madre de una 'leona' y de otro rugbier

La nueva vida de Blanca Fernández Ochoa lejos de una pista de esquí y de la nieve

La que fuera esquiadora olímpica y abanderada española disfruta de su nueva pasión, el deporte oval. Su hija es internacional con España y aspira a ser olímpica en Tokio 2020

Foto: Blanca Fernández Ochoa, cogida en brazos por su hija Olivia tras el oro en el pasado Seis Naciones B
Blanca Fernández Ochoa, cogida en brazos por su hija Olivia tras el oro en el pasado Seis Naciones B

Una vida unida al deporte y a una disciplina deportiva: el esquí. Así es la evolución que comparten Blanca Fernández Ochoa y María José Rienda, dos de las mejores deportistas que ha dado nuestro país y, esta última, actual presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD). Para Blanca, bronce olímpico en Albertville 92, otro deporte ha entrado en su rutina diaria: el rugby. “En mi vida había tenido contacto con esta actividad, tenía un total desconocimiento hasta que mis hijos empezaron a practicarlo”, explica a El Confidencial quien ahora es madre de una Leona.

Blanca fue madre de dos hijos: Olivia y David Fresneda. Con siete años los dos estaban jugando al rugby en el equipo de Industriales Las Rozas. Blanca insistió en que hicieran un deporte y sus hijos se decantaron por el oval tras probar el baloncesto, el voley y, por supuesto, el esquí. “Mi madre ve ahora más rugby que nada. Se levanta de madrugada para seguir los torneos mundiales de Seven”, reconoce Olivia, internacional con la Selección española del XV y Seven con tan solo veinte años, para El Confidencial. “En el rugby cada persona es fundamental. Más que un deporte, es una filosofía de vida” afirma la propia Blanca.

Las selecciones de rugby femenino, tanto la de XV como la de Seven, siguen haciendo historia en el deporte español. Olivia, pese a su juventud, es uno de los grandes valores de ambas y, como su madre, busca ser la nueva referencia, uno de los nuevos estandartes femeninos. Blanca Fernández y María José Rienda son habituales en presentaciones de las ‘Leonas’ en el CSD, organismo que les apoya para que consigan saltar nuevas barreras. El caso de Oliva es similar al de otras muchas compañeras del combinado nacional, pues desde pequeña ha entrenado en equipos masculinos, en este caso con Industriales Las Rozas. La joven reconoce que esto le ha hecho crecer a marchas forzadas y aprender muy rápido: “Tan solo éramos 3 o 4 chicas en el equipo. Jugué con hombres hasta hace apenas tres años”, cuenta.

La frase que tiene en su habitación

Madre e hija comparten el mismo sueño. España compite por estar en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y la jugadora actual del Complutense Cisneros apura sus posibilidades de estar en la cita. “Estoy convencida que si conseguimos clasificarnos para Japón, mi madre va a estar allí la primera”, apunta Olivia. “La niña disfruta jugando al rugby y encima lo hace bien”, sostiene Blanca, que cree que a su hija le queda un gran futuro por delante: “Ella es muy exigente consigo misma. Está estudiando medicina y en su propia habitación tiene frases que definen su espíritu de sacrificio”. Una de ellas es la siguiente: 'El trabajo duro le gana al talento cuando el talento no trabaja duro'.

Blanca fue abandera del equipo español hasta en dos ocasiones en JJOO (1984 y 1992), pero hoy en día porta con orgullo la bandera de las ‘Leonas’ en cada partido y cada presentación. “He hecho de chófer de Olivia semana tras semana para jugar al rugby. En cada partido, en cada tercer tiempo, había un ambiente genial y sano para todos”, define la esquiadora. De entre todas las anécdotas, ambas destacan a este periódico un torneo disputado en el Central de la Complutense, donde siendo Olivia infantil, y con un frío “de narices”, los padres de las jugadoras lavaron a manguerazo limpio a sus propias hijas para quitarles el barro que había impregnado sus ropas. “Aquel día fue maravilloso”, expresan entre risas.

En la actualidad, ese mismo escenario es testigo de una de las grandes realidades del rugby español: Olivia Fresneda, hija de Blanca Fernández Ochoa, apunta muy alto y, como ya hiciera su madre, puede llegar a escribir grandes páginas en el deporte femenino español.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios