Cuando Rafa Nadal no tiene un buen día, sólo le queda pelear... y ganar
  1. Deportes
  2. Tenis
TRABAJADA VICTORIA EN TRES SETS: 6-7, 3-6 y 5-7

Cuando Rafa Nadal no tiene un buen día, sólo le queda pelear... y ganar

Rafa Nadal ha logrado una solvente victoria en tres sets (6-7, 3-6 y 5-7) ante un Diego Schwartzman que le ha exigido estar conectado en todo momento. Fognini será su siguiente rival en el US Open

placeholder Foto: Rafa Nadal ante Schwartzman (Efe).
Rafa Nadal ante Schwartzman (Efe).

Rafa Nadal ha accedido a la tercera ronda del US Open por novena edición consecutiva (sin contar las ediciones de 2012 y 2014 cuando no participó por lesión). El de Manacor ha logrado una solvente victoria en tres sets (6-7, 3-6 y 5-7) ante un Diego Schwartzman que le ha exigido estar conectado en todo momento. Rafa ya tiene rival asignado para los dieciseisavos de final del torneo neoyorkino y es un partido que tiene su morbo puesto que se medirá a Fabio Fognini.

A pesar de vencer por la vía rápida, lo cierto es que el triunfo de Nadal ha sido muy trabajado, en momentos por la capacidad de resistencia mostrada por el argentino y en otros porque el balear ha entrado en pequeños tramos del partido en los que ha fallado más de la cuenta. No obstante, Nadal ha jugado a la perfección los puntos claves del encuentro. Esencialmente en el tie break que resolvió el primer parcial y con la ventaja de 2-0 que alcanzó Schwartzman al comienzo del segundo set. Sin un saque eficaz ni apenas tres buenos golpes seguidos, el de Manacor firmó una victoria por inercia ante un Schwartzman que tampoco estuvo a la altura. A pesar de ser un juego más de intercambio, Nadal no encontró confianza en los peloteos ni logró sacar su derecha ganadora y caminó de puntillas hacia la tercera ronda de Nueva York.

El balear no consiguió dar continuidad al buen juego del debut ante Coric. El joven croata tampoco fue rival como no lo fue un trabajador Schwartzman, pero el lunes Nadal pudo soltar el brazo y encontrar su sitio en la pista gracias a la sucesión de buenos puntos. En su segundo encuentro en el último grande del año, el balear no tuvo un buen día, pero lo salvó peleando. Y es que sin tener ni mucho menos el mejor saque posible ni la suficiente dirección en los golpes, Nadal tuvo que pelear ante un rival sin nada que perder. Schwartzman, que comenzó perdiendo su saque en el primer juego del partido, peleó hasta el final y trató de sacar tajada de los regalos del número ocho del mundo. A pesar de la ventaja y una clara superioridad en los intercambios con el número 74 del mundo, el ganador del US Open en 2010 y 2013 no logró asentar su dominio y en el noveno juego perdió su saque. Una de cal y otra de arena, un cara y cruz que dictó el encuentro y que tuvo una versión en miniatura en el 'tie-break' que terminó decidiendo la primera manga.

Nadal arrancó con 'ace' y 2-0, pero en un abrir y cerrar de ojos estaba 3-5 y, finalmente, con un 7-5 para un Nadal que se guardó el desafortunado punto que 'tocaba' para el inicio del segundo set. El tenista español comenzó perdiendo su saque pero encontró la reacción inmediata gracias a los errores de un Schwartzman poco afortunado. El argentino cedió su saque por partida doble para verse con dos sets en contra, pero el juego de Nadal siguió tenso. Todavía tuvo que sufrir el mallorquín para salvar su mal día aunque lo logró en el tercer set. Schwartzman atacó sin miramientos el servicio del español y logró el 'break' en el quinto juego. El tenista de la 'Armada' volvió a darse por aludido y apretó al resto hasta que igualó el parcial y, no sin suspense, cerró su victoria. Demasiados problemas para un Nadal que necesita crecer junto con el torneo pero a mayor ritmo. Ahora, el balear tendrá enfrente un viejo conocido, un Fognini al que ganó en Hamburgo, pero con el que perdió en Río de Janeiro y Barcelona, las tres este año.

Rafa Nadal Fabio Fognini US Open
El redactor recomienda