Los madrileños son un conjunto histórico

El éxito del modelo del Alcobendas rugby: de equipo pijo a ser un 'problema' para el resto

Los madrileños, que son favoritos, se han sacudido la etiqueta de ser el equipo de la exclusiva urbanización de La Moraleja. La final este sábado a las 16:00 en el Central

Foto: El Sanitas Alcobendas, en pleno partido
El Sanitas Alcobendas, en pleno partido

Sanitas Alcobendas concurre a la final de la Copa del Rey que se jugará el sábado en el Central ante el FC Barcelona. Los azulgrana llegan con piel de cordero, asumiendo el rol de favoritos de los madrileños, porque como dijo su directivo Santiago Torres en la presentación van a disfrutar de "una temporada que ha sido un gran éxito al llegar a la final con un equipo de chavales muy comprometidos".

Los azulgrana pasan por ser el primer campeón de la historia del campeonato de España de rugby, actual Copa del Rey, al ganar la edición de la temporada 1925-26. El Barça se impuso en la final (19-0) al CD Academia de Infantería de Toledo y es actualmente el club más laureado de la competición con 16 títulos, seguido de la Unió Esportiva Santboiana con 12.

Pero en esta ocasión se encuentra a un club muy relevante que ha vivido un camino tortuoso hasta llegar a esta final. En la raíz de este Alcobendas Rugby se mezclan varios equipos. El más antiguo es el Teca Rugby Club, conjunto fundado en Madrid en 1972 tras la unión de la Escuela de Ingenieros de Telecomunicaciones y la de Ingenieros de Caminos. El Teca (acrónimo de los fundadores, Telecomunicaciones y Caminos) fue campeón de España de la Copa FER, en 1980 y 1983. Además, en las temporadas 1978-79 y 1980-81 participó en por entonces primera división. Pero no fue hasta 1981 cuando el Teca RC se trasladó su sede a Alcobendas. Por otra parte, desde 1979 existía el Club España Urogallo, más conocido como CEU, fundado a partir del equipo universitario de la Fundación CEU (del que heredó las siglas). En mayo de 1990 Teca y CEU se fusionaron, dando origen al Alcobendas Rugby Club.

El Alcobendas y el Barça, durante un partido de rugby disputado esta temporada
El Alcobendas y el Barça, durante un partido de rugby disputado esta temporada

En 1990 se fundó en La Moraleja otro equipo de rugby, el Club Deportivo Acantos, renombrado en 1993 como Club de Rugby La Moraleja-El Soto. A finales de los 90 ambos clubes de Alcobendas coincidieron en la categoría de plata, rivalizando por ascender a División de Honor. Finalmente Alcobendas RC y CR La Moraleja fusionarse dando origen al Moraleja Alcobendas Rugby Unión, popularmente conocido por sus siglas, MARU.

El MARU se convirtió en el primer proyecto de equipo profesional gracias al respaldo de la familia Martínez Bravo. El MARU fue campeón de Liga en la temporada 2000-01 con Santiago Santos en el banquillo y una primer plantilla descomunal formada por jugadores como los hermanos Oriol, Daniel y Roger Ripol, el segunda internacional Steve Tuineau, Simon Brooke (hermano de los All Blacks Zinzan y Robin Brooke), el medio melé Dan Wong, el apertura Joe Maglison, el flanker francés François Dulac o españoles como Yannick Pichardie y Pablo Gutiérrez o Víctor Aranda. Después llegarían estrellas como Martin Kafka, Benjamin Sa o los hermanos Souto. Al año siguiente comienzan los problemas económicos , pero pese a ello el MARU conquista el subcampeonato de Liga y el de Copa. En el verano de 2003, ante la difícil situación económica el MARU desaparece y un grupo de aficionados fundan el actual Club Alcobendas Rugby, al que el MARU cede sus derechos.

La personalidad del Alcobendas

De aquel MARU solo quedan dos integrantes en el grupo del primer equipo del actual Alcobendas. Uno es el entrenador Tiki Inchausti, el otro es Gonzalo Bermejo, jugador del primer y segundo equipo que debutó con 17 años y hoy ha llegado a la treintena. "Fueron años muy divertidos que nos inspiraron a muchos niños a jugar al rugby. Aquellos jugadores y sus victorias provocaron que muchos decidiésemos jugar al rugby en lugar del al fútbol", recuerdo Bermejo.

El equipo cargaba con el lastre de ser considerado un equipo pijo por la rama de La Moraleja, una etiqueta que han trabajado para quitarse de encima. "En el fondo, en el club había y hay mucha gente de Alcobendas que ha luchado y lucha mucho por dar una personalidad a este club y hacerle campeón", advierte Gonzalo. El club pasa de ser un equipo profesional localizada en una zona exclusiva, a convertirse en un equipo trabajador que va y viene de la División de Honor B a la máxima categoría con cierta inestabilidad.

El Desaparecido MARU, disputando un partido
El Desaparecido MARU, disputando un partido

"Después de varias intentonas", recuerda Bermejo, "aparece Tiki y el equipo sube con gente como Glenn, Perico, Adam Newton o Íñigo Ribot. Y luego el primer se mete en el playoff por el título. El club ha crecido mucho con más jugadores argentinos que polinesios. Me acuerdo de Pereyra, Coco Fiori, Ati... Y empieza a crecer apostando por los jugadores españoles. Aquí han jugado Fontes, Perico, Arturo Íñigez, Jacobo Martín... Nos caracterizábamos por ser un equipo con mucho rugby atrás y un grupo muy cohesionado. Se creó una filosofía de juego muy ofensiva atrás y se fue creciendo con los años delante para competir con los más grandes". Pasaron de ser el equipo pijo de La Moraleja a ser un rival trabajador con mucho español talentosa como el Alcobendas Rugby. Este sábado buscarán certificar su jerarquía en la final del Central ante un rival del que "no nos fiamos un pelo", apunta Bermejo.

Una final de altura, dos contendientes de primer nivel y un Alcobendas que busca su primer título para sacudirse la alargada sombra de La Moraleja y el MARU. Un club que aspira a mudar de equipo pijo en equipo competitivo y levantar el primer título de su historia. Solo el Barça puede evitarlo, ese Barça con piel de cordero.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios