el técnico de moda del bádminton europeo

Fernando Rivas: "La historia de Carolina puede servir de inspiración incluso a Nadal"

Tal y como informamos en 'El Confidencial', el entrenador de la campeona del Mundo de bádminton ha recibido ofertas de varios países europeos. Normal, pues está considerado la clave del éxito español

Tal y como informamos en El Confidencial, el entrenador de Carolina Marín, campeona de Europa y del Mundo de bádminton, ha recibido ofertas de varios países europeos que le quieren reclutar para que implante su metodología de entrenamiento en las respectivas federaciones. Fernando Rivas, primer entrenador del CARD de Madrid y director de alta competición Federación Española de Bádminton (FESBA), es señalado por los propios jugadores como la clave principal del éxito que este deporte está teniendo para nuestro país y que, lógicamente, llama la atención entre sus principales rivales.  

"No nos sentimos tan valorados como nos gustaría", reconoció el propio Rivas, para añadir que "entendiendo siempre las limitaciones que tiene nuestro país y nuestra federación". 'El hombre con el toque de Midas', como le presentó el magazine de Badminton Europe, confirmó que "nos están llamando a la puerta para ver si pueden contar con nuestros servicios". Como suele suceder en muchos casos, el entrenador de Carolina Marín parece estar más valorado fuera que dentro de España, de ahí que parezca de justicia destacar su papel. 

Mantener una conversación con Fernando Rivas sobre bádminton y la metodología de entrenamiento en general resulta tremendamente enriquecedor porque su punto de partida es el análisis y no el recurrente efecto-causa. La prirmera pregunta responde a este análisis. El éxito de Carolina, ¿quizás llegó demasiado pronto o al menos antes de lo previsto? "¡Ojalá hubiera llegado antes!", contesta el granadino con la misma rapidez con la que a su espalsa la onubense devuelve un volante. "Lo que sí es verdad es que estaban planificado para más adelante. El único problema, y bendito problema, es que a partir de ahora tenemos que aprender a gestionar situaciones diferentes que nos hagan mantener este nivel y sobre todo inentar igualar, porque ya hay éxitos que son imposibles de superar en todos los años de vida deportiva que le resten a Carolina", añade.  

 

Las claves del éxito del bádminton español

 

"Una deportista que abre puertas"

Los éxitos cosechados por Carolina son una motivación para todos, desde la propia jugadora a sus compañeros, pasando por los técnicos, aunque también pueden tener su cuota de presión. Sin embargo, Fernando Rivas no lo ve así. "Carolina abre puertas y esas puertas están abiertas para quien las quiera atravesar. Está claro que siendo una pionera como es su caso, la gente debe subirse al tren y con el trabajo que estamos haciendo aquí -en referncia al CARD- y en el resto de centros de tecnificación, donde se está haciendo una estupenda labor, no creo que haya presión para pasar por sitios donde ya se ha llegado, aunque si esto ocurre tendremos que subsanar el problema". 

El bádminton en España es un deporte más conocido, pero también más reconocido, algo que Rivas subscribe. "Sin duda, y sobre todo gracias al esfuerzo que está haciendo la Prensa y a la atención que recibimos de todos los medios. Ha habido un antes y un después del campeonato del mundo. Vas a coger el tren con Carolina y la gente le reconoce en la estación. Estuvimos en la Caja Mágica viendo el entrenamiento de Rafa Nadal y de Feliciando López y reconocen a Carolina en el ámbito deportivo". 

Hablando de Rafa Nadal, Carolina por fin pudo conocer a su ídolo, pero también Rafa pudo conocer a Carolina Marín, ¿no cree? "Yo creo que ahora que parece que Rafa Nadal no está en su mejor momento, Carolina podría servirle de mucha inspiración. No sólo a él y lo digo desde la humildad, porque realmente su caso es muy particular. Es una española en un deporte que tiene una predominancia asiática desde tiempos histórico y en el que de repente se cuela una española en un sitio que no es el suyo. Sí, su historia puede servir de inspiración a otros deportistas". 

¿Se puede llegar a pensar que el bádminton es un deporte de chicas?, fue la pregunta que le hicimos a Kike Peñalver. "Sí, eso es verdad", responde Fernando. "Me imagino que a Kike le picaría la pregunta. Es cierto que se ha hecho una inversión muy grande en individual masculino de un tiempo a esta parte y se han concentrado muchos recursos en muy pocos jugadores, algo que estamos intentando subsanar  para que no ocurra que haya una diferencia tan grande entre el mejor jugador de España, que es Pablo Abián, y el resto de jugadores del individual masculino. Las personas que se entrenan en el Centro Nacional tienen más oportunidades de desarrollarse, tanto por medios, por horarios y por competitividad entre los propios jugadores, pero sí es cierto que Kike Peñalver tiene todas las de ganar y desarrollarse en un futuro muy por encima de lo ha llegado Pablo Abián. Y eso es al menos lo que espero".

Poco volumen, pero una alta calidad

En cuanto a las opciones de que Beatriz Corrales acompañe a Carolina Marín en los Juegos de Río, Fernando comenta que "lo veoy muy difícil, pero también factible. Es un reto que tenemos todos en común. Un reto del que hemos hablado y consensuado. Conocemos la dificultad y por lo tanto habrá que asumir un montón de riesgos para estar entre las 16 mejores y asumir riesgos te puede llevar a ser la número 15, la 16 o la 12, pero también a ser la 40. Pero me da igual, pues si eres la 17 es igual que si eres la 40, si no estás entre los 16 mejores no vas a Río y siempre y cuando Carolina también esté entre ellas. Por eso el trabajo que se tiene que hacer debe ser de altísima calidad". 

Siendo como es el bádminton un deporte cuya hegemonía la tienen los asiáticos, ¿se ha imaginado alguna vez Rivas irse a entrenar, por ejemplo, a Chinanbsp;"¿Chinanbsp;A veces pienso cómo sería, pero para empezar hay que familiarizarse con la cultura y con el idioma llevaría tiempo y no sería nada fácil. Además, no sé si mi enfoque como entrenador no sé si yo sería capaz de adaptarse a la mentalidad china en cuanto al entrenamiento. El enfoque en el bádminton es muy intelectual, en el que todo se basa en la táctica y a partir de ahí vamos desgranando la técnica y la preparación física, y a nivel mental tenemos el apoyo del psicológo Pablo del Río. No creo que en China este sistema funcionara". 

A diferencia de los países asiáticos, donde hay muchos jugadores donde elegir, en España esto no es posible. "Sí, pero primero porque no tenemos los recursos y no sé si yo voy a estar en la federación cuando los haya, incluso si estaré vivo. Ojalá que sí, pero por el momento estamos trabajando con poco volumen, aunque con una alta calidad, seleccionado muy bien el producto que tenemos y cuidándolo al máximo posible".

Fernando Rivas
Fernando Rivas

La preocupación ahora es "seguir ganando"

El hecho de que los jugadores y la propia selección española empiece a ser respetada, cuando no temida, por los rivales, ¿es una ventaja o un inconveniente? "Ni lo uno ni lo otro", asegura Rivas. "Es una circunstancia que hay que asumir y por ello trabajar de una manera diferente. Antes me preocupaba por ganar y ahora me preocupo por seguir ganando. Aunque los análisis de las contrarias sí que han variado porque mi conocimiento ha mejorado, la preocupación siempre es ganar y encontrar la manera para saber dónde van a atacarles a nuestros jugadores, analizarlo y llevarlo al entrenamiento. Siempre una relación muy íntima entre lo que está pasando en la competición y lo que yo quiero que pase. Todo pasa por el entrenamiento y el análisis". 

Viendo los entrenamientos tan mecánicos que se hacen en bádminton, da la sensación de que no es un deporte en el que haya lugar a la improvisación. "Sí la hay, y mucha", responde Fernando, "aunque a lo que se tiende es a disminuir las posibilidades de acción de los contrarios. Hay veces que se tiene que improvisar porque es un deporte muy rápido y hay muchas cosas que ocurren automáticamente o instintivamente, pero esto tambiés es bueno porque si fuera muy mecánico sería muy fácil analizarlo todo".

Para acabar la conversación con Fernando Rivas, dos preguntas muy directas sobre Carolina Marín. ¿Si tuviera que quedarse con una virtud, cuál sería? "Es que tiene muchas", responde el entrenador de la onubense mientras gana tiempo para pensar. "Puede ser la resiliencia -capacidad de superar la adversidad-. También la competitividad, pero ésta salta a la vista".  ¿Y un defecto a pulir? Aquí no lo duda, aunque lo dice con una sonrisa: "La atención".

Otros deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios