SU OBJETIVO ES ACABAR ENTRE LOS CINCO PRIMEROS

Habla la experiencia de Gerard Farrés: "El Dakar es sufrimiento, no te diviertes"

Afronta la prueba más dura y extrema del mundo con el objetivo de terminar entre los cinco primeros clasificados porque sabe que va a disfrutar poco sobre su KTM 450 Rally 2016: "No te diviertes"

Foto: Gerard Farrés (Himoinsa).
Gerard Farrés (Himoinsa).

Con un contrato de tres temporadas firmado este mismo año, el Dakar es su primer gran objetivo. La experiencia de Gerard Farrés juega a su favor en la etapa que inició hace unos meses con el Himoinsa Racing Team. Afronta la prueba más dura y extrema del mundo con el objetivo de terminar entre los cinco primeros clasificados porque, tal y como cuenta a El Confidencial, sabe que va a disfrutar poco sobre su KTM 450 Rally 2016: “Es una carrera en la que no te diviertes y el que diga lo contrario, miente”.

Con su bagaje, es inevitable preguntarle por los cambios que el Dakar ha experimentado en la edición que arranca el primer domingo de enero: “Teníamos que correr en Perú aparte de Argentina y Bolivia, pero esto cambió y modifica un poco cómo era la carrera. Por ello, esperamos que sea diferente al año pasado y que sea más de navegación y no de tanto gas. Sí que es verdad que en Argentina la carrera es muy dura siempre por el calor y por el tipo de terreno que atravesamos; seguro que es un Dakar de lo de sufrir desde el primer día porque la mayoría de las jornadas transcurren en Argentina así que hay que estar atentos desde el primer momento porque va a ser duro de verdad”.

Extrema, exigente, complicada... son algunos de los adjetivos que definen al Dakar, una cita impredecible para la que Farrés intenta prepararse “con la psicóloga. Me dice: “Vamos a prepararnos para cuando te caigas, te pierdas, se estropee la moto...”. Son situaciones que, por desgracia, pasan en una carrera en la que estas 15 o 16 horas sobre la moto. Por ello, tienes que estar preparado, entrenamos con psicólogos y hacemos rutinas para tener recursos con los que solventar estos casos”. Y hay un par de cosas que el piloto destaca por encima del resto debido a su dureza: “Tu familia se queda en casa y dejas de tenerla porque si no, esto se corta. Otra es la pérdida de algún competidor, amigo o compañero. Esto es lo más bestia”.

El físico juega un papel crucial, pero Gerard destaca que “la parte mental tiene toda la importancia. He tenido psicólogos toda mi vida profesional y la gente dice: “¿Este tío está colgado, es muy débil?”. Al final no deja de ser organización. Te planteas unos objetivos ya no de resultados sino diarios, de competir: entrenos físicos, a nivel de la moto e, incluso, de la comida. Te marcas pequeñas metas que te ayudan a estar motivado día a día. A esto hay que añadir rutinas que te ayudan a hacer lo que hay que hacer en el momento que toca, a tener un orden, a tener planes de competición y orden en tu día a día”.

El Dakar engancha y los motivos son tantos como participantes en la cita. Farrés destaca que el factor que te mete de lleno “seguramente el sufrimiento. Es una carrera en la que no te diviertes y el que diga lo contrario, es imposible. Algunas veces hablando con Marc Coma, le decía: “¿Qué? Vamos a disfrutar, ¿no?”. Y el me contestaba: “Gerard, ya sabes que no”. Es un nivel muy exigente en el que te juegas la vida, somos conscientes de ello y esta dureza, el pasarlo tan mal, la gente de Argentina que es pura pasión, que te ayuda y forma parte de la carrera o el compañerismo que hay entre pilotos son los valores que te da esta carrera. No es sólo una clasificación, cualquiera que termina un Dakar es la persona más feliz de la Tierra... aunque para lograrlo tienes que sufrir mucho”.

Antes de desvelar sus objetivos, el piloto del Himoinsa confiesa que no ha llegado al punto de tirar todo por la borda: “No llegas a ese punto. Cuando tienes esos apuros en el Dakar, no apretarías el botón rojo a no ser que estuvieras a punto de morir o la moto no avance más. El hecho de retirarme sería porque no tengo ilusión y ganas. No hacemos esto por dinero, hacemos un gran sacrificio en muchos sentidos”. Farrés afronta el Dakar con el objetivo de “competir bien desde el primer día. Mi objetivo a nivel de resultados es estar entre los cinco primeros; llegamos con un equipo muy bueno y venimos de hacer un buen año. Es objetivo factible y si podemos mejorarlo, lucharemos por ello”. Y es que él, de momento, sigue sintiendo la motivación “marcándome objetivos a nivel de resultados y en el día a día porque terminar una cosa por terminarla, no me motiva. Si no la sientes, te tienes que retirar”.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios