Nadal luchará contra las dudas y sus enemigos para agrandar su leyenda en París
  1. Deportes
  2. Tenis
federer ya está en segunda ronda

Nadal luchará contra las dudas y sus enemigos para agrandar su leyenda en París

Por primera vez en diez años, el número uno de la ATP llega al segundo Grand Slam de la temporada habiendo perdido algún torneo sobre tierra batida

Foto: Rafa Nadal posa con el trofeo de Roland Garros, un trofeo que ha ganado en ocho ocasiones. (Gtres)
Rafa Nadal posa con el trofeo de Roland Garros, un trofeo que ha ganado en ocho ocasiones. (Gtres)

Arranca el segundo Grand Slam de la temporada. En él,Rafael Nadal afronta el reto de levantar su noveno triunfo en Roland Garros tras una temporada de tierra batida llena de sombras, donde el número uno del mundo ha mostrado la cara menos convincente de su carrera sobre el polvo de arcilla.El español no ha dominado con la soltura habitual la temporada de tierra batida y llega al momento cumbre con más dudas de las normales, con un único triunfo en esa superficie en Europa y habiendo caído en dos ocasiones lejos de la final. [Consulte el cuadro del torneo]

Nunca antes se había mostrado tan dubitativo en la arcilla, superficie en la que comenzó en Montecarlo, donde fue derrotado en cuartos de final por David Ferrer.En la misma ronda, pero contra Nicolás Almagro, cayó en Barcelona y su victoria en Madrid a la semana siguiente estuvo cargada de puntos de interrogación, porque en la final el japonés Kei Nishikori, una estrella ascendente deltenismundial, se retiró con la espalda dolorida cuando iba por delante en el marcador en la tercera manga.En Roma alcanzó la final tras ceder un set en las tres primeras rondas, contra Gilles Simon, Mikhail Youzhni y Andy Murray. El título se le escapó contra un Novak Djokovic que demostró ser más fuerte.En total, Nadal se presenta en París con tres derrotas en tierra batida, algo que hacía diez años que no registraba la hoja de serviciodel español.

Sólo en dos ocasiones Nadal perdió en un torneo antes de llegar a París: la final de Roma 2011 (ante Djokovic) y la final de Hamburgo 2007 (ante Federer).Pero el Stade Roland Garros, y en concreto su pista central, la imponente Philippe-Chatrier, mantienen al número uno del mundo con el cartel de principal favorito para hacerse seguir agrandando su leyenda. Una segunda casa donde sólo ha cedido unaderrota, la que en 2009 le propinó el sueco Robin Soderling, en los 82 encuentros disputados hasta la fecha.

placeholder

Además, en su camino a la final, el sorteo le ha revelado trampas. Deberá medirse con dos de sus verdugos esta temporada en tierra batida, Almagro en unos hipotéticos octavos y Ferrer, finalista del año pasado, en cuartos.En semifinal se mediría con el suizo Stanislas Wawrinka, que le ganó en la final del Abierto de Australia, también a cinco sets, pero en otra superficie diferente.Si supera todos esos obstáculos, su teórico rival por el título sería, como en 2012, Djokovic, un duelo que hace recordar las semifinales del año pasado, uno de los partidos más intensos de la historia del torneo, que se resolvió en un agónico 9-7 en el quinto set.

Nole sabe que no anda lejos de vencer a Nadal en París y en Roma vio el camino, en un partido que recordó a la final de Montecarlo de 2011. Entonces, Djokovic estaba en su mejor temporada y también albergaba esperanzas de ganar a Nadal, pero cayó en semifinales contra el suizo Roger Federer en un encuentro de altísimo nivel.Djokovic sueña con integrar la nómina reducida de los jugadores que tienen todos los grandes en sus vitrinas, los Andre Agassi, Don Budge, Roy Emerson, Federer, Rod Laver, Nadal y Fred Perry.

El serbio parece haber dejado atrás los problemas que arrastraba en su muñeca, que le hicieron caer en semis de Montecarlo y perderse Madrid. Pero en Roma demostró que está de vuelta.Nole puede volver a encontrarse en semifinales contra un Federer que disputa en París su 58 Grand Slam consecutivo.El británico Andy Murray, el cuarto componente de la elite deltenisactual, también parece llegar en un buen momento, tras haberse perdido el año pasado el torneo por lesión y haber sumado posteriormente en Wimbledon su primer triunfo en un grande.Ferrer, finalista del año pasado, llega con menos potencia, sin hacer ruido como es su costumbre, pero siempre con la intención de dar la sorpresa en París.Una ciudad donde alcanzó su primera final de un grande y donde conquistó, bajo el techo de Bercy, su primer triunfo en un Masters 1.000.

Serena busca igualar a Evert y Navratilova

En el cuadro femenino,Serena Williams aparece como la indiscutible favorita para alzarse con Roland Garros, el tercero de su palmarés y el décimo octavo Grand Slam, lo que le igualaría con las leyendas de Chris Evert y Martina Navratilova.Y lo haría en un año en el que Roland Garros celebra los 25 años de la primera de las tres victorias de la española Arantxa Sánchez Vicario, otro mito de la tierra batida parisiense.Aunque la menor de las Williams llega con algunas dudas, poco probable parece que nadie inquiete su reinado en el grande que menos veces se ha anotado. [Consulte el cuadro del torneo]


Los problemas físicos que arrastró al principio de la temporada parecen haber quedado atrás y la victoria lograda la pasada semana en Roma atestiguan que su moral a vuelto la normalidad, tras haberse retirado del precedente torneo de Madrid lesionada en la pierna izquierda.Una decisión que ya se había visto obligada a tomar en Doha, en esa ocasión por problemas de espalda, una eventualidad que le ha impedido este año completar la magnífica temporada con la que se presentó el París en 2013.La menor de las Williams afrontó la temporada de tierra batida tras un mes sin competición y después de haber caído en octavos de final del Abierto de Australia y en semifinales de Dubai.Serena será la principal favorita porque es la número uno del mundo, la defensora del título y porque la bielorrusa Victoria Azarenka no estará en París por problemas en su pie derecho.

Su principal rival es la china Li Na, número dos del mundo y ganadora en Australia del primer Grand Slam de la temporada, una tenista que ya sabe lo que es alzar la Copa Suzanne Lenglen, algo que hizo en 2011.Sin olvidar a la rusa Maria Sharapova, octava favorita, ganadora de Roland Garros en 2012 y que se mediría en cuartos de final contra Williams.La estadounidense le tiene tomada la medida a la rusa, a la que derrotó en la final del año pasado con un doble 6-4 y a la que ha ganado en las 15 últimas confrontaciones, dos de ellas este año, en las finales de Miami y Brisbane.

La representación española estará liderada por Carla Suárez, décimo cuarta cabeza de serie, a quien el sorteo deparó un debut contra la clasificada ucraniana Yulia Beygelzimer y un cruce en cuartos de final frente a la polaca Agnieszka Radwanska.La canaria, que esta temporada repitió triunfo en Estoril, llega a París en un buen momento, tras haber alcanzado los octavos en Madrid, donde cayó ante Serena Williams, y los cuartos en Roma, donde le puso las cosas difíciles a la serbia Ana Ivanovic, que precisó de tres sets para pasar a semifinales.También defenderán el pabellón español Garbine Muguruza, Lourdes Domínguez Lino, Maria Teresa Torro Flor, Estrella Cabeza Candela y Silvia Soler Espinosa.

Federer, a segunda ronda sin problemas

Roger Federer, cuarto favorito, apenas sufrió para lograr el pase a segunda ronda contra el eslovaco Lukas Lacko, al que derrotó 6-2, 6-4, 6-2 en una hora y 24 minutos.Federer se medirá por un puesto en la ronda siguiente frente al vencedor del duelo entre dos jugadores procedentes de la fase previa, el argentino Diego Sebastián Schwartzman y el portugués Gastao Elias.

Serena Williams Tenis - Roland Garros París Rafa Nadal Asociación de Tenistas Profesionales (ATP)
El redactor recomienda