POR EL APLAZAMIENTO DE TOKIO 2020

De medallista olímpico a repartidor de comida a domicilio en bicicleta

Ha pedido a sus tres patrocinadores que le retiren su asignación al no poder competir y ha preferido buscarse un trabajo como repartidor para ganarse la vida

Foto: Ryo Miyake ha cambiado el florete por la bicicleta y la mochila (Reuters/Issei Kato)
Ryo Miyake ha cambiado el florete por la bicicleta y la mochila (Reuters/Issei Kato)

Ryo Miyake es un tirador japonés que en los Juegos Olímpicos de Londres de 2012 consiguió la medalla de plata por equipos en esgrima. Como miles de deportistas de todo el mundo, Miyake preparaba los Juegos de 2020 con toda la ilusión, más aún teniendo en cuenta que este año iban a disputarse en su país. Sin embargo, el aplazamiento por el covid-19 le ha hecho cambiar de planes… y también de deporte: ahora se dedica a repartir comida a domicilio.

A sus 29 años, Miyake ha sustituido su careta para protegerse la cara en el esgrima a usar una mascarilla y un casco: cada día se monta en su bicicleta y carga con una mochila para trabajar en una de las empresas de reparto a domicilio más conocidas del mundo. Una decisión que le ayuda a mantenerse en forma, tras el varapalo del aplazamiento olímpico por el coronavirus, sobre todo a nivel mental.

El tirador sigue entrenándose en solitario (Reuters/Issei Kato)
El tirador sigue entrenándose en solitario (Reuters/Issei Kato)

En una entrevista con el Deccan Herald, Miyake explica que "comencé esto por dos razones: para ahorrar dinero para poder viajar en futuras competiciones y para mantenerme en forma física. Veo cuánto gano al ver mi cuenta corriente, pero esa cifra no significa solo dinero: para mí es una forma de mantenerme vivo en un momento muy difícil".

Una cultura diferente

A Ryo Miyake no le sobra el dinero, ni mucho menos. De hecho, es un deportista que sobrevive gracias a tres patrocinadores que sufragan su carrera. Sin embargo, el hecho de no poder participar en competiciones oficiales le ha llevado a pedir a esos espónsores que le retiraran los fondos que le habían prometido, al menos durante el tiempo que dure la crisis económica. Y aunque eso le suponga que tiene que vivir de sus ahorros y de lo que consiga trabajando como repartidor.

Ha pedido a sus patrocinadores que le retiren su asignación durante el tiempo que no esté compitiendo

Aunque reconoce que lo peor es, sin duda, la incertidumbre: "No sé cuándo podré reanudar mis entrenamientos o cuándo tendrá lugar el próximo torneo. Ni siquiera sé si puedo mantener mi condición mental o mi motivación durante otro año. Nadie sabe cómo será el proceso de clasificación: pretender que todo está bien para competir es, simplemente, irresponsable".

Sin embargo, lanza una reflexión en voz alta sobre Tokio 2020: "El deporte y la cultura ocupan ahora, inevitablemente, un segundo lugar cuando se trata de que las personas tengamos que sobrevivir a una crisis. Por eso es importante pensar: ¿se necesitan realmente los Juegos Olímpicos? Y, en ese caso, ¿para qué vivo si no es por el deporte? Eso es lo que pienso".

Su misión es estar preparado física y económicamente para cuando llegue el momento de volver a entrenar… y es lo que Ryo Miyake está haciendo por su cuenta.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios