El hemisferio sur conquista Inglaterra
  1. Deportes
  2. Rugby
el rugby europeo acaba humillado

El hemisferio sur conquista Inglaterra

Los cuatro favoritos del hemisferio sur se clasifican para semifinales dejando el Mundial de Inglaterra sin ni un solo representante del norte, que ha quedado totalmente humillado

placeholder Foto: Nueva Zelanda aplastó literalmente a Francia (Cordon Press).
Nueva Zelanda aplastó literalmente a Francia (Cordon Press).

Se cumplió el pronóstico que mucha gente barajaba tras ver la fase de grupos del Mundial. Las cuatro potencias del sur (Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica y Argentina) serán a partir de ahora las protagonistas en la Copa del Mundo de Rugby, tras cargarse a las cuatro naciones que quedaban vivas del hemisferio norte (Gales, Irlanda, Escocia y Francia).

Los cuartos de final abrían el telón con uno de los partidos más emocionantes disputados hasta ahora y se cerraba de igual manera. El Sudáfrica-Gales fue un partido vibrante. El XV del Dragón acudía de nuevo a su cita con la épica y casi se vuelve a llevar a la chica si no llega a ser por una jugada magistral, a 5 minutos del final, del tercera centro sudafricano, Duane Vermulen, que remató su medio melé y capitán, Fourie Dur Preez.

El equipo galés ha sido de lejos el mejor equipo del hemisferio norte en este Mundial. Un rol poco previsible una semana antes de empezar el torneo cuando dos de sus mejores jugadores se lesionaron. Durante el torneo (sobre todo contra Inglaterra) tuvieron más bajas, que realmente han sabido suplir a base de orgullo y un rugby muy aguerrido en todos sus enfrentamientos. Cogieron protagonismo jugadores que en principio partían a la sombra de los grandes nombres de los dragones, como por el ejemplo el apertura y pateador (tras la lesión de Halpenny) Dan Biggard, o el medio melé Gareth Davies (sustituto de Chris Webb), uno de los máximos realizadores de ensayos del torneo.

Por su lado los Springbocks, en un Mundial que parecía que no era el suyo, (sobre todo con la derrota ante Japón) están en semifinales cumpliendo con su papel de favorito. Eso sí, se tendrán que emplear a fondo contra unos All Blacks que parecen invencibles. Pero cada partido es un mundo y la selección sudafricana ha demostrado tener un físico (una de las claves de su victoria ante Gales) sobrehumano.

Francia heredó el fracaso inglés ante los All Blacks

Los franceses han sido la gran decepción del torneo junto a la selección anfitriona: Inglaterra. Los dos colosos europeos han hecho un Mundial triste y con muy poco rugby en su juego, y eso en este deporte se paga. Los diarios franceses hablaban de fracaso, de humillación, de desastre casi como sus homónimos ingleses cuando ‘La Rosa’ se quedó fuera de los cuartos. Y es que la paliza que recibieron por parte de los All Blacks fue la mayor que se ha vivido en unos cuartos de final de un Mundial, y esto a los ‘Gallos’ franceses les ha hecho perder unas cuantas plumas en forma de helecho plateado. Cuando ha tenido que jugar con rivales de su altura (Irlanda y Nueva Zelanda) no ha jugado a nada.

Esta paliza histórica termina de degollar la cabeza del seleccionador francés, Philippe Saint-André, que terminará su bagaje en el XV del Gallo con unos números pésimos. Los All blacks siguen a lo suyo y tras la paliza a Francia refuerzan su vitola de favorito aún más si cabe. Tras este partido de cuartos surge la figura de Julian Savea (para muchos el heredero del gran Jonah Lomu) con unos números de récord (8 ensayos hasta ahora y único jugador de la historia en convertir dos ‘hat-trick’ durante un Mundial). Pero lo de los neozelandeses no es cuestión de un jugador, sino de 31. Las figuras de Aaron Smith, para muchos el mejor medio melé de la actualidad, el centro Ma’a Nonu o la pareja de baile de Savea, el pequeño ala Milner Skudder, están siendo fundamentales en el juego ofensivo de los All Blacks.

Argentina ya no es un convidado de piedra

Los Pumas venían muy en serio a este Mundial y lo han demostrado desde el primer partido hasta el último. La suerte les deparó compartir grupo con los actuales campeones del mundo, además, de debutar contra ellos en uno de los partidos más bonitos del Mundial en el que los argentinos dejaron a los All Blacks sin ensayar durante una hora. Al final perdieron por 10 puntos de diferencia en un gran partido.

El resto de partidos los solventaron sin problemas, destacando su número 10, Nicolás Sánchez, como director del juego y pateador de un equipo que sabe realmente a lo que juega. Llegaba el momento importante y los Pumas no fallaron. Con un inicio de partido arrollador pusieron el marcador muy a favor ( 0-17), pero Irlanda es el actual campeón del VI Naciones y demostró que un campeón nunca baja los brazos. Así tras un inicio de segunda parte totalmente del Trébol se pusieron a 3 puntos de diferencia y fue entonces cuando Argentina volvió a pisar el acelerador para despegarse de los irlandeses en el último cuarto de partido y poner el definitivo 20-43 en el marcador.

Los irlandeses lucharon, pero se vieron superados por una selección que tiene las cosas muy claras. Tras tomar el papel de favorita con la eliminación de Inglaterra, el partido de grupo contra los franceses les pasó demasiada factura. Los jugadores llamados a ser los líderes de esta selección, O’Connell, Sexton, O'Mahony y O'Brien, se quedaron fuera del partido más importante y eso la selección irlandesa lo notó. Aunque este Mundial suponga la despedida de jugadores importantes como su capitán Paul O'Connell, los del trébol tiene jugadores jóvenes en los que tendrán que depositar todas sus esperanzas para llegar al próximo Mundial siendo uno de los equipos que destrone al Hemisferio Sur de su trono.

Los Wallabies sufrieron al Cardo

Era ‘a priori’ la eliminatoria más clara de estos cuartos de final. A nadie se le pasaba por la cabeza que los escoceses pudieran batir el potencial demostrado por Australia en el grupo de la muerte, pero la realidad fue muy distinta. Los escoceses no están en las semifinales por un minuto y varias decisiones arbitrales polémicas.

Los del Cardo, que se presentaban como la ‘Cenicienta ‘ de los cuartos de final, dieron mucha guerra a uno de los grandes favoritos del Mundial. Los escoceses venían de clasificarse ganando en un gran partido a Japón y con muchas dudas ante los demás rivales (perdieron claramente contra los sudafricanos y en el último partido contra Samoa consiguieron su clasificación por tan sólo tres puntos). Pero ante los Wallabies tuvieron el billete para semifinales en la mano, gracias a los errores no habituales de los australianos y una gran intensidad de todos sus jugadores durante todo el partido.

Escocia se despide con un sabor agridulce, pero con la sensación de haber sido una de las pocas selecciones del hemisferio norte que ha plantado cara al sur (incluso pudiendo estar en semifinales perfectamente). Los australianos llegaban a este partido con las bajas de dos hombres que están siendo clave en los Wallabies durante este Mundial (David Pocock e Israel Folau), pero esto no significaba ninguna excusa para que los ‘aussies’ vencieran, y sobradamente, a los escoceses. Tras una fase de grupos impecable, Australia mostró todos los defectos que no había mostrado hasta ahora, con fallos defensivos y pérdidas inusuales.

Los de ‘Down under’ pasan a semifinales por los pelos y con la duda de sus fallos ante Escocia en cuartos. No lo tendrán fácil ante unos Pumas cada vez están más crecidos y con un juego más arrollador. La polémica está servida tras la finalización del partido, sobre todo en los minutos finales cuando el TMO (juez de vídeo) mostró un retardado del australiano Drew Mitchell que el árbitro pasó por alto.

De esta manera los cuatro equipos del Rugby Champioship (torneo del hemisferio sur equivalente al VI Naciones y que juegan las cuatro potencias rugbísticas del Sur) disputarán las semifinales de esta Copa del Mundo de Rugby que está siendo tan intensa como apasionante. Australia, Nueva Zelanda, Argentina, y Sudáfrica. Sólo uno de ellos levantará la Webb Ellis, se admiten apuestas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Nueva Zelanda Rugby Australia Jonah Lomu Gales All Blacks Copa del Mundo de Rugby 2015 Irlanda Sudáfrica
El redactor recomienda