racing 92 ganó la final del top 14 en el camp nou

La noche en la que Barcelona cambió el cava por el 'champagne' del rugby francés

La final de la liga francesa reunió a 99.124 espectadores en el Camp Nou. Es la mayor asistencia de la historia a un partido de clubes de rugby. Racing 92 levantó el título

Foto: El Racing 92 ganó el título de liga 26 años después (Foto: Top 14)
El Racing 92 ganó el título de liga 26 años después (Foto: Top 14)

El fin de semana comenzó en Barcelona de una manera diferente. Esta vez no jugaban ni el Barça ni el Espanyol, no había habido ninguna ‘salida de tono’ de Piqué en las redes sociales y las aguas aparentaban estaban calmadas. Hasta que llegaron unos vecinos con un balón algo ‘apepinado’ dispuestos a cambiar la historia de la ciudad a través de una final inolvidable.

Se esperaba que cerca de 200.000 franceses aparecieran por Barcelona (con lo que eso conlleva para los hosteleros de la capital catalana) para ver la final de la liga francesa de rugby, un deporte que en el país vecino es referente y tiene gran repercusión en los medios, como demuestra la portada de 'L'Equipe', titulada en catalán para la ocasión.

Portada de 'L'Equipe'.
Portada de 'L'Equipe'.

A las 20.45 horas del 24 de junio no cabía un alfiler en el estadio con más capacidad de España, el Camp Nou. Un total de 99.124 espectadores abarrotaban las gradas de este templo catalán que por primera vez había cambiando el balón esférico por el ovalado. La final no defraudó, y como en las grandes ocasiones se vio un partido apasionante en el que esta vez sí ganó el que fue mejor. El Racing 92 fue el justo vencedor de una gran fiesta del rugby francés y mundial con mucho sabor español y catalán. 

El campeón parisino comenzó por detrás en el marcador, y tras la expulsión de Maxime Macheneaud se le puso el partido muy cuesta arriba. Apenas se habían cumplido 15 minutos y se preveía una final cómoda para los de Toulon. Pero como pudimos comprobar hace una semana con la selección española de Seven, el rugby y la épica van de la mano, y esta vez fueron los de Paris los que se aliaron con ella para conquistar un título que hacía 26 años que se les resistía. 

Con una defensa numantina y las patadas de sus dos ‘kickers’ consiguieron llegar al descanso con tan solo dos puntos de desventaja. En la segunda parte, los pateadores siguieron haciendo su trabajo, con un excelso Johan Gossen: el sudafricano metió un golpe de castigo más allá de la línea de medio campo. Tras la expulsión temporal de Xavier Chiocci llegó el magistral ensayo del 'All Black' Joe Rokocoko (muchos le habían perdido la pista) que abrió una brecha irremontable para los de Toulon, que vieron cómo se les escapaba una final en la que habían jugado gran parte de ella con un jugador más.

Panorámica del Camp Nou durante la final (Foto: Top 14)
Panorámica del Camp Nou durante la final (Foto: Top 14)

Pero la final no fue solo un partido de rugby, fue la fiesta de un deporte que cada vez aglutina más seguidores en el mundo y en nuestro país, donde la expectación va en aumento. Por eso el fin de fiesta tenía que estar a la altura, y no defraudó. Los campeones de Francia celebraron el título en el centro del campo junto al DJ Bob Sinclair. Se despidieron con una gran traca final de fuegos artificiales sobre el cielo de la noche barcelonesa que anunciaba que el rugby había llegado para quedarse y hacer historia en la Ciudad Condal.

Por último, aunque no menos importante, conviene destacar (aunque sea la tónica habitual en este deporte) el comportamiento ejemplar tanto de aficionados como de los propios jugadores en el campo, que pusieron el broche de oro a este día histórico para el rugby en Barcelona. 

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios