El jugador cumple un sueño

El superfichaje en la mejor liga del mundo de rugby es español (y saltó la valla)

Titi Feuteu firmará dos temporadas por Stade Français mientras este sábado se juega la final de Liga entre VRAC y El Salvador. El pasado mes de abril debutó con la selección Española

Foto: Titi Feuteu, en las instalaciones de su nuevo equipo en Francia.
Titi Feuteu, en las instalaciones de su nuevo equipo en Francia.

La historia de Thierry Feuteu es digna de una película. Especialmente en los últimos meses. "La verdad es que a veces me da miedo por lo rápido que va todo. No hago más que recibir buenas noticias y me da vértigo", confiesa este primera línea camerunés que recibió la nacionalidad española hace unos meses y ya ha debutado con los Leones en el Seis Naciones B.

Después de ese debut llegó la consecución del título de Copa con Alcobendas, "un momento especial" porque han sido su familia desde que llegó a España. "Mi familia dentro y sobre todo fuera del campo", apunta. Titi contó en noviembre pasado en El Confidencial su odisea para llegar a España: "Pisé suelo español por primera vez el 28 de mayo de 2014 después de saltar la valla. Fue a la cuarta intentona y desde Melilla me fui Málaga. Después cogí un autobús y terminé llegando a Miraflores de la Sierra, un pueblo en el norte de Madrid de cinco mil habitantes donde fui acogido por la ONG 'Movimiento por la paz'. Sabía que en Madrid se jugaba al rugby por los colegios y las universidades, y traté de buscar un equipo. Era mi sueño".

En su camino se cruzó Tiki Inchausti, entrenador de Alcobendas, al que debe mucho de lo que me está pasando, dice Titi, y terminó haciéndose un hueco en el primer equipo del club. Hace unos meses debutó con España ante Alemania y semanas después se proclamó campeón de Copa con Alcobendas en una igualada final ante el Barça. Horas después embarcaba rumbo a Francia para pasar una prueba con Stade Français, uno de los grandes clubes de rugby de Francia y de Europa. "Otro sueño que podía tocar", señala.

Feuteu, en uno de sus primeros entrenamientos con la selección Española. (Domingo Torres)
Feuteu, en uno de sus primeros entrenamientos con la selección Española. (Domingo Torres)


Titi legó el lunes 29 a París y el martes 30 fue recibido por el mánager del equipo, que posteriormente le presentó al 'staff', con el sudafricano Heyneke Meyer a la cabeza y antiguas estrellas del rugby como el irlandés Paul O'Connell o el entrenador de delanteros Pieter de Villiers. "Me invitaron a una sala donde estuvimos hablando un rato sobre mi visión del deporte, mi idea del rugby o mis aspiraciones en una liga profesional como la francesa. Fueron muy amables y me sentí muy cómodo, para nada intimidado. Después de aquello me vestí de corto y comenzaron las pruebas".

Por la mañana testearon las condiciones físicas de Titi, un portento de la naturaleza que jugaba de tercera línea y lleva un año actuando como primera línea por la insistencia de Tiki Inchausti, su entrenador en Alcobendas. Los técnicos sometieron a Titi, con sus imponentes 102 kilogramos y 1,86 de estatura, a diferentes pruebas de esfuerzo, de explosividad y de fuerza durante la mañana. Comprobaron su velocidad y su dinamismo, una de sus principales características además de su fuerza, y quedaron muy sorprendidos de la potencia del hispano-camerunés en la sala de pesas.

El trato con sus ídolos

"Por la tarde tocó balón. Toma de decisiones en jugadas, pases con ambos manos cortos y largos, placaje y ruckear, juegos de pies dirigidos por un técnico, destrezas, fundamentos técnicos... Ahí es donde más margen de mejora tengo, pero quedé satisfecho de cómo lo hice. Y nos despedimos hasta el día siguiente", recuerda Feuteu. La última parte de la prueba guardaba una sorpresa para el jugador de Alcobendas.

Titi levanta la Copa del Rey con el Alcobendas el pasado mes de abril.
Titi levanta la Copa del Rey con el Alcobendas el pasado mes de abril.

"El miércoles me tocó entrenar con el primer equipo. Trabajo de delanteros, trabajo de melé, que era donde más me observaron porque para eso me querían fichar, juego colectivo con un 15 contra 15 a todo el campo... Fue divertido y los chicos fueron muy hospitalarios conmigo. Todos me decían que me iba a quedar, que habían oído hablar de mí y que era el tipo de jugador que quería el entrenador. Parisse y Ramiro Herrera me dijeron que estuviera tranquilo y disfrutase, y Maestri me felicitó por el trabajo en la melé", cuenta Titi. "Fue emocionante porque estaba entrenando con los jugadores que normalmente veo por televisión y me hicieron sentir muy cómodo. De hecho, uno de los entrenadores me comentó que no me había visto nervioso y que eso le había gustado. Lo cierto es que no lo estuve porque me limité a disfrutar y darlo todo, como me había aconsejado Tiki", confiesa con una sonrisa enorme en su rostro.

Finalizada la prueba, recuerda especialmente una de las cosas que le preguntó el 'staff' de Stade Français, club con 136 años de historia y 14 títulos de Liga. "'¿Tú entrenador es español o argentino?', me preguntaron. Les dije que español e insistieron. ¿Pero español argentino o español español? Español español. 'Se llama Tiki Inchausti y ha sido seleccionador de 'seven', les dije. Estaban muy sorprendidos por el buen trabajo y me dijeron que cuando llegase a España diese un abrazo y felicitase a Tiki y al técnico de melé (Roberto Pintado) porque en un año me habían convertido en un buen primera línea", cuenta orgulloso. El lunes partirá a Francia para pasar revisión médica, hacerse los análisis pertinentes y firmar un contrato por dos años con el Stade Français del Top 14. Será jugador profesional de la Liga que más dinero invierte del rugby mundial y su sueldo probablemente podría pagar el de la mitad de la delantera de Alcobendas.

Final de la Liga Heineken

Antes de subirse al avión le dará tiempo a despedirse de algunos amigos y echará un ojo a la final de la Liga que VRAC Quesos Entrepinares y SilverStorm El Salvador librarán el sábado a las 18:00 en el Pepe Rojo. "Nos hubiera gustado jugarla, pero VRAC fue muy superior a nosotros en la semifinal", apunta el pilier. Una final muy especial para los dos equipos de Valladolid porque ambos pugnarán por hacerse con su noveno título, con lo que igualarán en el palmarés histórico de la liga al Arquitectura madrileño. Será la octava final consecutiva con presencia de equipos vallisoletanos y la cuarta en cinco años que es derbi entre chamizos y queseros. No estará Titi, pero es un partido que, sin duda, merecerá la pena ver.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios