Carlsen retiene el título mundial de ajedrez tras imponerse en el desempate
  1. Deportes
  2. Otros deportes
supo manejar el tiempo

Carlsen retiene el título mundial de ajedrez tras imponerse en el desempate

Parecía en desventaja psicológica después de no ver una combinación ganadora en el segundo duelo, pero mantuvo la sangre fría y se impuso en 38 lances

placeholder Foto: El noruego Magnus Carlsen celebra el título. (EFE)
El noruego Magnus Carlsen celebra el título. (EFE)

El noruego Magnus Carlsen retuvo este jueves el título mundial de Ajedrez al vencer al ruso Sergey Karjakin en la tercera y cuarta partida de desempate del Campeonato Mundial celebrado en Nueva York. Después de dos dramáticos empates, el monarca defensor, que cumplía este jueves 26 años, parecía en desventaja psicológica tras de no ver una combinación ganadora en el segundo duelo, pero mantuvo la sangre fría, dio la vuelta a una posición ligeramente en su contra y se impuso en 38 lances de una Apertura Española.

De esta manera, el noruego ponía punto y final a un enfrentamiento que comenzó el pasado 11 de noviembre y que no ha decepcionado a sus seguidores. "Es uno de los duelos más emocionantes de la historia", aseguraba al 'The New York Times' Lev Alburt, un gran maestro que lleva desde 1954 viendo los campeonatos mundiales. "Ambos jugadores intentan sacar algo de la nada. Mientras que otros jugarían a la defensiva, ambos juegan para ganar, creando problemas al oponente y arriesgando su propio pellejo", señalaba.

Carlsen se crece en las dos últimas partidas

En la tercera, el ruso se vio apretado de tiempo y dejó ir una posición prometedora con amenaza por el flanco de dama; el noruego creó una amenaza de mate con torre, dama y caballo y provocó el abandono de Karjakin. En la cuarta, Karjakin trató de complicar la posición con una Siciliana, pero Magnus volvió a manejar el tiempo de manera estupenda, presionó al ruso y lo remató con un emocionante sacrificio de dama, después del cual daba mate y provocaba la rendición de su rival para imponerse 4-2 en la serie de desempate.

Foto: Magnus Carlsen y Karjakin firmaron tablas en la última partida del Mundial de ajedrez (Reuters)

Carlsen le arrebató el título mundial al indio Viswanathan Anand en 2013 y retuvo el cetro ante el mismo rival un año después. Ante Karjakin, terminó empatando 6-6 en el match al perder la octava partida y regresar con un triunfo en la décima. La igualdad obligó a un desempate pactado a cuatro partidas a 25 minutos con 10 segundos adicionales por cada movimiento en la que el noruego fue superior.

En la primera, Magnus hizo rápidas tablas en 37 movimientos de una Apertura Ruy López en la que el ruso se vio con problemas de tiempo, algo que sufrió en el resto de los duelos de este miércoles. Había expectación por ver si Carlsen, con blancas en la segunda, había cocinado alguna sorpresa. Abrió con una italiana y los dos jugaron rápidamente, aunque especialmente el noruego.

Foto: Magnus Carlsen (i) y Serguéi Karjakin (d). (EFE)

Magnus consumió siete minutos para 13.dxe5, abriendo el centro, y luego avanzó sus peones del flanco de dama para dejar débil el peón negro de c6. De nuevo, el ruso se vio apremiado por el reloj (6 minutos frente a 16 de su rival). El campeón complicó la posición con un avance de peón por la columna c que le otorgó gran superioridad en un final de alfiles contra torre. Carlsen omitió una combinación que le daba la victoria y Karjakin salvó, asombrosamente, una posición desesperada con tablas por rey ahogado.

En la tercera, Carlsen dio el gran golpe cuando se suponía que su rival estaba en mejores condiciones y marcó el destino de una serie que aseguró con la victoria en la cuarta. "No creo en los milagros. Creo que ya no hay nada que hacer y felicito a Carlsen", decía tras el tercer duelo el ruso Kiril Zangalis, del equipo de Karjakin. No se equivocaba: minutos después de pronunciar estas palabras, Carlsen volvía a imponerse a su rival.

No fue la primera vez que un Mundial de ajedrez se decidió en un desempate. En 2012, el indio Viswanathan Anand retuvo el título en Moscú tras doblegar en las partidas rápidas al ruso Boris Gelfand; en 2006, el ruso Vladimir Kramnik batió por esa vía al búlgaro Veselin Topálov; y en 1998, el ruso Anatoly Karpov ganó en el desempate el título de la FIDE al propio Anand.

Carlsen, el niño prodigio

Con tan solo 13 años, Carlsen se enfrentó a Garri Kasparov y, tras 25 minutos de partida, el duelo quedó en tablas. Al margen del talento que demostró el noruego en aquella cita, lo que sorprendió fue su tranquilidad a la hora de hacer frente al 'Ogro de Bakú', ya que en lugar de intimidarse ante una leyenda del ajedrez como Kasparov la joven promesa se levantó durante la partida para pasear y ojear otros enfrentamientos. Mientras tanto, su rival, y por aquel entonces número uno del 'ranking', mantenía la mirada fija sobre el tablero.

Menos de siete años después de que se celebrase esta partida, Carlsen ya ocupaba la primera posición en la clasificación mundial, siendo el jugador más joven en conseguirlo. A lo largo de su carrera, el noruego ha protagonizado varios enfrentamientos mediáticos, como cuando en 2014 jugó una partida contra Bill Gates; todos esperaban que el ganador fuese Carlsen, pero no que lo consiguiese en tan solo nueve jugadas y 12 segundos.

La cumbre de su carrera llegó en 2013, cuando se hizo con el título mundial de ajedrez y se convirtió en el segundo maestro más joven de la historia en conseguirlo, por detrás de Garri Kasparov. Ese mismo año, la revista 'Time' lo eligió como una de las 100 personas más influyentes del mundo y, desde entonces, ningún ajedrecista ha conseguido destronar al noruego.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Ajedrez Magnus Carlsen Sergey Kariakin
El redactor recomienda