Parisse: "España aún debe ganarse el respeto para jugar contra los mejores del rugby"
  1. Deportes
  2. Rugby
el capitán de italia habla con 'el confidencial'

Parisse: "España aún debe ganarse el respeto para jugar contra los mejores del rugby"

A pocos días del inicio del Mundial de Rugby, 'El Confidencial' habla con el capitán de la selección italiana, que ve todavía algo lejos al XV del León para poder aspirar a competir con los grandes

placeholder Foto: Sergio Parisse es placado por dos jugadores ingleses (Reuters).
Sergio Parisse es placado por dos jugadores ingleses (Reuters).

En nuestro país, el rugby es un deporte minoritario. La selección española juega en el Central de la Complutense de Madrid y el público que va paga unos 15 euros por asistir. Hace no demasiado tiempo, el rugby italiano tenía una estructura relativamente similar al español, lejos de los mejores del continente y de los del hemisferio sur. Pero en los 90 se produjo un cambio drástico: surgieron varias estrellas que empezaron a obtener resultados, a ganarle a combinados que jugaban en el V Naciones. Y tan bien lo hicieron, que la incluyeron en ese torneo. Ahora, Italia juega Mundiales normalmente, como el próximo que empieza este viernes, pero aún le queda dar el siguiente paso: pasar a cuartos de final. El Confidencial habla con el capitán del XV azzurro, que da algunas pistas al rugby español para seguir con un crecimiento constante.

Pregunta: ¿Cómo se crea una selección fuerte como Italia en un país donde manda el fútbol?

Respuesta: Siempre hubo una tradición de rugby, sobre todo en el norte y en el centro del país, con equipos como Padova, Treviso, Parma, clubes que en los años 60 eran los grandes. Pero el punto de inflexión se produjo en los años 90, gracias a un grupo muy importante de jugadores que lograron resultados históricos contra equipos que tenían una cultura de rugby mucho más grande que la nuestra y que consiguieron entrar en el VI Naciones, que tiene una visibilidad increíble. Eso hizo crecer el interés y las ganas de los jóvenes para acercarse a nuestro deporte. También lo aprovechó la Federación para hacer más publicidad sobre el rugby y algunos jugadores utilizaron su imagen para darse a conocer.

P: ¿Cómo ha evolucionado tanto la selección italiana?

R: Ha sido una evolución importante durante estos últimos 12 años, sí. Pasamos por momentos muy difíciles, sobre todo al principio, perdíamos partidos en el VI Naciones por cuarenta puntos. Pero luego hemos ganado algunos partidos importantes, contra Escocia, Francia, Irlanda, Gales... Esas victorias te permiten ganarte el respeto de los otros equipos y te hacen crecer. Quizá en estos últimos dos años estuvimos algo bloqueados, no logramos los resultados positivos que se esperaban, ese ha sido nuestro 'handicap'. No puede ser que ganemos a Francia o a Gales y luego perdamos partidos por 20 o 30 puntos. Esa es la diferencia entre los grandes equipos, que mantienen siempre la misma intensidad y regularidad, y nosotros, que somos un combinado medio, que tiene buena reputación, pero que necesita de dos retoques claves para tener resultados más regulares. Pero la evolución desde 2002 ha sido enorme y claro, todo el mundo espera más de este equipo.

Tuvimos momentos difíciles, perdíamos partidos por cuarenta puntos. Pero luego ganamos muchos encuentros importantes

P: ¿Cómo llega Italia al Mundial?

R: Creo que llegamos como todos los equipos, bien preparados físicamente después de varias semanas que llevamos trabajando juntos. Llegaremos con muchísimas ganas, tratando de apoyarnos sobre nuestros puntos fuertes y minimizando los débiles, que son quizás la falta de un pateador que pueda meter varios puntos. Esperamos poder desarrollar nuestro juego, porque tenemos un grupo muy complicado.

P: ¿Hasta dónde pueden llegar?

R: Tenemos el mismo objetivo que en los Mundiales pasados, que es salir del grupo y clasificarnos para los cuartos de final, que sería histórico para el rugby italiano. En el grupo, Irlanda y Francia son favoritos y luego equipos a los que nos costará ganar como Canadá y Rumanía, que saldrán a por nosotros. Pero yo estoy bastante confiado en el equipo y creo que podremos con Francia e Irlanda, que los conocemos muy bien del VI Naciones.

P: El Mundial es la competición más larga, ¿cómo se está concentrado durante tanto tiempo?

R: La concentración siempre es máxima, pero luego depende también de las ganas de cada jugador, aunque creo que mantenerse concentrado durante toda la competición es algo que debe ser normal, sobre todo en una competición que es cada cuatro años. Es nuestro deber como jugadores profesionales. Y bueno, para nosotros los tres mundiales pasados pasaron bastante rápido.

P: Desde España y otros países en crecimiento se plantea la idea de instaurar ascensos y descensos entre el VI Naciones y el Campeonato de Europa. Como parte del VI Naciones, ¿cómo lo ve?

R: Es cierto que España, Rumanía y Georgia están creciendo como lo hizo Italia en los 90 y obviamente quieren integrarse en competiciones importantes para medirse contra los mejores. Creo que Italia tuvo muy buenos resultados entre los años 1998-2000 que permitieron ganarse un respeto y ser parte del VI Naciones. Con todo mi respeto para el rugby español, no ha tenido resultados contra equipos del VI Naciones y es difícil pensar que opten a ascensos y descensos. Ya fue muy complicado el ingreso de Italia, pero nosotros les ganamos a equipos importantes. Si bien es verdad que hemos perdido más partidos que los que hemos ganado, pero hoy no creo que sea justo (si me lo puedo permitir), introducir ascensos. Los equipos en desarrollo necesitan ganar partidos para ganarse el respeto.

No creo que sean justos los ascensos y descensos. Hay que ganar a los grandes

P: Desde la selección española consideran que pueden llegar al Mundial de Japón 2019, ¿lo ve factible?

R: Para ser sincero, no sigo mucho el campeonato español, pero viendo algunos resultados en rugby a 15 y en seven acercó mucho su nivel a algunas naciones que están en el Mundial, como Rumanía y Georgia. Pero en España, como en Italia, el fútbol el fútbol es el deporte principal y hay que trabajar el desarrollo interno para crear más jugadores. Pero si la Federación española cree que puede jugar el Mundial de Japón, no hay por qué dudar de ellos.

P: ¿Qué opinión tiene de la inclusión de jugadores extranjeros en ciertas selecciones?

R: Siempre he dicho que el jugador debe jugar para el país que representa porque lo siente, y no porque no tiene oportunidades de jugar en su país de origen. Representar a un país es algo muy importante. Cuando te pongas la camiseta de cualquier selección debe tener un sentido y cierta coherencia. No estoy de acuerdo con que jugadores que no tienen ninguna raíz con el país en cuestión, es muy incoherente. Para mí es importante que en un combinado los jugadores sientan el honor de lo que es a su país. Pero esto son reglas que tendría que reglamentar la World Rugby y no cada federación, porque si hoy la Federación española o cualquier otra puede poner a un jugador extranjero en una posición que no tiene bien cubierta, y legalmente lo puede poner, no es culpa del entrenador, sino responsabilidad de un sistema que permite estas cosas.

P: ¿Cómo motivaría a un aficionado medio para ver el Mundial?

R: Creo que tanto en Italia como en España la gente está un poco cansada de ver solo fútbol. El rugby es un deporte distinto, con otros valores y creo que es lindo para cualquier aficionado ver a un equipo darlo todo en la cancha ya que es un deporte físico muy duro, pero donde hay mucha lealtad, respeto y no hay lugar para cosas ridículas, que no tienen nada que ver con la vida. Si hablas con un jugador de rugby te das cuenta de que son personas que tienen otros valores, otros modos de vida. La mejor motivación es esa, hacer ver que los valores del rugby son los valores de la vida misma.

P: ¿En un Mundial también hay tercer tiempo?

R: Por lo general no, al menos no hay una ceremonia oficial. No sé en cuartos o semifinal, porque nunca he estado, pero en los otros tres Mundiales que he disputado no ha habido ceremonia después de los partidos. Es algo muy personal de cada equipo, puede que haya algún equipo festeje un tercer tiempo sin que esté organizado, y en el bar te encuentres con jugadores de otros equipos, como nos ha pasado en los últimos Mundiales.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Copa del Mundo de Rugby 2015 Selección española de rugby Noticias de Italia Sergio Parisse
El redactor recomienda