Rugby: El harakiri del rugby español: la última víctima del presidente en la sombra
un cese que esconde muchas cosas

El harakiri del rugby español: la última víctima del presidente en la sombra

El mensaje de despedida del jefe de comunicación de la Federación Española de Rugby esconde una oscura realidad. Miguel Danés había comenzado a resultar molesto

Foto: Imagen de un partido entre España y Uruguay. (EFE)
Imagen de un partido entre España y Uruguay. (EFE)

El pasado jueves las redes sociales de la Federación Española de Rugby (FER) registraron un aumento inusitado de tráfico. La causa, el mensaje de despedida de su jefe de comunicación, Miguel Danés, quien etiquetaba a @ferugby en su mensaje de despedida. Horas antes el presidente, Alfonso Feijoo, se había reunido con él para informarle de que no renovaba su contrato porque la Federación ha decidido buscar un 'dircom' y cambiar su estrategia de comunicación. Una mentira piadosa porque el cargo de Danés ha sido ofrecido a otras personas sin experiencia contrastada en ese cargo en ninguna empresa o institución de renombre. Pero el espíritu emprendedor de Danés había comenzado a resultar molesto en Ferraz.

El problema se llama José Manuel Moreno. El que fuera secretario general de la Federación durante décadas, fue jubilado por el anterior presidente, Javier González Cancho. Sin embargo, cuando Feijoo se hizo cargo de la Federación, recuperó a 'More', como todo el mundo le conoce en el rugby español, en el rol de asesor del presidente. Cargo eventual que duró poco, ya que posteriormente se asentó en el cargo de director de comunicación, chocando frontalmente con un Danés que ha modernizado todas las estructuras de comunicación de la Federación, incorporándola a las redes sociales y dotando a la web de contenidos audiovisuales diferenciales. Una iniciativa que molestaba a Moreno, quien se encargaba sistemáticamente de tumbar las propuestas de Danés.

Aunque Alfonso Feijoo es el presidente proclamado de la Federación, los hombres que manejan Ferraz y el rugby nacional son Moreno y Rafa Sempere, el que fuera tesorero y ahora firma como secretario hasta que tome posesión quien ya ha sido designado para el cargo, Eliseo Patrón-Costas. Feijoo vive en San Sebastián y son Moreno y Sempere los que diariamente despachan en Madrid los asuntos que atañen al rugby español, actuando como presidentes en funciones de la Federación la mayoría de los días. Feijoo, sobre quien tiene mucha ascendencia el que muchos consideran ideólogo de la FER, José María Epalza, vuelca sus esfuerzos en rebajar la deuda heredada de la etapa de Cancho, que ascendía casi a dos millones de euros.

Aislamiento

La realidad es que entre More, Sempere (del que un secretario de Estado para el Deporte comentó "tiene el contrato más blindado de todo el deporte español"), Epalza y el recientemente incorporado Juanjo García Luna, forman el núcleo duro de Feijoo. Un círculo cerrado que reacciona contra quienes intentan cambiar este 'status quo' que les permite llevar décadas gobernando un rugby español, anclado en los años 90.

La marcha de Miguel Danés se viene a sumar a una más que significativa lista de bajas producidas durante los últimos meses. Salidas de varios profesionales contrastados en sus ámbitos que han sido apartados de Ferraz para no perturbar al lobby dirigente. El primero fue Peter Boland, jugador inglés relacionado con Alcobendas y profesional de la publicidad y el márketing con una dilatada experiencia a nivel continental en la dirección de agencias y equipos. Se le invitó a colaborar como asesor para atraer patrocinadores, pero se dio la orden de mantenerle al margen de las gestiones que se hacían dentro de la FER con otras empresas, por lo que el inglés terminó retirándose discretamente ante el aislamiento al que fue sometido.

El caso más llamativo fue el del actual mánager de la selección de VII, Keith Chapman. Exitoso empresario inglés afincado en España con negocios en ambos países y amigo personal desde hace años del presidente, fue relegado de su cargo de vicepresidente deportivo tras conceder una entrevista al único medio escrito especializado de rugby de España (medio que está vetado en la Federación) y al que advertía, en genérico, que "el rugby español está anclado en el pasado". Feijoo lo tomó como una crítica a la Federación y le 'invitó' a dimitir a Chapman. El problema lo tuvo cuando Pablo, hijo del presidente y seleccionador de VII, se negó a relegarlo del cargo de mánager de su selección, ya que Chapman es el único dirigente del rugby español con contactos en las altas esferas de World Rugby y con las selecciones del circuito de las Series Mundiales. Feijoo padre miró hacia otro lado y dejó que siguiera como mánager, porque entre otras cosas Chapman ha llegado a poner dinero de su bolsillo para costearse los viajes.

En la imagen, a la derecha, el presidente de la Federación de Rugby, Alfonso Feijoo (EFE)
En la imagen, a la derecha, el presidente de la Federación de Rugby, Alfonso Feijoo (EFE)

La cuarta víctima del lobby de Ferraz

Y otro caso revelador es el de María Morán, histórica jugadora del rugby vallisoletano que fue reclutada para poner cara al rugby femenino en la Federación y que hace unos meses se volvió a Pucela cansada de la desatención de los dirigentes federativos hacia las chicas y hacia su trabajo. Danés es, por tanto, la cuarta 'víctima' que sale de Ferraz en el plazo de unos meses empujado por el núcleo duro de Alfonso Feijoo, quien muchas veces es preso de las decisiones de su cúpula directiva.

El presidente ha hecho una buena labor financiera, reduciendo la deuda dejada por Cancho. Sin embargo, en muchos casos se ha hecho a costa de sacrificar el dinero destinado a programas deportivos de promoción, cantera o clausurando concentraciones de jugadores y selecciones inferiores para destinar ese dinero a limar el déficit. Iberdrola, cuya entrada ha rescatado al rugby femenino del limbo, lo sabe bien. La negociación de la empresa energética con la Federación para garantizar la llegada del dinero a los clubes y jugadoras ha sido leonina. Aún hay clubes que no han cobrado y se les pide una lista interminable de facturas para abonarles ese dinero.

Feijoo advertía en su mensaje navideño que el rugby español está de moda y sigue creciendo, mientras las redes sociales hacían caso al discurso del presidente. Estaban repletas de mensajes de jugadores internacionales, clubes, periodistas e inclusos técnicos de la misma Federación agradeciendo a Danés su trabajo en estos años. La FER pierde a un trabajador incansable, que tendrá mejor destino, pero mantiene a Sempere, More y compañía. Nada cambia en Ferraz, donde desde hace 30 años siempre se escucha lo mismo: "Lo que diga More".

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios