"No es un golpe fuerte, es una final con un resultado triste"
  1. Deportes
  2. Otros deportes
juan de dios román, exseleccionador español

"No es un golpe fuerte, es una final con un resultado triste"

El exseleccionador español, subcampeón de Europa con la selección en 1996 y 1998, atiende a El Confidencial para analizar un partido que califica como "absolutamente sorprendente"

placeholder Foto: (Kacper Pempel/Reuters)
(Kacper Pempel/Reuters)

Pocos más capacitados para analizar lo sucedido en la final que Alemania ganó este domingo a España que Juan de Dios Román, exseleccionador y expresidente de la Real Federación Española de Balonmano. Con él en el banquillo, la selección ganó cinco medallas entre 1996 y 2000, entre ellas dos europeas. Las dos de plata, como la conseguida en Polonia. "He tenido la suerte de perder dos finales del Campeonato de Europa", recuerda. "Para perder las finales hay que estar allí".

El técnico, que reconoce que el de ayer fue un día "muy triste" para él, atiende la llamada telefónica de El Confidencial para analizar una final que no duda en calificar como "absolutamente sorprendente". Pero antes, un apunte. "Hemos sido el único país de los grandes ultimamente que ha mantenido la opción de estar en semifinales", dice. "Eso lo quiero reseñar para no quedarnos con la única imagen de que la final ha salido mal, que efectivamente ha sido así y hemos perdido no dando precisamente la mejor imagen posible, eso está claro". Dicho eso, pasemos al partido.

Resumen de la final entre Alemania y España.

"Ha sido una final inesperada, porque donde había que esperar una situación de desequilibrios o de inexperiencia era precisamente en los alemanes, cuestión que no ha sido así, sino todo lo contrario. La inexperiencia que podíamos esperar no ha aparecido, quizá porque el partido les ha ido de cara desde el principio", comenta Juan de Dios. En su opinión, la clave estuvo en el nivel físico impuesto por Alemania: "No le ha importado tener exclusiones temporales siempre que mandase en el juego físico defensivo, ese ha sido un factor determinante".

El que fuera entrenador del Atlético de Madrid y del Ciudad Real cree que el plan de juego alemán hundió "poco a poco" a España y sacó a relucir su mayor debilidad: el ataque posicional. "A nosotros no nos va nada bien una defensa con una media de dos metros en el bloque del centro de un 6-0", explica de una manera muy didáctica. "Ya se sabe que no tenemos un buen potencial de lanzamiento a distancia. La envergadura de los jugadores alemanes cerraba muchos espacios para el juego con el pivote. E intentar penetraciones con brazos hoy más anquilosados en cuanto a velocidad de pase y a movilidad, pues prácticamente era imposible con esos espacios cerrados", explica. Y cuando conseguía colarse, España se estrellaba con un Andreas Wolff "muy protegido por el rendimiento defensivo y muy estimulado por paradas de balones que normalmente son goles".

A Alemania no le ha importado tener exclusiones temporales siempre que mandase en el juego físico defensivo, ha sido un factor determinante

Sorprendente fue la final y sorprendente es, en opinión de Juan de Dios, la selección alemana. "Venía claramente de atrás en los últimos años, ha incorporado mucha gente joven y ha podido superar bajas de jugadores titulares importantes durante el campeonato", relata. "Desde mi punto de vista, ha mostrado una dinámica moderna por parte del entrenador en un país que no destaca precisamente por ir a la cabeza de las grandes novedades en nuestro deporte. Quizá por eso sea islandés el entrenador", dice con sorna.

Cambio en el mapa del balonmano

Volviendo a España, el laureado entrenador opina que lo peor es que el equipo que dirige Manolo Cadenas no aguantó la final. "Una final, si la pierdes, la pierdes, pero no con tanta diferencia", afirma. A pesar de eso, no cree que la derrota sea un duro tropiezo para el equipo, que en abril tendrá que afrontar el Preolímpico –contra Eslovenia, Suecia e Irán entre el 7 y el 10 de abril en una sede aún por determinar–. "Para mí no es un golpe fuerte, es una final con un resultado triste. Un partido negativo. Pero claro, si nos vamos a quedar solo con el hecho de perder la final... Hay otros 10 equipos que son peores que nosotros".

Juan de Dios Román no cree que el resultado afecte a la selección en el torneo preolímpico. Donde sí espera consecuencias es en los Juegos Olímpicos, pero para todos, no solo para el equipo español. Lo sucedido en Polonia cambia el mapa del balonmano actual. "En este momento, dejan de ser psicológicamente más peligrosos Francia y Dinamarca que Alemania, Noruega, Croacia, con equipos que han incorporado jugadores jóvenes y van en progresión. Quien se atreva a decir un favorito, se arriesga".

Juan de Dios Román Campeonato de Europa Balonmano Polonia 2016 Selección española de balonmano Noticias de Alemania
El redactor recomienda