Murray tampoco quiere a Gala León como capitana de la Davis: "Se ha hecho muy mal"
  1. Deportes
  2. Tenis
el escocés entiende la postura de los jugadores

Murray tampoco quiere a Gala León como capitana de la Davis: "Se ha hecho muy mal"

El escocés, entrenado por Mauresmo, da la razón a los jugadores y cree que la decisión de nombrarle capitana de la Davis es un error, más cuando no se ha consultado

Foto: Murray celebra un punto en el pasado torneo de Valencia.
Murray celebra un punto en el pasado torneo de Valencia.

El británico Andy Murray felicitó a Gala León tras su nombramiento como capitana del equipo español de Copa Davis, pero el pasado martes, unas semanas más tarde, criticó que su elección se hiciera sin contar con los jugadores. "En un deporte individual como el nuestro, sea un hombre o una mujer, no se puede nombrar a un capitán sin haber hablado con los jugadores", afirmó el escocés en París, donde este miércoles debutará en el torneo de Bercy.

A Murray le preguntaron por Gala León porque felicitó a la extenista cuando la Real Federación Española deTenisla eligió para dirigir el equipo de Copa Davis. "Felicitaciones a Gala León García por convertirse en la primera mujer capitana del equipo español de Copa Davis. Ojalá sea la primera de muchas", escribió en la red social Twitter el británico, que está entrenado por la francesa Amelie Mauresmo.Ahora, el tenista se mostró menos taxativo. "Creo que se ha hecho muy mal, tiene que haber una comunicación entre la federación y los jugadores y parece que no se entienden bien", dijo. "El capitán debe hablar a los jugadores, tiene que haber comunicación. Parece que la decisión fue tomada sin que los jugadores fueran consultados", agregó.

Sobre la pista, en la segunda jornada delúltimo Masters 1.000 del año, la de Tommy Robredo apenas 48 horas después de su maratón en la final de Valencia contra Andy Murray y la de Fernando Verdasco con el público en contra frente al local Gilles Simon. Robredo peleó contra el cansancio casi tanto como contra su rival, el joven canadiense Vasek Pospisil, un espigado tenista de 24 años que esta temporada disputó la final de Washington.

Como era de esperar, tras las intensas 3 horas y 20 minutos del Ágora valenciano, el catalán tuvo que tirar de su mejor arma, la experiencia desde el fondo de la pista, para imponerse finalmente por 6-3, 4-6 y 7-6 (5). Un triunfo que no hace olvidar ni las consecuencias de la derrota ante Murray ni el buen sabor de boca que dejó la belleza de aquel duelo de altura. Robredo es consciente de que sus piernas van a soportar todavía algún tiempo el rescoldo de aquella batalla, pero la moral comienza a recuperar su ritmo habitual, a restañar las cicatrices de aquel encuentro, en el que dejó escapar cinco bolas de partido, las mismas que dejó ir unas semanas antes, frente a idéntico rival, en la final de Shenzhen.

"Estoy destrozado. Llegué el mismo domingo a París. Ayer no me podía mover, me dolía todo, estaba vacío, me daban un plato de ensalada, que la odio, y me lo comía. Tengo muchos dolores y me falta energía", comentaba tras el partido. El fantasma de aquellos dos partidos llegó incluso a sobrevolar la pista secundaria de Bercy, donde Robredo disputó su duelo contra Pospisil cuando el canadiense levantaba la segunda bola de partido gracias a la complicidad caprichosa de la red. Pero el catalán, de 32 años, no se descosió y, en la siguiente oportunidad, cerró el partido para ganarse el derecho a jugarse un puesto en tercera ronda frente al japonés Kei Nishikori, al que no ha ganado ninguna de las dos veces que se han enfrentado.

Por cuarta vez jugará tercera ronda Verdasco, que venía ya de ganar en primera al estadounidense Donald Young y que se había citado con el francés Gilles Simon, impulsado por un buen final de temporada -jugó en Shanghái la final del pasado Másters 1.000- y por el aliento de un público francés deseoso de ver triunfar a los suyos a apenas tres semanas de que disputen contra la Suiza de Roger Federer la final de la Copa Davis. El partido no fue de mucha calidad, pero la incidencia de la grada y la resistencia de Verdasco le hicieron intenso. Fallaron los dos, aunque el español estuvo sólido en el fondo de la pista, la base desde la que construyó su éxito, donde esperó paciente a que se acabara la paciencia de su rival, que terminó cometiendo muchos fallos, impreciso como para desperdiciar una buena renta en el primer set, que acabó cediendo, y tirar el tercero.

Verdasco, que había perdido el año pasado en segunda ronda contra otro francés, Richard Gasquet, se antepuso al embrujo de los locales para seguir adelante en su último torneo del año. Su rival puede ser David Ferrer, si supera mañana al belga David Goffin, finalista el pasado domingo en Basilea y que hoy derrotó al checo Lukas Rosol por 6-1, 6-4. Ferrer, finalista de las dos últimas ediciones de Bercy y ganador de la de 2012, entrará en juego este miércoles en su última oportunidad para afianzar su plaza en el ránking mundial, la última que da acceso al Torneo de Maestros de Londres.

También jugarán el miércoles Feliciano López y Roberto Bautista. El segundo, cabeza de serie número 11, debutará, en un duelo inédito, ante el francés Richard Gasquet, que se metió en segunda ronda con muchos problemas en la jornada inaugural contra el uzbeko Denis Istomin. López, que tiene la condición de duodécimo favorito, jugará frente al estadounidense Sam Querry, procedente de la fase previa y que en primera ronda se deshizo del polaco Jerzy Janowicz, finalista en Bercy hace dos años. El español se ha impuesto en cinco de los siete duelos contra el estadounidense, número 38 del mundo.En su primer partido tras haber nacido su hijo, el serbio Novak Djokovic logró, sin temblar, el pase a tercera ronda del torneo de Bercy, el último Másters 1.000 del año, donde derrotó al alemán Philipp Kohlschreiber por 6-3, 6-4."Nole" le dedicó el triunfo al vástago recién nacido, en la firma que hizo en la cámara, en cirílico, tras reencontrarse con una pista en la que el año pasado ganó uno de los pocos trofeos que faltaba en sus vitrinas.

Muy en forma en este final de temporada, con la intención de conservar el número uno del mundo que amenaza el suizo Roger Federer, Djokovic fue expeditivo en su partido, sin dar opciones a su veterano rival, correoso y experto, pero que se vio desarmado por el juego del serbio en la pista cubierta de París."Nole" tiene mucho que defender de aquí a que lleguen las vacaciones. El título de Bercy es su primer desafío, pero luego vendrá el Torneo de Maestros de Londres, que también se adjudicó el año pasado.Su siguiente rival en Bercy saldrá del duelo entre el francés Gael Monfils, físicamente mermado pero que hoy se impuso sin problemas al portugués Joao Sousa por 6-1, 6-4, y el estadounidense John Isner, décimo tercer cabeza de serie.

Nadal piensa en 2015

No luce en la ciudad del amor Rafa Nadal. Tras caer eliminado con estrépito en Basilea por el croata de 17 años Borna Coric, número 124 del ránking, el balear anunció que será operado de apendicitis el próximo 3 de noviembre, despidiéndose del último Masters 1000 del curso así como de la Copa Masters, evento que sirve para poner el broche de oro al calendario. Todo el descanso es poco para la mejor raqueta española de todos los tiempos. Desde el verano, cuando una inoportuna lesión en su muñeca le apartó del foco, no ha levantado cabeza.

El objetivo ahora es preparar concienzudamente la primera gran cita de la temporada: el Open de Australia. Luego vendrán los siguientes compromisos. Uno donde su presencia ya está confirmada es el torneo de Buenos Aires (21 de febrero-1 marzo). "Rafa va a ir a Río y después viene acá para luego ir a Estados Unidos. Esta vez el calendario que tanto criticamos nos ayudó", enfatizó Martín Jaite, excapitán argentino de Copa Davis y director del torneo. Será la segunda vez en su carrera que participe en la tierra batida de la capital argentina. En 2005, con apenas 18 años, el manacorí alcanzó los cuartos de final, en los que cayó ante el local Gastón Gaudio por 6-0, 0-6 y 1-6.

El redactor recomienda