noruega juega la final contra francia este domingo

El balonmano ya no es solo una cosa de mujeres en Noruega

La selección noruega, que disputa el Mundial por invitación, jugará la primera final de su historia. Enfrente tendrá al mejor equipo de todos los tiempos, que contará con el apoyo del público

Foto: El equipo noruego celebra su clasificación para la final del Mundial tras ganar a Croacia (Etienne Laurent/EFE-EPA)
El equipo noruego celebra su clasificación para la final del Mundial tras ganar a Croacia (Etienne Laurent/EFE-EPA)

Hace poco más de un año, pocos imaginaban que la selección masculina noruega de balonmano fuera a conseguir lo que está consiguiendo. En su historial no había nada destacable: su mejor resultado era el sexto puesto del Mundial de 1958, casi en la prehistoria del balonmano. Llegó al Campeonato de Europa de 2016 tras haber participado solo en uno de los cinco grandes torneos anteriores, por eso sorprendió su actuación en Polonia, donde eliminó a Francia en cuartos de final y acabó en cuarta posición. Nunca había llegado tan lejos.

Doce meses después, ese resultado ya ha sido superado. Noruega ganó el viernes a Croacia y se metió en su primera final, donde volverá a enfrentarse a Francia, que esta vez ejerce de anfitrión. La trayectoria del equipo noruego es más sorprendente aún si se tiene en cuenta que está disputando el Mundial gracias a una invitación de la Federación Internacional de Balonmano (IHF en sus siglas en inglés). De haber ganado un partido más en el Campeonato de Europa se habría clasificado para el Mundial y habría optado a meterse en los Juegos Olímpicos por primera vez desde 1972, su última y única participación. Pero no consiguió ninguna de las dos cosas y tampoco pudo con Eslovenia en el 'playoff' jugado en junio.

El balonmano ya no es solo una cosa de mujeres en Noruega

El mejor equipo femenino del mundo

Noruega es un país con mucha tradición balonmanística, solo que en categoría femenina, donde es una potencia a nivel de selecciones. El balonmano creció como un deporte principalmente para mujeres desde los años 40 (el 69% de las practicantes eran mujeres entonces), y durante las siguientes décadas se convirtió en el principal deporte de equipo femenino del país. Sin embargo, los resultados internacionales no llegaron hasta bien entrados los años 80. Fue en 1986, con el bronce en el Mundial de los Países Bajos, cuando el balonmano noruego despegó a nivel mediático y económico, lo que repercutió en el terreno deportivo.

Desde entonces, el palmarés de la selección femenina es inigualable: 26 medallas en 30 años (1986-2016). A saber: seis olímpicas (dos oros, dos platas y dos bronces); nueve mundiales (tres oros, tres platas y tres bronces); y once europeas (siete oros, tres platas y un bronce). Lo que ha conseguido Noruega en el balonmano femenino está por encima de lo logrado por Francia en el masculino. Las mujeres han sido la vanguardia de un deporte en el que ahora también empiezan a brillar los hombres.

Sander Sagosen es el mejor jugador noruego (Stephane Mahe/Reuters)
Sander Sagosen es el mejor jugador noruego (Stephane Mahe/Reuters)

Una estrella de 21 años

Noruega irrumpió en el último campeonato europeo con un equipo joven liderado por el jugador más joven de todos. Sander Sagosen, nacido en 1995, fue elegido mejor central del torneo disputado en Polonia. Cinco meses después lo fichó el París Saint-Germain, donde jugará a partir de la temporada 2017-2018. Por si había dudas, en el Mundial está demostrando que tiene madera de estrella: lleva 40 goles y 41 asistencias. "Mi rol es intentar ser el líder, puedo serlo dentro y fuera de la pista", dijo antes de la semifinal ante Croacia, en la que marcó 4 goles.

El héroe del partido no fue él, sino otro de los jóvenes del equipo, el portero de 22 años Torbjorn Bergerud. El guardameta del Holstebro paró un lanzamiento de 7 metros del extremo croata Zlatko Horvat con el tiempo cumplido y empate a 22 en el marcador. "Vi algunos vídeos antes del partido. A él le encanta tirar abajo, a la pierna izquierda del portero, así que me la jugué. Ha sido fantástico", explicó Bergerud. Su parada forzó la prórroga, en la que Noruega acabó venciendo por 25-28.

El balonmano ya no es solo una cosa de mujeres en Noruega

Sin nada que perder, Noruega afronta este domingo a partir de las 17:30 horas la primera final de su historia ante el mejor equipo de todo los tiempos, ante el que ya se enfrentó en la primera fase y perdió. Todo está preparado para que Francia levante en casa, en el AccorHotels de París, su sexto título de campeón del mundo. Hasta ahora, el Mundial a su medida ha salido a la perfección: ha ganado todos los partidos, se ha batido el récord de asistencia en el Estadio Pierre-Mauroy de Lille y las audiencias de televisión han sido millonarias. Solo un invitado al que nadie esperaba a estas alturas de campeonato puede aguarle la fiesta.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios