante un partido del US Open Junior (Imago)
Nicola Kuhn, en acción durante un partido del US Open Junior (Imago)

Cerca del Mediterráneo se moldea una figura del tenis. Los entendidos le auguran un gran futuro, aunque con tan sólo 15 años aún no es momento de sentenciar. Un tenista de sangre alemana pero criado en España al que ya han tomado la matrícula en el Consejo Superior de Deportes, que tiene presente el caso de Garbiñe Muguruza y su reciente decisión de defender la bandera española, renunciando a la de su Venezuela natal. Nicola Kuhn es el protagonista, que desde hace tiempo se forma en la 'JC Ferrero Equelite Sport Academy', un centro enclavado en Villena y donde se pule un diamante a fuego lento. Nacido en el año 2000 en Alemania, su familia -padre alemán y madre rusa- se afincó en Torrevieja. Ya con un punto sumado en la ATP, Nicola sabe lo que es entrenar con algunos top 10 del planeta, prueba de que nos encontramos ante un tenista de talento superior.

Cuando apareció en el horizonte la posibilidad de nacionalizar a Garbiñe Muguruza, fue el Consejo Superior de Deportes el que manejó el asunto. La Real Federación Española de Tenis (RFET), entonces presidida por José Luis Escañuela, no pintó nada en el asunto. La protagonista de la historia mantuvo los contactos necesarios con el CSD, optando por mantenerse alejada del ya inhabilitado ex presidente. La venezolana acabó decidiendo jugar para España, viendo el gran interés mostrado por el organismo que preside Miguel Cardenal. Escañuela, que ya empezaba su ocaso por su nefasta gestión en la federación, quedó marginado totalmente.

Recién acabada su participación en el torneo junior del US Open, este joven talento da pasos de gigante para llegar más pronto que tarde a la élite. Por eso el organismo que preside en la actualidad Miguel Cardenal le tiene 'fichado' desde hace tiempo, pensando que en un futuro no muy lejano pueda tomar el relevo de los Rafa Nadal, David Ferrer y compañía. Defendiendo los colores de España, claro… “No me considero un niño prodigio, simplemente juego al tenis, que es lo que me gusta, e intento mejorar cada día para poder estar entre los mejores en el futuro”, dice en conversación con El Confidencial Nicola Kuhn, que reconoce que su frenética vida con tan sólo 15 años le llena por completo. “Puede ser que todo esté sucediendo con mucha rapidez, pero estoy haciendo lo que me gusta, que es jugar al tenis, y lo disfruto cada día”, subraya.

Una decisión familiar

A su corta edad, su palmarés engorda poco a poco. Ya suma un punto ATP, que no es detalle menor cuando hablamos de un niño. Best ranking TOP-1 ETA (Tennis Europe), Top100 ITF junior, Campeón de España Infantil, Campeón de España Infantil por equipos de CCAA (Comunidad Valenciana), Campeón de Europa por Equipos sub-16 (Alemania)… Nicola da pasos firmes y seguros sin freno. “No echo de menos no hacer las cosas que hace cualquier chico de mi edad porque sé que estoy haciendo algo especial y es lo que me gusta”, afirma el joven jugador, que a la hora de dar claves sobre su creciente ascenso en el mundo del tenis destaca por encima de todo que se considera “un tenista muy competitivo. Lucho mucho y me gusta desplegar un juego agresivo”.

Acaba de finalizar su participación en el US Open -categoría junior- pero su preparación continúa su curso. Está en plena carrera de fondo y los torneos y entrenamientos se suceden sin parar. En el Consejo Superior de Deportes se le sigue con interés y más de uno de los que forman parte de él consideran que sería aconsejable, como en su día sucedió con Garbiñe, captarle para que defienda los colores de España. “Me están tramitando el pasaporte español”, dice un Nicola que en categorías inferiores ya ha representado a Alemania. “Por el momento nadie de la RFET se ha puesto en contacto conmigo”, reconoce el joven talento.

“De momento estoy jugando con mi país natal y por encima de todo estoy muy centrado en mejorar cada día y crecer como tenista.”, explica, subrayando que “no me cierro ninguna puerta y si alguna vez llega el momento, me sentaré con mi familia y mi equipo y lo decidiremos”. Cuando se le recuerda el caso de Garbiñe Muguruza, que optó por jugar para España y renunciar a hacerlo con su Venezuela natal, simplemente comenta que “son decisiones muy personales y lo habrá pensado mucho antes de dar ese paso. Habrá tomado la decisión que ha considerado mejor para ella”.

El jugador perfecto

Juan Carlos Ferrero, que le conoce como la palma de su mano, tiene claro que nos encontramos ante un talento que puede llegar al lugar que sólo unos pocos elegidos alcanzan. “Nicola es diferente por su competitividad y seriedad al hacer las cosas dentro y fuera de la pista. Es un jugador agresivo que siempre busca poner contra las cuerdas al contrario”, comenta el que fuera número 1 del mundo. “Creo que puede ser un gran jugador y puede alcanzar un techo muy alto si sigue trabajando como hasta ahora, con la misma mentalidad”, recalca Ferrero. “Me gustan Nadal y Djokovic precisamente por eso, por su mentalidad ganadora, por lo agresivos y competitivos que son en la pista.​ Sin olvidar, igualmente, su comportamiento lejos de ella; son dos ejemplos a seguir”, remata Nicola.

Serbio y español le apasionan, pero no puede olvidarse del que para muchos, empezando por Nadal, es el mejor de la historia del tenis. Roger Federer es 'otra cosa' para muchos entendidos, también para Nicola. Cuando tiene que elegir golpe y tenista que mejor lo ejecuta, el sublime jugador suizo hace doblete. “El saque de Isner, la volea y la derecha de Federer y el revés de Wawrinka”, dispara Nicola Kuhn para retratar al tenista perfecto. “No sé si nacerá otro tenista como Roger Federer, pero es evidente que se trata de un jugador completísimo. Su talento es realmente increíble y la verdad es que ha dejado el listón muy alto”.

El maestro Andre Agassi

Todavía en período de aprendizaje, reconoce que suele ver imágenes de grandes maestros de otros tiempos. “De los que he visto, el que más me ha impresionado es Andre Agassi; era un jugador muy agresivo y tenía un timing increíble”, destaca del estadounidense. En el tenis actual la fuerza ha ganado terreno a la técnica, subrayando al valorar este asunto que “en la actualidad la gente le pega mas fuerte a la pelota y tiene mejor físico, pero sin talento y técnica no se puede jugar bien al tenis”. Y considera que “el entrenamiento mental es igual de importante que el físico o el meramente tenístico. Lo afirmo porque todos los jugadores juegan bien y al final la diferencia esta en la mentalidad”.

Reconoce que “me manejo mejor en superficie dura, pero en tierra cada vez me voy sintiendo mejor”, destacando sobre su manera de manejarse en una pista que “soy un jugador de ataque al que le gusta dominar los puntos”. Albert Costa, en la línea de Toni Nadal, dijo que “si el tenis se vuelve más veloz perderá su encanto”, algo en lo que coincide Nicola porque “los espectadores quieren ver puntos largos y bonitos”. Y para acabar, y con rotundidad, recalca que “no basta con jugar bien, hay que saber competir, algo que mi entrenador me recuerda todos los días”.

Nicola Kuhn Juan Carlos Ferrero Garbiñe Muguruza Rafa Nadal Novak Djokovic
El redactor recomienda