clara victoria por 36-26

España arrasa a Eslovenia: cinco de cinco y a octavos de final en su mejor momento

La Selección realizó su mejor partido hasta el momento en el Mundial de Francia y acabó la primera fase con un pleno de triunfos y el primer puesto. El sábado jugará contra Brasil en octavos de final

Foto: Rodrigo Corrales fue uno de los destacados del equipo español (Vincent Kessler/Reuters)
Rodrigo Corrales fue uno de los destacados del equipo español (Vincent Kessler/Reuters)

Esta España tiene muy buena pinta. Esa impresión no gana partidos, mucho menos en un Mundial, pero sí ayuda a un equipo a ganar confianza. Y ahora mismo la de la Selección debe estar bastante alta tras la contundente victoria contra Eslovenia (36-26) para cerrar la primera fase con un pleno de victorias. Llega a los octavos de final, donde se enfrentará a Brasil, con un cinco de cinco y la sensación de que la máquina está muy bien engrasada.

Lo visto en la primera fase permite sacar varias conclusiones sobre el juego de España. La más importante es que todos están enchufados. Tras la victoria contra Túnez en la segunda jornada, Jordi Ribera dijo que tenían que rotar más. "La idea es usar al máximo de jugadores posibles", comentó. Dicho y hecho. Ningún jugador español supera las tres horas de juego tras cinco partidos. El menos utilizado es Raúl Entrerríos, que se perdió los tres primeros encuentros, pero que en los dos últimos ha jugado sin ningún problema.

La portería también ha estado bien cubierta. Gonzalo Pérez de Vargas y Rodrigo Corrales, que se han turnado entre los palos, han mantenido un nivel alto. Contra Eslovenia, el futuro portero del PSG fue una de las claves en gran primera parte del equipo español gracias a su 44% de efectividad. Sus paradas y el gran trabajo defensivo de la defensa 6-0 permitió a España disponer de muchos contraataques que finalizaron los extremos: David Balaguer (la revelación del equipo en el Mundial), Valero Rivera, Ángel Fernández y Víctor Tomás.

Ángel Fernández, extremo izquierdo, marcó 4 goles (Guillaume Horcajuelo/EFE)
Ángel Fernández, extremo izquierdo, marcó 4 goles (Guillaume Horcajuelo/EFE)

La revancha del Preolímpico

Jugarse la primera plaza del grupo es suficiente aliciente, pero además España tenía en la cabeza su último partido contra Eslovenia, la dolorosa derrota por 21-24 en el primer partido del Preolímpico de Malmoe (Suecia) disputado el pasado mes de abril. Aquel tropiezo fue el que dejó a la selección, que venía de ganar la medalla de plata en el Campeonato de Europa tres meses antes, fuera de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Eso se notó en Metz. "Llevábamos mucho tiempo esperando este partido", reconoció Víctor Tomás tras el encuentro.

España fue un huracán del que Eslovenia no pudo protegerse. Tardó seis minutos en anotar, pero cuando lo hizo no pudo parar. A los 11 minutos consiguió su primera ventaja (4-3), y a partir de ahí vio a su rival por el retrovisor. Al descanso ganaba 18-10, una diferencia que no era mayor por el acierto del extremo Marguc (6/6). A diferencia de lo visto en el resto de partidos (con la excepción del duelo contra Angola), España dejó el partido casi sentenciado en el primer tiempo.

Raúl Entrerríos ya está recuperado de los problemas físicos que le impidieron jugar los tres primeros partidos (Guillaume Horcajuelo/EFE)
Raúl Entrerríos ya está recuperado de los problemas físicos que le impidieron jugar los tres primeros partidos (Guillaume Horcajuelo/EFE)

Y en el comienzo del segundo lo remató. Un parcial de salida de 3-0 colocó la diferencia en los 10 goles, un muro demasiado alto como para que Eslovenia consiguiera escalarlo. España siguió maniatando a la primera línea rival con su defensa y saliendo una y otra vez al contraataque. Hasta 14 goles marcó de esa manera el equipo español. España se divirtió en ataque y acabó con un 68% de efectividad, con buenas actuaciones de Entrerríos (4/8), Cañellas (4/6) y Sarmiento (3/4). Todo funcionó en defensa y en ataque, fue un partido redondo. Justo cuando llegan los cruces.

"Hemos hecho un partido inmenso"

"Hemos hecho un óptimo trabajo en defensa. No hemos perdido nunca la concentración, en ningún momento hemos bajado los brazos, en ningún momento se ha dejado de correr y en ningún momento se ha dejado de ambicionar el meter gol", resumió Ribera en rueda de prensa. A su lado, Entrerríos fue más directo. "Hemos hecho un partido inmenso", dijo.

El sábado, en Montpellier (20:45 horas), España jugará los octavos de final contra Brasil, que acabó cuarto del grupo A tras perder en la última jornada contra Rusia. Para el cuerpo técnico del equipo español, el 'scouting' será seguramente el más sencillo de todo el campeonato: la selección brasileña es obra, en buena parte, de Ribera, que fue su técnico en dos etapas: 2005-2008 y 2012-2016. Acabar primero de grupo tiene otro premio además de enfrentarse con el teórico rival más debil: España evita a Francia hasta una posible final. Pero eso aún queda lejos.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios