Es noticia
Menú
"Eres campeona de Europa, pero las instituciones sólo te llaman para paripés"
  1. Deportes
  2. Otros deportes
SANDRA FERNÁNDEZ ES LA MEJOR EN MOTOS DE AGUA

"Eres campeona de Europa, pero las instituciones sólo te llaman para paripés"

Sandra Fernández es campeona de Europa de Jet Ski, un deporte prácticamente desconocido pero en el que también España es una potencia. La gallega lucha por encontrar más patrocinios

Foto: Sandra Fernández, en una de sus pruebas.
Sandra Fernández, en una de sus pruebas.

Sandra Fernández es campeona de Europa de Jet Ski, un deporte apenas conocido en España, pero del que está gallega es una auténtica apasionada. A sus 35 años, lucha por hacerse con el mundial esta temporada. De momento, ha empezado con buen pie, ganando en Qatar la primera prueba de las cinco de las que consta el campeonato del mundo. Todavía le queda un largo camino por delante para seguir luchando por subirse a lo más alto del podio, un camino en el que no se encuentra con demasiadas ayudas: “Esto es un deporte muy caro, yo soy mileurista y apenas recibo ayudas”, confiesa a El Confidencial. Además de competir con las motos de agua también las vende en su tienda, JetVigo, una muestra más de que Sandra está entregada a este deporte de agua.

El Jet Ski es un deporte prácticamente desconocido, pero en el que España también es una potencia. Sandra Fernández explica en qué consiste: “Son carreras de motos de agua y hay varias modalidades, en la que yo compito es de circuito. El circuito se hace con boyas, es como si fuera un circuito de MotoGP, pero las curvas las delimitamos con boyas. La moto no tiene asiento, es más parecida a una moto de carretera porque te tienes que tumbar más y no tiene un apoyo, además tienes que ir de pie y eso te hace que te cueste más hacer los giros y te exija más físicamente”. Para prepararse, esta gallega entrena “con un preparador físico todos los días y los sábados con la moto” y reconoce que ella misma se “monta el circuito con las boyas”.

Esta temporada, Sandra ha empezado con buen pie ganando en Qatar la primera prueba del mundial. Por delante quedan las citas de Italia, Ibiza, China y Abu Dhabi, donde también estará. “Voy a ir a todas porque para competir en el mundial no puede ir cualquier piloto. Tiene que haber un proyecto de equipo, la organización te hace un contrato y tienes que poner un depósito de 2.000 euros, que este año ha puesto la Federación Española por mí. Ese depósito, si no vas a alguna carrera, se lo quedan ellos. Entonces, tienes que ir sí o sí”, explica. Aunque ella es la única chica española, sí que hay más presencia nacional en este mundial: “Cuando estamos en las pruebas, nos juntamos con el resto de equipos españoles, uno de Barcelona y otro de Amposta, y hacemos el equipo español para poder entrar en la Unión Internacional de Motonáutica, sino no me dejarían participar”.

Sandra viaja con su hermano y a la vez mecánico, unos viajes que, en muchas ocasiones tiene que costeárselos ella misma. Por eso, esta viguesa reclama más ayudas: “Por parte de las instituciones no tienes ayuda y se lleva un pocomal que, al menos donde tú vives, no te apoyen un poco. Tengo poco tiempo para promocionarme porque todo tengo que hacérmelo yo, trabajar, reparar la moto, entrenar… Desde la Federación, sólo he recibido ayuda para pagar el contrato con la UIM, pero nada más. Después, sí, te llaman el día de una entrega de premios, para paripés, pero para nada más. Yo soy mileurista y sólo en ir al campeonato de España, que fue en Torremolinos hace poco, me gasté 700 euros. Los patrocinadores (Suministros Magariños, TNT Energy Drink, LS2 Herlmets, Sport Pasión,Jetvigo Motos Acuáticas, Tekno Navalia yLecoquet) me van dando lo que pueden pero no tengo ninguno así fuerte. En el deporte de motor y náutica es muy caro todo”, asegura.

Pese a todas las dificultades con las que se encuentra, Sandra sigue dando pasos de gigante en este deporte. La deportista gallega explica todo lo que le aporta este deporte para tratar de animar a la gente a que lo practique: “Me encanta el contacto con el mar, la sensación de velocidad y la adrenalina que sueltas haciéndolo. A mí me gustan mucho las motos y todo lo que corra, y si ya es en el agua, mejor. Tampoco es un deporte muy peligroso de que si te caes te haces mucho daño. Es una sensación de libertad pero con seguridad”.

Una de las pruebas que cuenta con más afición y repercusión es la que se celebra en Ibiza. El año pasado, hasta 300.000 personas presenciaron la prueba. “Muchísima gente lo ve pero tienes que tener un entorno bueno y una buena promoción, si no hay publicidad no sirve. Ibiza es un sitio con gente a la que le gusta ver espectáculos. Yo corrí hace muchos años en Córcega en un mundial y la gente se bajaba a ver el slalom nocturno, se trata dehacer una buena promoción y una buena competición. En Galicia o en Vigoveo imposible que haya una competición porque los Ayuntamientos no quieren poner dinero. Ahora están intentando hacer una ruta desde Muros hasta la Ría de Vigo, pero como están en pleno proceso electoral, pues está difícil”.

Aunque le gustaría, Sandra no valora trasladarse a otro país donde tenga más facilidades: "por dinero lo veo imposible. Aquí tengo a mi familia que me ayuda con todo”, reconoce. En el futuro, a esta viguesa le gustaría montar una escuela para niños y crear más afición a este deporte. “Algún día hacemos pruebas con clientes que traen a sus niños y les encanta”, asegura. Mientras llega ese momento, Sandra sigue tratando de esquivar las trabas para seguir luchando por su sueño de ser campeona del mundo.

Sandra Fernández es campeona de Europa de Jet Ski, un deporte apenas conocido en España, pero del que está gallega es una auténtica apasionada. A sus 35 años, lucha por hacerse con el mundial esta temporada. De momento, ha empezado con buen pie, ganando en Qatar la primera prueba de las cinco de las que consta el campeonato del mundo. Todavía le queda un largo camino por delante para seguir luchando por subirse a lo más alto del podio, un camino en el que no se encuentra con demasiadas ayudas: “Esto es un deporte muy caro, yo soy mileurista y apenas recibo ayudas”, confiesa a El Confidencial. Además de competir con las motos de agua también las vende en su tienda, JetVigo, una muestra más de que Sandra está entregada a este deporte de agua.

El redactor recomienda