ESTE FIN DE SEMANA CORRERÁ EN MARRUECOS

Calleja, el orgullo de correr el Dakar con un catalán y "la virtud de trabajar en equipo"

Jesús Calleja correrá por segunda vez el Dakar. La primera vez que lo hizo asegura que no estaba al cien por cien preparado. Ahora vuelve siendo un sabio, pero con falta de patrocinadores

Foto: Jesús Calleja competirá por segunda vez el Dakar. (@JesusCalleja)
Jesús Calleja competirá por segunda vez el Dakar. (@JesusCalleja)

Un príncipe catarí apoyará económicamente a Jesús Calleja para que pueda participar en el próximo Dakar. El televisivo deportista español compitió en abril en el Abu Dhabi Challenge, donde a Nasser Al-Attiyah, doble campeón del Dakar (2011 y 2015), nadie le prestó ayuda tras un aparatoso accidente. Nadie, excepto Calleja, quien perdió cuatro horas intentado remolcar el Toyota del catarí, pero ganó un amigo que le ayudará económicamente a cumplir el objetivo que se le resistió en 2011: terminar el Dakar: "Este año me lo he tomado muy en serio", asegura para 'El Confidencial' momentos antes de partir para Marruecos, donde disputará, junto a los mejores, uno de las últimas pruebas antes de la reina de los raids.

Hace cuatro años, Calleja salió ileso de su peor experiencia aventurera, cuando se quedó atrapado a 1.640 metros dentro de la cueva más profunda del mundo, la sima Krúbera-Voronya (Abjasia). Regresar vivo a la superficie le convirtió en invencible, pero Calleja sigue siendo humano, y con los pies anclados al suelo. "Cuando corrí por primera vez (el Dakar) pensaba que lo iba a conseguir porque escalaba ochomiles, pero me di cuenta que no era así", afirma el piloto que formó su propio equipo a comienzos de año, el Jesús Calleja Team Rallies. "Había escalado montañas tremendas y pensé que no había nada más difícil que eso. Pura prepotencia personal, al pensar que no me iba a tumbar nada. Fue sorprendente, no pensé que iba a tener esa dificultad", declara para este periódico.

Esa es la razón por la que Jesús Calleja se está esforzando al máximo para poder terminar el Dakar de 2018. "Ya había corrido un Dakar y lo hice sin saber cómo funcionaban estas carreras", asegura el explorador español, quien agradece todo lo que le he enseñado su copiloto Jaume Aregall, como dónde dar o cortar el gas en la arena, su gran quebradero de cabeza. "Cuando llegas a la arena te das cuenta de que no sabes nada. No sabía nada hasta que aprendí de él (Aregall). La clave la tienes en la arena y este año lo que hice es saber que voy preparado. Debes saber no atascarte y preservar el coche, y Jaime me lo dice todo".

"El raid es el rally más difícil de mundo porque el 100% son dunas, arenas. Y es en el desierto realmente donde te doctoras para saber si estás preparado o no", analiza Calleja, quien eligió participar en el Raid de Marruecos por la semejanza del trazado. "Es una especie de mini Dakar donde hay que ser prudente y conservar. Allí están todos los grandes que van a participar el Dakar porque todo el mundo sabe que (la de Marruecos) es la gran prueba antes del Dakar". Él correrá, una vez más, con su Proto Racing, un prototipo tubular precario, pero fiable, con el que ya disputó la cita española Baja Aragón.

Jesús Calleja muestra su Proto Racing. (@JesusCalleja)
Jesús Calleja muestra su Proto Racing. (@JesusCalleja)

Mentalidad positiva, la clave del éxito

Jesús Calleja no consiguió suficientes patrocinadores, aún está en búsqueda, pero con su coche de 60.000 euros ha conseguido terminar todas las pruebas esta temporada. "Afronto el Dakar con mucha ilusión, hemos terminado todo lo que nos hemos propuesto. El coche no es rápido, pero es fiable", dice en relación a su vehículo de 220 caballos en comparación a los demás equipos, que pueden llegar a contar con automóviles que ascienden a cifras superiores al millón de euros. "Vamos con lo más barato que existe, no puedes ir más precario, pero se ponen en práctica un coche fiable, construido para un Dakar, lo que nos permite hacer y no parar", asegura.

A pesar de la dificultad técnica en la conducción del Dakar, en el que intervienen muchos factores, se muestra optimista: "Si no nos atascamos en las dunas, al final nos podremos asomar en los puestos altos". Calleja espera que el coche no le de problemas mecánicos en su segunda vez, aunque si la situación se diese no se daría por vencido: "Siempre hay que tener una mentalidad optimista. Si rompes, lo primero que tienes que hacer es reírte, luego trabajar con tu compañero para sacar el coche adelante", afirma para El Confidencial el piloto que realiza cinco horas de entrenamiento físico diario: "La resistencia física es muy importante para que no te agotes mentalmente".

Jesús Calleja prepara una prueba con Jaume Aregall. (@JesusCalleja)
Jesús Calleja prepara una prueba con Jaume Aregall. (@JesusCalleja)

Jesús recuerda que las competiciones de rally se basan en carreras de resistencia y que, por ello, las circunstancias desfavorables también forman parte de la competición, en la que tiene el apoyo incondicional de su compañero. "Tenemos una virtud, los dos somos pilotos y los dos somos copilotos. Si estás agotado podemos cambiar y seguir funcionando. Es importante trabajar en equipo", dice Calleja, quien se atreve a insinuar sobre la situación política del país: "Y somos un leonés y un catalán, pero es que lo más importante es el dialogo, y sobre todo en estas circunstancias". Calleja sigue siendo humano, y con los pies bien anclados al suelo.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios