Rafa Nadal, desarmado y eliminado de Wimbledon por un admirador de Bob Marley
  1. Deportes
  2. Tenis
BROWN SE BASÓ EN SU SERVICIO Y EN SU VOLEA

Rafa Nadal, desarmado y eliminado de Wimbledon por un admirador de Bob Marley

Nadal se ha despedido este martes de Wimbledon en la segunda ronda después de caer frente a Brown (7-5, 3-6, 6-4 y 6-4). El alemán le apeó con un juego basado en su poderoso servicio y su volea

placeholder Foto: Rafa Nadal, tras el encuentro (Reuters).
Rafa Nadal, tras el encuentro (Reuters).

No entraba en los planes de Rafa Nadal despedirse tan pronto del All England Club. O al menos eso se desprendía de las declaraciones que hizo su tío -y entrenador- Toni este miércoles: “Creo que tiene opciones de ganar Wimbledon. No es el más favorito ahora mismo ya que hay otros como Djokovic, Murray o Federer. Para ganar aquí hay que jugar bien y tener un puntito de suerte necesario pero creo que sí, espero que podamos ganar”. Sus esperanzas se chocaron con el excéntrico Dustin Brown, con su potente servicio y con su eficaz volea (7-5, 3-6, 6-4 y 6-4). Una combinación que desarmó a Nadal y le obligó a hacer las maletas antes de tiempo.

Una temporada más, Nadal claudicó ante un desconocido (ocupa la posición 102 en la clasificación ATP) que se hizo grande en la pista central del All England Tennis Club. Igual que le sucedió en 2012 a Lukas Rosol, en 2013 a Steve Darcis y el año pasado a Nick Kyrgios. Pese a su triunfo en Alemania hace poco más de tres semanas, no parece Rafa sentirse cómodo sobre la hierba londinense, donde ha sido eliminado los últimos tres años en segunda, primera y cuarta ronda, respectivamente.

Donde no dudó fue en la sala de prensa. Allí, ante los medios, Rafa Nadal descartó, por enésima vez, su retirada porque es algo que no se le pasa “por la cabeza”. Eso sí, admitió que si sigue así “durante dos años más veremos qué pasa. Voy día a día, torneo a torneo. En un tiempo veremos dónde estoy, dónde puedo estar y dónde no puedo estar. Cuando llegue el día en el que lo que estoy haciendo no me motive buscaré otras cosas que hacer. No es el caso. Tengo la motivación personal de hacer algo y voy a luchar por ello”. Preguntado por ello, Nadal contestó: “Intentar recuperar el nivel de 2008 y 2010. Si no lo consigo, no pasa nada, ya llegué a cinco finales aquí”.

“Descansaré y volverán las ganas de trabajar”

Hubo tiempo para valorar su eliminación de Wimbledon: “En esta superficie te enfrentas a jugadores que no quieren jugar desde el fondo de la pista y él es así. Sirvió bien, con mucha fuerza, y yo no tenía ritmo. Cada derrota se asimila de forma diferente. Hoy es un día triste, complicado. No estaré contento durante un par de días, pero después descansaré y luego volverán las ganas de trabajar”.

Después de su triunfo en Roland Garros en 2014, Nadal acumula cuatro Grand Slam consecutivos sin sobrepasar la barrera de cuartos de final. Mientras que desde su triunfo en 2010 y su final en 2011 sobre la hierba de Londres, no ha conseguido superar la cuarta ronda: “En 2012 y 2013 no era competitivo, tenía problemas en las rodillas. El año pasado, sin embargo, me encontraba bien, pero competí y perdí. Voy a todos los torneos con la motivación correcta y trabajando bien. Me preparé bien para Wimbledon, ya que jugué en Stuttgart y en Queens y llegué a Londres con bastante tiempo. Pero así es el deporte, hay momentos buenos y malos. La vida continúa y mi carrera también”.

El español cree que sus discretos resultados en las últimas campañas se deben “a un cúmulo de circunstancias. La principal es que vengo de una situación complicada de lesiones. A esa se le ha unido el hecho de perder partidos que debería haber ganado. Todavía he de mejorar mucho mi juego”.

Brown, que llegó a Wimbledon tras pasar las rondas previas, ya había derrotado al ganador de 14 'grandes' en su único enfrentamiento previo: sobre el pasto del torneo de Halle el pasado año (6-4 y 6-1): “Venir de la previa y jugar en la pista central, donde no había estado antes, es maravilloso. Pensé que iba a notar los nervios, pero este encuentro fue similar al de Halle. No tenía nada que perder. Ante Rafa tienes que jugar y emplearte al máximo. He tenido la suerte de enfrentarme a él sobre hierba, mi superficie favorita. Desde luego, no querría que jugáramos en ningún otro sitio”. Este 'rastafari' de 196 centímetros de estatura, admirador de Bob Marley -de quien tiene un tatuaje en el costado izquierdo- desarmó a Nadal con un juego efectivo en su superficie preferida: servicio y volea, servicio y volea, servicio y volea.

Así fue, durante más de hora y media, todo el encuentro de un Brown exultante, al que le entraba todo (77% de puntos retenidos con su primer servicio que se elevó a un 80% y a un 89% en el tercer y cuarto set). El primer juego del partido fue un presagio de lo que iba a ser el choque: en blanco para el alemán, con tres subidas a la red, sus correspondientes voleas y un saque directo. Mientras a Brown le salía todo, Rafa no conseguía superar los casi dos metros de su rival cuando este subía a la red con su clásico passing shot, desaparecido este jueves. El de Manacor mejoró ligeramente su tenis en la segunda manga, pero fue un mero espejismo y Brown cerró el partido en su tercer 'match point' con un contundente 6-4 y 6-4 en los dos últimos sets.

Wimbledon Rafa Nadal Dustin Brown
El redactor recomienda