Carolina Marín, la número uno y el bádminton español, al borde del precipicio
  1. Deportes
  2. Otros deportes
fernando rivas, degradado por la fesba

Carolina Marín, la número uno y el bádminton español, al borde del precipicio

El presidente de la FESBA, David Cabello, degrada jerárquicamente a Fernando Rivas, entrenador de Carolina y verdadero artífice del éxito del bádminton español, a quien los grandes de Europa le tientan

Foto: Carolina Marín y Fernando Rivas (Getty Images)
Carolina Marín y Fernando Rivas (Getty Images)

Lo dijo Carolina Marínal poco deganar el Mundialy el tiempo noha tardadoen darle la razón: "A la federación se le ha subido el éxitoa la cabeza".Mientras la onubense ha seguido creciendo hastalograrnada menos que situarse como número uno del bádminton mundial, la federación españolacamina justo en la dirección contraria, de ahí la preocupación de todos sus estamentos, empezandopor los propiosjugadoresy terminando porlos directivos de las diferentes territoriales, pasando por un eslabón vital en este deporte como es el delos técnicos. Sólo laJunta directiva que controlael presidente de la FESBA, David Cabello, parece vivir al margen de esta realidad, aunque la Asamblea General Extraordinaria que se celebra este sábado en Madrid puede ser el lugar ideal para que sus miembros también se desmarquen de la gestión desu presidente. En su mano está.

La desconfianza generada hacia DavidCabelloesirreconducible y, tal y como hemos venido contando en El Confidencial desde el pasado mes de noviembre, sus decisiones desdeque Carolina se colgó el oro mundial en Dinamarcaestán llevando al bádminton español al borde del precipicio. Lo paradójico es que lo estáhaciendocuando los resultados deportivos son difícilmentemejorables. ¿Alguien lo entiende? Los que están dentro de este deporte, sí, de ahí su lógica preocupación por los derroteros a los que están llegando por culpa desus decisiones y que se teme que muchas de ellas no tengan solución. De hecho, despropósitoes la palabra más utilizada para calificar la situación.

Y si hay algo que concretamentepreocupa al conjunto delbádminton españoles la posiblemarcha de Fernando Rivas, conocido por ser el entrenador de Carolina Marín, aunque reconocido aún más por ser el auténtico artífice, no sólo del éxito de la campeona del mundo, sino de que España se haya convertido en un país de referencia deun deporte hasta hace poco prácticamente desconocido en nuestro país.Los increíbles triunfosde Carolina sonsólo la punta del iceberg del trabajo de Rivas. Su metodología de entrenamiento es conocido en todo el mundo con el nombre de 'método español'. Entrenador de entrenadores, formador de los técnicos de los diferentes centros de tecnificación, sin duda la labor más importante para garantizar que el éxito del bádminton español no es efímero y reducido al talento de unosjugadores concretos. ¿Es inevitablesu marcha? Sí, si quien debe evitarlano está por labor y transmite justo lo contrario, unas ganas enormes por que Fernandohaga las maletas, aunque en algún caso concreto ello conlleve también la marcha de Carolina. Tampoco eso importa y a laentrevista de David Cabello en El Confidencial basta con remitirse.

Llevarse a Rivas, matar dos pájaros de un tiro

Es normal que las potencias europeas de este deportellamen a la puerta de Fernando Rivas. Primero, porque, como ya hemos comentado, el entrenador granadinoes ya una referencia en el bádminton mundial. Más allá del fenómeno Carolina Marín, si algo ha llamado la atención en Europa es el éxito de la selección española júnior, capaz de acabar con la hegemonía de Dinamarca en la competición por equipos. Y, segundo, porque llevárselo del CARD de Madrid les serviría para neutralizar a España, quien se ha convertido en su principal rival a nivel continental. Por contra, lo que no es normal es que frente al insistente interés de otros países por fichar a Fernando Rivas,en la FESBA le hayan degradado jerárquicamente, tal y como se puede comprobar en su nuevo organigrama.

Por más que al hasta hace poco director de Alta Competición de la FESBAse le hagauna subida testimonial de sueldo, de momentosele hacolocado por encima a un vicepresidente, Carlos Longo, sin ninguna formación técnica en bádminton y, pese a ello, responsable del área de alta competición y tecnificación de la FESBA. Otros dos vicepresidentes, Rodrigo Sanjurjo y Marta Puente, están al frente de las áreas de desarrollo y formación y de eventos, respectivamente. En ese sentido, llama la atención queel exdirector general, Alberto Carazo, también ha sido degradado, aunque siga siendo el encargado de la organización de eventos.

El presidente de la FESBA apela constantementea la "sostenibilidad" para no afrontar que el buen trabajo realizado por Fernando Rivas y el resto de técnicosse ha ganado quela inversión tenga que aumentar. En lugar de intentargenerar nuevosrecursos, algo indispensablepara poder seguir creciendo, nadie diría que no interesa ver crecer aun deporte que ahora mismo ha demostrado de lo que es capaz en España.Y para ello es fundamental seguir contando con el técnico que ha hecho posible este milagro.

"Yo creo que la clave del éxitoestá en los entrenadores que tenemos, especialmente Fernando Rivas, que es quien está enseñando al resto", aseguró Carolina Marín a El Confidencial. "El entrenador es una pieza fundamental para que un jugador pueda crecer", añadió la andaluza. Su compañera Beatriz Corrales coincidió con ella: "Creo que principalmente la clave está siendo la táctica.Necesitábamos algo más y el equipo técnico, con Fernando Rivas a la cabeza, es quien ha introducido y nos ha aportado ese trabajo táctico". "La calidad de los entrenamientos tiene mucho que ver", añadíaen la misma línea que sus compañeras Kike Peñalver. "Sobre todo la intensidad con la que nos entrenamos y el equipo técnico que está detras, que hace un trabajo excelente", aseguróel actualmente mejor júnior de Europa. "Se nota que nos empiezan a tener miedo", sentencióClara Azurmendi, la júnior de oro,en referencia a la buena preparación que están recibiendo y a la progresión del bádminton español.

Y sigue el conflicto con los deportistas

Por cierto, y aunque Cabellose atreviera a decir delante de las máximas autoridades del deporte español que tal conflicto no existía, en la FESBA siguen sin solucionar el conflicto creado con los jugadores por lo derechos de imagen. La normativa al respecto fue aprobada sin el visto bueno de la Asamblea, otro paso en falso, pues la última palabra la tienen los jugadores y siguen sin darla. Es por ello queCarbobell tampoco debe de estar muy contento con la gestión de Cabello, pues al retraso que hubo para patrocinar a Carolina Marín se suma el hecho de que algunos deportistasaún no luzcan su publicidad debido a que el conflicto por la normativa no sólo no se ha solucionado, sino que a día de hoylas posturas se han vuelto a alejar.

La Asamblea General Extraordinaria que se celebra este sábado en Madrid, concretamente a las 11.00 horas en el Colegio Mayor Marqués de la Ensenada, puede y debe ser el mejor lugar para encontraruna solución. Cabello volverá a apelara la sostenibilidad de la FESBA para no invertir más dinero allí donde más se ha demostrado que merece la pena invertir, pero en cambio propondrá prorrogar su contrato de colaboración, del cual ya informamos en su día en El Confidencial. Así está recogido en el orden del día.

Y es aquí donde el Consejo Superior de Deportes tiene mucho que decir, y de momento ha dicho más bien poco, pues no es lógico que mientras a unos se les hable de sostenibilidad, otrosólo intentesostenerse en sucargo.Si Fernando Rivas acaba aceptando alguna de las ofertas que ha recibido no será porque él quiera irse, sino porque el máximo responsablede la FESBA permitirá-y quién si también celebrará- que se vaya. Esta es la paradoja en la que vive el bádminton español. Carolina, la número uno del mundo, y su federación a punto de inmolarse si su Junta directiva no lo evista. En su mano está.

Carolina Marín Fernando Rivas
El redactor recomienda