Álex Dujshebaev: "Lo mío no es una cuestión de genes, sino de trabajo y esfuerzo"
  1. Deportes
  2. Otros deportes
españa se enfrenta a croacia en el mundial

Álex Dujshebaev: "Lo mío no es una cuestión de genes, sino de trabajo y esfuerzo"

El lateral derecho de la selección española atiende a El Confidencial antes del partido de cuartos de final contra Croacia (20:45 horas) de este jueves en Montpellier

Foto: Dujshebaev debutó con la selección española en 2014 (Guillaume Horcajuelo/EFE)
Dujshebaev debutó con la selección española en 2014 (Guillaume Horcajuelo/EFE)

Álex Dujshebaev (Santander, 1992) sintió una liberación cuando a 48 segundos para el final del Brasil-España de octavos de final del Mundial de Francia vio un hueco en la defensa sudamericana, se coló hasta los 6 metros y batió a Cesar Augusto Almeida, el portero que se había convertido en una pesadilla para los jugadores españoles. Lo celebró con rabia, igual que los cuatro goles anteriores. No solo había asegurado la clasificación para los cuartos de final, de alguna manera también se había hecho mayor en la selección. Por primera vez desde que debutó en un torneo internacional, sus goles fueron decisivos para darle el triunfo a España en una eliminatoria.

"Ya son tres campeonatos y obviamente hay que exigirme cada vez más. Es lógico que según voy cogiendo más experiencia vaya asumiendo más responsabilidades", explica el lateral derecho a El Confidencial antes del partido de cuartos de final de este martes contra Croacia (20:45 horas). Dujshebaev reconoce que no estuvo a gusto en los primeros partidos del Mundial. "Al principio no comencé todo lo afinado que esperaba", dice. En los dos primeros encuentros solo anotó uno de sus seis lanzamientos, pero conforme ha avanzado la competición ha ido mejorando la puntería. Desde entonces ha marcado 15 de 25, incluidos los 5 que marcó ante Brasil, y cada vez es más importante en los planes de Jordi Ribera.

Resumen del Brasil-España de octavos de final.

En un equipo que no destaca por tener grandes lanzadores, Dujshebaev es una pieza muy importante. El cántabro fue el máximo goleador de la Asobal con solo 20 años, cuando jugaba en el BM Aragón, y en las últimas temporadas ha destacado en la Champions League jugando con el Vardar, club al que llegó en 2013. En 51 partidos en la máxima competición continental ha marcado 220 goles, un promedio de 4,3. El próximo curso abandonará el equipo macedonio para jugar en el Kielce polaco. "En las cuatro temporadas en Vardar he mejorado mucho como jugador, me han ayudado mucho a seguir creciendo", dice Dujshebaev.

En el equipo polaco, actual campeón europeo, se reencontrará con su padre Talant, también presente en el Mundial dirigiendo a Polonia. No es la primera vez que sus caminos se cruzan. En 2009 le hizo debutar en el Ciudad Real con solo 16 años. Y en junio de 2013, tras dos años en el Naturhouse La Rioja y el BM Aragón, lo fichó de nuevo para el Atlético de Madrid, pero el equipo desapareció un mes después. "Siempre le estaré agradecido porque siempre me ha ayudado a ser mejor jugador dentro de la pista y mejor persona", dice Álex, al que no parece pesarle llevar un apellido tan ilustre en el balon.

Foto: El Francia-Isladia de Lille batió el récord de asistencia a un partido de un gran torneo internacional (Imago)

Ni siquiera cree que los genes le hayan ayudado. "No se trata de eso, es simplemente una cuestión de trabajo y de esfuerzo, aparte de practicar mucho. Pasa con todos, también con todos los jugadores que van con esa vitola de que es todo talento. Yo creo que lo que hay detrás es trabajo y esfuerzo", explica el cántabro. Lo que sí admite es que su padre le ha ayudado a ser mejor jugador y mejor persona.

Sucede lo mismo con su hermano Dani, el tercero de la saga Dujshebaev, también jugador de balonmano. El central de 20 años, que el pasado verano se proclamó campeón de Europa con la selección júnior, juega actualmente juega en el Recoletas At. Valladolid de la Asobal tras abandonar la cantera del FC Barcelona. "Intento animarle en todo lo que pueda, darle ánimos. Que cuando las cosas vayan mal vea el lado positivo. Tiene posibilidades, pero también un largo camino todavía por recorrer", comenta Álex.

Cuando se le pregunta si se imagina jugando junto a él en la selección, el mayor de los Dujshebaev dice que sí, pero que todavía lo ve lejos, casi tanto como las medallas del Mundial, a pesar de que España está a una victoria de meterse en semifinales. Para hacerlo tiene que ganar a Croacia. El último enfrentamiento entre ambos equipos, en las semifinales del último Campeonato de Europa, lo ganó la selección española, pero el equipo croata aterrizó en Francia con una una nueva generación (Cindric, Mamic, Sebetic) que "lo está haciendo muy bien", dice Dujshebaev. "Aparte de las estrellas que ya conoce todo el mundo habrá que tener mucho cuidado con esos jugadores. Va a ser un partido muy complicado en el que habrá que luchar los 60 minutos", afirma. Igual que contra Brasil. En eso España ya tiene experiencia.

Selección española de balonmano
El redactor recomienda