Es noticia
Menú
World Rugby desmonta a la FER en 31 folios y los jugadores amenazan con tomar acciones legales
  1. Deportes
  2. Rugby
ESPAÑA NO JUGARÁ EL MUNDIAL

World Rugby desmonta a la FER en 31 folios y los jugadores amenazan con tomar acciones legales

España no estará en el Mundial tras un veredicto durísimo de World Rugby. Ahora, toca al CSD depurar responsabilidades para analizar qué ha pasado y por qué no se jugará el torneo

Foto: España no jugará el Mundial. (EFE/Chema Moya)
España no jugará el Mundial. (EFE/Chema Moya)

Se acabó el culebrón. España no estará en el Mundial de Francia. De hecho, no ha tenido ni una opción de estar desde que World Rugby admitió la denuncia de Rumanía de la alineación indebida de Gavin Van den Berg. A pesar de que ciertas informaciones invitaban al optimismo, España dejó de tener posibilidades de clasificarse desde que compareció por primera vez ante el comité independiente para defender su inocencia en el caso.

La FER, en esa primera comparecencia, cargó contra Alcobendas y los supuestos autores de la falsificación (Tiki Inchausti, Fernando Díez y el jugador Jano Cherr), exculpando a Van den Berg y jugando el papel de víctima de un engaño. Pero el Comité fue claro y le advirtió que el Comité de Elegibilidad español (formado por José María Epalza, Rafa Sempere y Eric Jara), había validado la documentación sin contrastarla, lo que le convertía en responsable. Y de paso le advirtió de que solo en caso de que el jugador hubiera perpetrado la falsificación, la Federación sería víctima y no cómplice.

Foto: La Selección española de 'rugby' durante un encuentro. (EFE/Víctor Lerena)

Eso provocó el cambio de estrategia de la defensa. Entonces apareció, por sorpresa, el testimonio del mánager de la selección, José Manuel Pérez 'Sevi', informando de que Van den Ver estaba al tanto. Al tiempo, aparecían en diarios y webs de otros países informaciones que desvelaban la maniobra de la FER señalando a jugadores de Escocia, Irlanda o Nueva Zelanda o publicitando unos supuestos mensajes que se cruzaron Van den Berg y Cherr, a quien se invitó a desenmascarar al pilier sudafricano con una supuesta promesa de rebajar su sanción, al ser quien alteró la fotocopia del pasaporte, supuestamente.

España pasó de culpar a Alcobendas a cargar contra Van den Berg. Y llegó la audiencia de apelación con un puñado de nuevas pruebas contra el sudafricano. Pero, entonces, el Comité dio un tirón de orejas a la defensa española y no admitió a trámite ninguna de las pruebas nuevas, informando de que "solo se admiten evidencias nuevas o desconocidas en el momento de la primera vista". Y los testimonios de Sevi y los pantallazos de Cherr ya existían, por lo que no cumplían esa condición. La otra solución posible era atacar la interpretación de la norma, pero aquí no había duda a ese respecto.

La demoledora resolución de World Rugby, de 31 folios, ha desmontado toda la argumentación de la Federación española. En la misma se pueden leer afirmaciones como "la FER no solicitó a la Comisión de Reglamentos que se pronunciara sobre elegibilidad antes de la selección de Van den Berg", desmontando la versión que ofreció, el día que anunciaron su dimisión en diferido en el CSD el presidente Alfonso Feijoo y José María Epalza, su mano derecha.

placeholder Alfonso Feijoo, presidente de la FER. (EFE/Mikel Ituña)
Alfonso Feijoo, presidente de la FER. (EFE/Mikel Ituña)

World Rugby también advierte de que la Comisión de Elegibilidad de la FER "depositó una confianza absoluta en la copia de los sellos del pasaporte" y demostró una ceguera deliberada a la hora de consultar otra fuente, incluida la del jugador. La Comisión de Elegibilidad de la FER no entrevistó al jugador "bajo escrutinio", cubriendo "asuntos tan vitales como si se cumplió con el requisito de residencia". Todo lo que confirma el error de los directivos de Ferraz.

Y lo que es más grave, confirma que en los últimos cuatro años la Federación Española ha cometido tres irregularidades, no dos. World Rugby señala en su veredicto que "los tres incidentes equivalen a múltiples infracciones que el comité tomó en cuenta". En primer lugar, España fue sancionada por incumplimiento de la Regulación 8 en la clasificación para el Mundial 2019, con los casos de Bellie y Fuster, lo que nos costó la descalificación. En el segundo, que desde Ferraz se ha querido esconder siempre, "la FER recibió una advertencia formal del Comité de Reglamentos por el caso Bell al seleccionar a un jugador cuando su elegibilidad estaba en duda". Y finalmente, "en tercer lugar, el Comité encontró que la FER está nuevamente incumpliendo la Regulación 8 con el asunto de Van den Berg". Lo que convierte la negligencia en "continuada", como advierte una sentencia que entierra todas las justificaciones de Feijoo, Epalza y compañía.

¿Y ahora qué? Es el momento de que entre en escena al Consejo Superior de Deportes, cuyo presidente, José Manuel Franco, ya advirtió el pasado 12 de mayo que "hay que actuar ya para construir el futuro del rugby español. Cada uno debe asumir sus responsabilidades". Ese mismo día, en Valladolid, confirmaba lo que era un secreto a voces: "La invitación a dimitir que se ha realizado al presidente de la Federación de Rugby se ha hecho por el bien del rugby nacional. Aunque él no fuera responsable directo de lo sucedido, sí tiene responsabilidad 'in vigilando' y, por tanto, eso le obliga a presentar su dimisión". Ahora el CSD, que llegó a contactar con World Rugby para tratar de salvar la situación, debe abrir un proceso de depuración de responsabilidades en Ferraz, que acabará en el TAD, y una vez iniciado con Feijoo y junta directiva aún vigentes, el presidente 'dimitirá' o mejor dicho, le dimitirán.

placeholder Van den Berg, en la ficha del Alcobendas.
Van den Berg, en la ficha del Alcobendas.

Entonces, se hará cargo de la Federación una gestora que dirigirá el vicepresidente Iñaki Vergara, tipo ambicioso que lleva semanas moviendo hilos para testear si se puede convertir en el próximo presidente de la FER. El problema es que la respuesta que se ha encontrado es, como no podía ser de otra forma, poco receptiva. La asamblea, donde hay como en todo el deporte español -mucho voto cautivo y más de un estómago agradecido-, ya estaba dividida en las últimas elecciones. Y la figura de Juan Carlos Martín 'Hansen' vuelve a aparecer en el horizonte como alternativa. Si Vergara se enroca en la gestora y trata de alargarla hasta el final del mandato (2024) para ganar tiempo y votos para su causa, la moción de censura sería una realidad. Con la salida de Feijoo, Epalza y el sempiterno More, quedan en Ferraz Vergara y Sempere. Este último, con nómina federativa, es miembro del Comité de Elegibilidad de la FER y, por tanto, culpable directo de lo ocurrido. Lo que podría ser argumento para forzar su salida. Casualmente, su nombre ya no aparecía en la apelación del caso Van den Berg. Siempre se manejó bien en la sombra.

Y, por último, y quizás lo más importante, están los jugadores. Los internacionales ofrecieron una rueda de prensa en su día que los dejó en mal lugar. No pudieron hacer público su enfado ni cargar contra los directivos al estar abierto el proceso de apelación, única vía para salvar la clasificación. Eso les ha mantenido mudos estos meses. Ahora iniciarán movimientos que podrían traducirse en demandas contra la Federación, en las que se baraja exigir el lucro cesante, por lo que perderán por no participar en el Mundial o por contratos que han perdido con clubes en los que jugaban al comprometerse con la Selección en partidos de la clasificación. APOME, el sindicato de jugadores de rugby, está asesorando a los internacionales y en los próximos días conoceremos las medidas que tomará el grupo de internacionales.

Mientras, se ha producido una estampida de patrocinadores en el rugby y Alcobendas ya tiene una directiva nueva que debe construir un proyecto para regresar a División de Honor tras ser castigado con el descenso. Como colofón, este sábado habrá asamblea del rugby español y allí estarán sentados dirigiéndola los actuales dirigentes. Antes de irse, votarán el calendario de la próxima temporada y las cuentas de la pasada campaña. Esa en la que sus errores volvieron a dejar a los Leones fuera de un Mundial.

Se acabó el culebrón. España no estará en el Mundial de Francia. De hecho, no ha tenido ni una opción de estar desde que World Rugby admitió la denuncia de Rumanía de la alineación indebida de Gavin Van den Berg. A pesar de que ciertas informaciones invitaban al optimismo, España dejó de tener posibilidades de clasificarse desde que compareció por primera vez ante el comité independiente para defender su inocencia en el caso.

Consejo Superior de Deportes (CSD)
El redactor recomienda