manu serrano se retira con 23 títulos ganados

"Éramos de los más 'cabroncetes'" y otras historias del rugbier más longevo de España

Se retira el hombre más laureado del rugby español tras más de tres décadas siendo testigo desde la primera línea de la evolución de este deporte en España.

Foto: Imagen de un lance de partido. (P. Urrutxua)
Imagen de un lance de partido. (P. Urrutxua)

“El rugby evoluciona y se profesionaliza cada minuto que pasa en nuestro país. Desde la final de Copa del Rey de 2016 en Zorrilla, mucha gente nueva, que no conocía el rugby, se acerca al Pepe Rojo”, explica Manu Serrano a El Confidencial. Sus amigos de vestuario como jugador de rugby ocupan actualmente puestos en la directiva o son entrenadores, pero este internacional con España, a base de constancia y sacrificio, se acaba de despedir de los campos disputando la final de Liga Heineken ante su histórico rival esta temporada. Nunca nadie jugó tanto en España.

Uno de los jugadores más importantes de las últimas décadas del oval nacional cuelga las botas. Manu Serrano ha vivido el crecimiento de nuestro rugby durante los 31 años de su carrera. Y también partido a partido: más de un millar de encuentros disputados entre todos los equipos por los que ha pasado, en especial, el Silverstorm Salvador.

El jugador con más títulos del rugby español se retira pero se lleva el balón de recuerdo. Serrano, a partir de la próxima temporada, emprenderá un nuevo sueño en el staff técnico del ‘Chami’ dirigido por su amigo, Juan Carlos Pérez. Con 23 títulos (de 26 que tiene su club) en su mochila, Manu sale por la puerta grande del rugby, y como los grandes toreros deja ese poso para que las generaciones venideras cojan el ejemplo de un tipo que entregó su alma al oval con tan solo 13 años en un campeonato de España en Gijón.

De ‘chico de los recados’ a los Leones

No fue fácil el paso al primer equipo para Manu Serrano. Como el mismo recuerda, en sus primeros años se recorrió España recogiendo arena para que los pateadores de su equipo tuvieran un soporte para tirar a los palos. A base de trabajo, no solo se convirtió en un pilar fundamental en su equipo sino que llegó a defender hasta en 36 ocasiones la camiseta del ‘XV del León’.

Enotography
Enotography

“Nunca olvidaré mi debut con España. Fue el 14/2/2004 en Krasnodar ante Rusia a -24º con Ged Glynn como entrenador. Después del partido los siete debutantes acabamos como Dios nos trajo al mundo, a la fresca en plena calle, a modo de bautizo”. Otro gran recuerdo viene de “la Copa del Rey conseguida en 1999. En el tercer tiempo fuimos haciendo 'abiertas' con Manu desde nuestra sede hasta la Plaza Mayor de Valladolid. La gente alucinaba”, recuerda Santiago Toca, actual presidente del Silvertorm El Salvador.

En las más de tres décadas ligadas al rugby como jugador, Serrano ha vivido muchos más momentos de gloria que de decepción, aunque también los ha habido, como la rotura de bíceps que sufrió en 2008, la de gemelo tan solo unos días antes de la final de Copa en Zorrilla en 2016 o las dificultades (al borde de la desaparición) por las que pasó el club a principios de esta década.

"La Reina Madre de Valladolid"

De aquel adolescente que combinaba el balonmano en el patio del colegio con el rugby en el Pepe Rojo hasta hoy, la evolución de Manu Serrano y la del deporte oval ha ido ligada. Él y Diego Zarzosa se ganaron el mote de ‘Zipi y Zape’ y según recuerda el exbarbarían crearon juntos himnos del club que hoy todavía se cantan: “Manu y yo éramos de los más ‘cabroncetes’. Cantábamos y dábamos el cante en el autobús, con las victorias… e hicimos himnos como el ‘Ey Pijo’ que quedaron para la historia. Hubo un momento que la primera línea de los Leones estaba conformada por jugadores del chami: Manu, César Caballero y yo”.

Realizando una recepción. (P. Urrutxua)
Realizando una recepción. (P. Urrutxua)

Aunque el rugby ha sido su vida, durante los últimos ocho años ha compaginado su faceta de rugbier con su trabajo de visitador médico. “Estos años, la gente me paraba por la calle para preguntarme si seguía jugando a mi edad. Ahora esa misma gente me pide que quede un año más”, añade Serrano.

Entre risas, este ‘chamizo’ hasta la médula explica su día a día como visitador médico: “Mi jefe me dice que soy como la ‘Reina Madre’ en Pucela. Cuando voy por la calle con él me para todo el mundo. El rugby, aquí, es algo especial que llega a todos los hogares”. En septiembre, el pilier comenzará un nuevo reto como entrenador de delantera del 'Chami'.

El actual entrenador del Silvertorm Salvador le tiró el guante y este lo recogió. Juan Carlos Pérez recuerda cómo Manu ha cogido el testigo del amor y la pasión a este club que le dejó su padre en herencia: “Al terminar cada partido, Manolo nos estaba esperando siempre en la puerta del vestuario para darnos ánimo y apoyarnos. Ahora seguirá apoyando a Manu y al equipo en este nueva aventura desde el cielo y mirando con orgullo a su hijo”. Manu Serrano está convencido que para él ha llegado una nueva etapa, pero reconoce que en caso de situación extrema, y si el club le vuelve a necesitar, se volvería a calzar las botas para ayudar a su equipo, porque está convencido que va a seguir estando en forma.

"Los valores del rugby hay que inculcarlos, no vale mostrarlos solo de boquilla", concluye Manu Serrano.

Rugby
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios