arranca en londres el tercer grandel del curso

Un Rafa Nadal a tono acude a Wimbledon con la intención de olvidar viejos fantasmas

Tras sus fracasos en los dos últimos años, el número uno se siente listo y acude a su cita con la hierba londinense con la intención de cuajar un gran papel

Foto: Un Rafa Nadal a tono acude a Wimbledon con la intención de olvidar viejos fantasmas

Menos de un mes después de conquistar su noveno Roland Garros en diez años, Rafa Nadal acude a Wimbledon con el deseo de desquitarse de sus nefastas participaciones en 2012 y 2013, donde se despidió estrepitosamente del torneo en segunda y primera ronda tras caer ante dos raquetas de segunda. Primero fue el checo Lukas Rosol y, un año más tarde, el belga Steve Darcis. "Estoy haciendo las cosas bien. Me siento mejor que los últimos dos años", comentó el español en la rueda de prensa previa al torneo. A pesar de que sus sensaciones físicas (y anímicas) son más halagüeñas que las de los dos últimos cursos, el papel de Nadal sobre el tapete del emblemático All England Tennis Club es toda una incógnita.

Este año, tras la legendaria victoria sobre Djokovic en la arcilla parisina, optó por acumular horas en hierba que optimizaran su preparación de cara a Wimbledon. Sin tiempo para digerir el triunfo en la Philippe Chatrier, acudió a Halle. Pero allí, el jugador local Dustin Brown, número 85 del mundo e invitado por la organización, se deshizo de Nadal en apenas 59 minutos de juego (6-4 y 6-1). Amarga derrota y sensaciones encontradas. Tras regresar a Mallorca para disfrutar de unos días junto a su familia, voló a Londres para la disputa del torneo de exhibición de Hurlingham donde el viernes  venció a Tommy Robredo por 7-5 y 6-3. Una falta de competición que ha tratado de suplir con una fuerte dosis de trabajo en los entrenamientos. "He estado entrenando duro desde que he llegado aquí. Más de lo habitual. He practicado más horas de las habituales para un torneo. Eso es positivo, porque mi físico me está permitiendo hacerlo", asegura.

Aunque si todo marcha según lo previsto se antoja poco probable que Nadal repita fiasco por tercer año consecutivo, el dos veces campeón (2008 y 2010) y tres veces finalista (2006, 2007 y 2011) en Londres volverá a rememorar los viejos fantasmas del pasado desde el inicio. En su estreno deberá afrontar un duelo con el eslovaco Martin Klizan, actual número 57 de la clasificación ATP. Actor secundario en el panorama tenístico internacional, el eslovaco no tiene nada que perder y tratará de poner en apuros a un Nadal que conoce a la perfección lo que es verse superado por un jugador de segunda fila. En caso de triunfo ante el eslovaco, Rafa podría toparse de nuevo con su verdugo en 2012. En aquella cita, Rosol, por entonces número 100 de la ATP y debutante en el torneo londinense, desquició desde el primer set a Nadal, que no caía en la segunda ronda de un Grand Slam desde 2005, cuando cedió ante el luxemburgués Gilles Müller. Aunque en la cuarta manga amagó con obrar la remontada, acabó cediendo en el quinto (6-7 [9], 6-4, 6-4, 2-6 y 6-4) en tres horas y 18 minutos de juego. Otro amante del tenis directo, sin ritmo y con predominio de los puntos cortos que tanto desquician a Nadal.

"El torneo de Wimbledon es el de más peligro del año. Este es un torneo en el que empiezas en primera ronda y si la superficie no te permite controlar el partido de una forma correcta, se te puede escapar de las manos", confiesa Nadal. El pasado curso, se repitió el fracaso. Tras arrancar la temporada en siete de las nueve finales disputadas, su cuerpo le pidió un respiro y decidió no participar en ninguno de los torneos sobre hierba previos a ‘The Championship’. Mermado por sus eternos problemas de rodilla, en su primer partido sucumbió ante el belga Steve Darcis, por entonces número 135 del ranking, en tres mangas (7-6, 7-6 y 6-4).

En caso de seguir progresando, la disposición del cuadro le aguardaría presumiblemente un siempre complicado cruce en tercera ronda ante el croata de 2,11 Ivo Karlovic, un auténtic maestro del ‘serve and volley’, el estilo de juego por antonomasia en hierba. Nadal sólo se ha medido en una ocasión al temible bombardero balcánico. Fue en los cuartos de final del torneo de Queen’s de 2008, donde el balear se impuso por en tres apretados sets (6-7, 7-6, 7-6). Manteniendo las predicciones, en cuarta ronda podría verse con  Gasquet o Monfils, dos viejos conocidos. En cuartos vendría Milos Raonic, uno de los hombres con más futuro del circuito y en semifinales un Roger Federer, el jugador con más títulos de Grand Slam de la historia (17). Palabras mayores. A sus 32 años, el suizo, siete veces campeón de Wimbledon (2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2009 y 2012), quiere demostrar que le queda cuerda para rato. Junto a Djokovic, que acude de la mano uno de Boris Becker, y Murray, pletórico tras acabar con 77 años de maldición británica en el torneo, completa la terna de principales candidatos a la victoria.

Un camino plagado de trampas donde el español partirá como segundo favorito. A diferencia de lo que ocurre en el cuadro femenino, el torneo inglés emplea una fórmula propia basada exclusivamente en los resultados sobre hierba a la hora de decidir los favoritos al título y, al igual que ocurrió en 2010, Nadal no será el primer cabeza de serie pese a llegar a Londres como líder del ranking mundial. Basando su decisión en este peculiar sistema, el All England Club ha establecido que los ocho primero cabezas de serie sean Djokovic (1), Nadal (2), Andy Murray (3), Roger Federer (4), Stanislas Wawrinka (5), Tomas Berdych (6), David Ferrer (7) y Milos Raonic (8). El mayor perjudicado es Wawrinka, que cae dos puestos, los mismos que sube Murray, ganador el año pasado en Londres. Un ganador que, más allá del indiscutible prestigio, se embolsará la friolera de 2.204.000 euros.

Además de Nadal y Ferrer, que debutará ante el también español Pablo Carreño, otros seis españoles forman parte del cuadro final del torneo. De entre todos, destaca Feliciano López, que se verá las caras con el japonés Yuichi Sugita. El toledano acude a una de sus citas favoritas tras su final en Queen’s, donde la remontada del búlgaro Dimitrov le privó de la victoria, y su segundo título consecutivo en Eastbourne. Fernando Verdasco jugará su primer partido contra el australiano Marinko MatosevicTommy Robredo competirá frente al eslovaco Lukas Lacko. Por su parte, Marcel Granollers se medirá ante Nicolas Mahut, mientras que Daniel Gimeno-Traver tendrá que jugar contra el colombiano Santiago Giraldo. Por último, y en la parte baja del cuadro figura el albaceteño Guillermo García-López que se las verá con el serbio Dusan Lajovic.

Las dudas atormentan a Serena

En el cuadro femenino, la china Na Li, vigente campeona de Australia y segunda favorita, y la rusa Maria Sharapova, recién coronada en Roland Garros, tratarán de ponérselo difícil a de una Serena Williams desconcertante. Tras caer en la cuarta ronda de Australia y sucumbir a los encantos de Garbiñe Muguruza en la segunda ronda de Roland Garros, su estado físico sucita muchas dudas. Al ser preguntada por el encuentro ante la jugadora nacida en Venezuela, la menor de las Williams entró en extraño juego con la prensa: “¿Quién ha dicho que lo he superado?”. “¿No lo has superado entonces?”, replicó un periodista. “Lo dudo. Conociéndome, no”, acabó reconociendo Serena.

Asimilado el descalabro o no, a tres meses de cumplir 33 años, Serena acude a Londres con el objetivo de reivindicar su jerarquía en el tenis mundial. Además, hasta cinco Además de Carla Suárez y Garbiñe Muguruza, Silvia Soler-Espinosa, Lourdes Domínguez y ‘Tita’ Torro (se medirá en primera ronda ante Venus Williams) completarán las cinco raquetas españolas entrarán en liza en el torneo de este lunes.

Tenis
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios