Las claves de la final del Mundial de ajedrez: Carlsen aplicó su 'cremita' a Karjakin
  1. Deportes
  2. Otros deportes
dos expertos analizan el impresionante duelo

Las claves de la final del Mundial de ajedrez: Carlsen aplicó su 'cremita' a Karjakin

Muchos decían que había sido una final aburrida, con demasiadas tablas, pero las rápidas y la increíble última jugada de Carlsen para ganar han hecho que haya valido la espera

placeholder Foto: Dama a H6, una jugada hermosa para soplar velas (Chess24).
Dama a H6, una jugada hermosa para soplar velas (Chess24).

Magnus Carlsen retuvo este miércoles el título mundial al vencer en los desempates del Campeonato del Mundo de Ajedrez al ruso Sergey Karjakin. El encuentro, que terminó en empate a seis tras las dos partidas, se decidió en un minimatch a cuatro partidas en las que cada jugador contaba con 25 minutos y 10 segundos de incremento por movimiento. Analizamos con Carlos Martínez, psicólogo deportivo especializado en ajedrez en psichess.com y David Martínez, entrenador de la selección femenina española y director de 'Chess24' en español las claves del encuentro por el título mundial.

Foto: El noruego Magnus Carlsen celebra el título. (EFE)

1) La gran estrategia de Karjakin

Sergey Karjakin empezó el campeonato del mundo siendo el número nueve del mundo y asumiendo desde un principio la supuesta superioridad de Magnus, fue fiel a su estilo: un repertorio predecible pero bien preparado, en el que debía evitar complicaciones innecesarias y mantener siempre una defensa firme. Basó todas sus partidas, incluso las rápidas, en esta estrategia.

2) La presión psicológica... Para Magnus

Sergey demostró ser el jugador que mejor aguanta la presión psicológica a la que Magnus somete a sus rivales. Carlsen se caracteriza por buscar la victoria en cada partida por insulsa que pueda llegar a ser la posición. De esta forma ha logrado muchas victorias tanto por agotamiento físico como psicológico. No fue el caso en el match. Según pasaban las partidas, Karjakin aguantaba con más facilidad, tenía oportunidad y la ansiedad aumentaba en Magnus quien quería lograr alguna victoria, y, de repente, en la octava, ¡ésta llega en su contra!

3) Resiliencia

A pesar de atravesar momentos difíciles y emociones desagradables que incluso le llevaron a no comparecer en rueda de prensa tras su derrota, Carlsen supo emplear el día de descanso para recuperar energía y seguir en el 'match'. Cierto es que Karjakin pudo haber tensado más el control emocional del noruego, pero no acertó en una complicada línea que le podía acercar al empate.

4) Cxf2! ¿El momento decisivo?

Pongámonos en situación. Tras nueve partidas disputadas, Sergey Karjakin estaba por delante en el marcador pero le quedaban tres duras partidas, dos de ellas con las piezas negras. No quedó bien en la apertura en la décima y parecía que iba a ser una larga presión por parte de Magnus hasta que éste erró y dio la posibilidad de empatar inmediatamente al aspirante.

La combinación, una secuencia de jaques, no era sencilla pero tampoco difícil para jugadores de este nivel. Sin duda Sergey hubiera encontrado en poco tiempo esta secuencia en una sesión de entrenamiento, sabiendo que hay un tema táctico, pero en la tensión de la lucha y sin saber que Carlsen había errado omitió la posibilidad y poco después se encontraba de nuevo ante la clásica presión donde Magnus, como le gusta decir al genial Gran Maestro y comentarista de 'Chess24', Pepe Cuenca, aplica su 'cremita' hasta conseguir tumbar a su oponente.

5) La superioridad de Magnus en los desempates

Si el juego práctico de Karjakin durante las partidas a ritmo clásico fue perfecto, jugando rápido, sin apuros ni nervios ante las sorpresas en la aperturas o las posiciones difíciles, en los desempates todo cambió. Sergey gastó mucho más tiempo que Magnus en todas las partidas y el campeón mundial le presionaba tanto en el reloj como en el tablero. Magnus sí demostró su superioridad el día de su 26 cumpleaños y se llevó justamente el triunfo.

6) La magia de Carlsen

Magnus no solo consiguió retener el título mundial, ¡lo hizo además en el mejor estilo posible! Su última jugada, con la que remató al aspirante, quedará en la retina de todos los que siguieron durante cuatro horas la retransmisión y ocupará una parte importante en los libros debido a su belleza. Así lo vivimos en la retransmisión de 'Chess24':

Así fue la última jugada del Mundial de ajedrez.

La dama blanca se entrega para arrastrar al rey negro al mate. Tras 50.Dh6!, si la dama se captura con el rey entonces Th8! es mate y si se captura con peón, entonces Txf7! Un remate brillante en el mejor momento. ¡Magnus Carlsen sigue siendo el rey!

- David Martínez Martín es maestro internacional de ajedrez, entrenador del gran maestro David Antón y de la selección nacional femenina y director de chess24.com en español.

- Carlos Martínez, psicólogo deportivo especializado en ajedrez (psichess.com).

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Ajedrez Magnus Carlsen Sergey Kariakin
El redactor recomienda