un cruce temible en cuartos de final

Nozomi Okuhara, la valiente japonesa que desquicia a Carolina Marín

Su rival en los cuartos de final del Mundial de Glasgow ha comido la moral a la onubense en diferentes oportunidades. Una rival temible para Carolina Marín, no cabe duda

Foto: En la imagen, la japonesa Nozomi Okuhara. (EFE)
En la imagen, la japonesa Nozomi Okuhara. (EFE)
Ha comenzado con fuerza la pelea por ganar su tercera corona consecutiva. En sus dos primeros partidos del Mundial de bádminton que se celebra en Glasgow, Carolina Marín se llevó el triunfo. El sólido juego de la española está siendo convincente, transmitiendo buenas sensaciones para lo que se le viene encima. Y lo inmediato no es precisamente fácil, con un cruce en cuartos de final ante una japonesa que la desquicia.

Sí, el estreno, los dos primeros encuentros, fueron como se esperaba, pero ahora el camino hacia el título se empina, y mucho. Es cierto que la japonesa Nozomi Okuhara, sin sufrir, necesitó esforzarse más de lo esperado en su debut para imponerse a la canadiense Rachel Honderich, rival muy inferior. Necesitó de tres sets (21-10, 17-21 y 21-7) la siguiente rival de Marín, pero la nuestra sabe de sobra que para colarse en las semifinales no puede despistarse lo más mínimo. Debe ofrecer su mejor versión.

"Cuando bajo el volante me mueve todo el rato. Es una jugadora que me vuelve loca, no tengo iniciativa en nada". La contundente frase salió de la boca de Carolina en diciembre de 2015, tras caer ante la japonesa. Con esa claridad se lamentó en voz alta la andaluza. Acababa de perder en las semifinales de las finales de las Superseries, la Copa de Maestros de Dubai, y expresó con claridad su desesperación.

Carolina Marín, durante el Mundial de Glasgow. (Reuters)
Carolina Marín, durante el Mundial de Glasgow. (Reuters)

Liderar el partido

La realidad es que nunca se siente cómoda la de Huelva cuando tiene enfrente a Okuhara. "Será un partido muy difícil, pero tenemos muchas ganas ya que mi preparación ha sido pensando en el juego contra ella", dijo este jueves después su victoria en los octavos de final. La nuestra es quinta en el ránking mundial, su siguiente oponente, la duodécima. Pero no, la diferencia no es tan clara. El juego de la japonesa desespera a la española, como bien dijo hace dos años, siente que muchas veces no toma la delantera, no puede liderar el partido con determinación.

Se han enfrentado ambas jugadoras en ocho oportunidades y Carolina Marín ha doblado la rodilla en cinco ocasiones. Es más, de los últimos cinco enfrentamientos sólo salió victoriosa en una sola oportunidad; fue en el Malasia Open (semifinales) que se disputó en abril de este año, ganando la andaluza por 23-21 y 21-19. El apretado resultado pone de manifiesto lo que tuvo que sudar ante Okuhara

Los enfrentamientos entre Marín y Okuhara, con 5-3 para la japonesa.
Los enfrentamientos entre Marín y Okuhara, con 5-3 para la japonesa.

Mejor que en los Juegos de Río

Más de una vez le ha incomodado en exceso el juego de la oriental, considerando que la obliga a moverse mucho en el rectángulo y por ello no puede manejar el partido como le gusta. Pero la preparación con vistas a este torneo ha sido exhaustiva y no sólo física; la faceta mental, punto fuerte de Carolina, se ha potenciado también durante las exigentes jornadas de trabajo que ha sumado en los últimos tiempos. Y la cabeza será clave para imponerse a una enemiga tan resistente.

La figura de Fernando Rivas, siempre fundamental, aparece ante este partido como actor principal. De sobra es conocida su obsesión por todos los detalles tácticos que marcan cualquier partido. Para hacer frente a Nozomi Okuhara, seguro, el plan diseñado por el entrenador será de mucha solidez. Por algo ha manifestado más de una vez el técnico que "veo a Carolina mejor que en los Juegos de Río de Janeiro" que se disputaron el año pasado.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios