ES EL MEJOR PATINADOR ESPAÑOL DE TODOS LOS TIEMPOS

Javier Fernández, de montar muebles de Ikea a convertirse en tricampeón de Europa

Su cara de niño lo delata, tiene 23 años, pero Javier Fernández ya es el mejor patinador español de todos los tiempos después de ganar su tercer Europeo consecutivo

Foto: Javier Fernández celebra su tercer título Europeo (AP).
Javier Fernández celebra su tercer título Europeo (AP).

Su cara de niño lo delata, tiene 23 años, pero Javier Fernández ya es historia viva del patinaje artístico español. Este madrileño se ha encargado personalmente de llevar a España a lo más alto del panorama europeo en tres ocasiones y además, lo ha hecho de forma consecutiva, en 2013, 2014 y 2015. Sus piruetas y acrobacias sobre el Ericsson Globe de Estocolmo le sirvieron para volver a proclamarse campeón de Europa el pasado viernes. Todavía tiene muchos retos por delante, como lograr una medalla olímpica, que se le escapó por los pelos en Sochi, o mejorar el bronce que tiene en un Mundial. De momento, se lo toma con calma y, como no, con una sonrisa, esa que le acompaña a cada competición.

La primera vez que ganó un Europeo fue por enero de 2013. Javi tenía 21 años y todavía no era muy consciente de lo que había conseguido: “Cuando vi que era el ganador no me lo llegué a creer. Si hace un par de años me dicen que el patinaje iba a estar así no me lo creo. Hemos crecido a lo bestia internacionalmente y para nosotros es un orgullo tener cada vez más banderas y más fans. Gracias a todos. Vamos a seguir trabajando duro para estar aquí otra vez”, reconocía a El Confidencial tras volver del Campeonato de Europa de Zagreb. Ha bastado un poco más de tiempo, para que el que ya es el mejor patinador de la historia de España cumpliera su palabra.

Verlo moverse sobre la pista de hielo pone la piel de gallina, emociona, pero Javi Fernández ha tenido que trabajar muy duro para llegar a donde está. En un país donde las pistas de hielo apenas llegan a las 20, al madrileño no le quedó más remedio que hacer las maletas cuando sólo tenía 17 años. Se marchó a Estados Unidos y desde hace varios años reside en Toronto (Canadá) donde entrena a las órdenes de Brian Orser, un histórico patinador canadiense.

“Hubo un momento muy duro en mi carrera. Me fui a Estados Unidos. No sabía el idioma, no sabía vivir sin mis padres. Tenía 17 años y poca ayuda de la gente. Tuve que coger un apartamento, irme al Ikea y montar mi casa. Llegó el momento de los tornillos, que no sabía si sobraban o es que los ponían para que sobraran, pero a mí me sobraban. (Risas) Sin luz, con velas…y ahí pensé ‘¿En qué momento habré hecho esto?’ Pero tiré para delante. Ha sido duro pero ha merecido la pena el esfuerzo”, eran las palabras de Javi después de ganar su primer campeonato de Europa. Hoy por hoy, sus éxitos se han multiplicado.

Dos medallas de bronce en los Mundiales de 2013 y 2014 y una medalla de bronce en 2011 y de plata en 2014, en las finales de Grand Prix, han sido sus éxitos posteriores más destacados, además de, por supuesto, su triple corona europea. En los Juegos Olímpicos de Sochi de 2014, el madrileño se quedó a las puertas del bronce, por eso en su mente sigue estando ganar la medalla olímpica. Aunque es uno de los pocos patinadores que realiza saltos cuádruples en el mismo programa, en la cita olímpica sustituyó uno de ellos por uno triple, lo que lo dejó a tan solo dos puntos del bronce.

Desde el pasado febrero, Javier Fernández se ha resarcido con una plata la final del Grand Prix que se celebró en Barcelona, el título de campeón de España logrado en Granada el pasado mes de diciembre y un nuevo título Europeo. "Ha sido muy duro. Todos hemos dado el cien por cien, pero vamos a seguir entrenando fuerte. Es algo muy especial para mí ganar la tercera medalla. Siempre intento hacerlo lo mejor posible. A veces pasa, otras no. Se lo dedico a todos mis amigos, a toda mi familia que lleva aguantando todo este tiempo. Me acuerdo de Laura, mi hermana, que fue la que me llevo a hacer esto", reconoció el madrileño a pie de pista tras conseguir el oro. Shanghái será el escenario del Mundial que se celebrará del 23 al 29 de marzo y el madrileño ya lo ha advertido: “Voy a prepararme más para el Campeonato del Mundo. Soy capaz de todo”. Motivación y ganas no le faltan, Javi Fernández quiere seguir haciendo historia para el patinaje español.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios