hasta 2020, aunque a la espera de las elecciones

Jordi Ribera, el nuevo jefe de los 'Hispanos', llega al cargo de puntillas

El nuevo seleccionador fue presentado como sustituto de Manolo Cadenas, aunque su puesto es provisional, ya que en la RFEBM habrá elecciones en diciembre

Foto: Jordi Ribera, en el centro, nuevo seleccionador español de balonmano
Jordi Ribera, en el centro, nuevo seleccionador español de balonmano

Era un secreto a voces desde hace semanas, pero este martes por fin se presentó de manera oficial al nuevo entrenador de la selección española de balonmano, Jordi Ribera. El nuevo jefe de los 'Hispanos' acaba de llegar y, aunque parezca una broma, su puesto es provisional porque la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM) entra en proceso electoral en el último trimestre de este año. 

Si en los comicios se impone el actual presidente, Francisco Blázquez, de momento el único candidato, Jordi Ribera seguirá en el cargo hasta 2020, mientras que si, por contra, es otro candidato el ganador, su puesto como seleccionador dependerá de la decisión del nuevo presidente. "En todos los sitios que he trabajado no he pensado que mañana me voy a ir. Cuando fui a Brasil pensaba que iba a estar allí toda mi vida, cuando fui al Ademar pensaba que iba a vivir toda la vida en León. Lo que hago es trabajar pensando en el futuro y pensando en el presente, independientemente de si estaré o no estaré yo", dijo el nuevo seleccionador.

Hasta que la elección del nuevo presidente decida su futuro, Ribera tiene por delante importantes objetivos en el horizonte. Primero los dos partidos de la fase de clasificación para el Campeonato de Europa 2018 ante Bosnia Herzegovina y Finlandia, previstos para el 2 y 5 de noviembre, y después, el Mundial de Francia que se disputará en enero de 2017. "Volver a España y empezar un ciclo olímpico es un gran reto para mí. España tiene que estar a la cabeza del balonmano mundial y venimos a dar los pasos para devolverla a donde se merece. Es difícil decir si va a haber resultados o no, lo que si puedo asegurar es que va a haber trabajo", explicó.

Jordi Ribera en un partido de la selección brasileña en los Juegos (REUTERS)
Jordi Ribera en un partido de la selección brasileña en los Juegos (REUTERS)

Jordi Ribera sustituye a Manolo Cadenas después de que éste no consiguiera clasificar a España para los Juegos Olímpicos. "Recibo el testigo de un gran ciclo con dos medallas europeas y que intentaré igualar o superar. Me dedicaré en cuerpo y alma a este nuevo desafío en el que me siento muy arropado después de solo una semana en España. Es una responsabilidad no defraudar a los que apuestan por mi y a los que están trabajando en el mundo del balonmano, que confían en que haga un buen trabajo", se sinceró. 

España será la tercera selección absoluta masculina de la que Ribera se hace cargo tras las de Argentina (2004-2005) y Brasil, a la que dirigió en dos etapas (2005-2008 y 2012-2016). Pese a aceptar la oferta de entrenar a los 'Hispanos', la idea del técnico catalán era "continuar en Brasil". "Nunca cambiaría los cuatro años de trabajo allí. Movimos infinidad de jugadores y preparadores y se pasó de 5 o 6 jugadores brasileños jugando en Europa a más de 50. Hicimos un gran trabajo y fue muy difícil tomar la decisión de venir aquí. Traigo la experiencia de lo vivido allí", confirmó el técnico que dejó séptima a la selección anfitriona en los Juegos Olímpicos de Río.

Al contrario que Cadenas, Jordi Ribera se dedicará en exclusiva a la selección española. La Federación impuso una norma en la que se impide al técnico entrenar a un club y al combinado español al mismo tiempo. Ribera toma el mando para hacer olvidar el disgusto de no estar en los Juegos y devolver a los Hispanos a la élite del balonmano mundial.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios