¿Se le 'irá la mano' a la organización del Dakar en esta edición de 2015?
  1. Deportes
  2. Otros deportes
LA SEGUNDA ETAPA, DE LAS MÁS DURAS EN AMÉRICA

¿Se le 'irá la mano' a la organización del Dakar en esta edición de 2015?

La segunda etapa ya fue brutal, y quedan etapas inéditas en la historia de la prueba en Sudamérica. en 2014 se alcanzó el mayor porcentaje de abandonos

Foto: Peterhansel durante la segunda jornada del Dakar (Reuters).
Peterhansel durante la segunda jornada del Dakar (Reuters).

“El calor era como si tuvieras un secador a toda potencia en tu cara”, explicaba el francés Cyril Despres al final de la segunda etapa del presente Dakar, de una dureza inusitada. Carlos Sainz llegó a San Juan el pasado lunes totalmente desencajado. Afectado mentalmente después de embestir a un motorista en plena etapa, la deshidratación había llevado al límite al piloto español, como a la mayoría de los participantes.

Fue una etapa que destrozó a la caravana. Afortunadamente era sólo la segunda de la prueba. De haber llegado más adelante -como la terrorífica quinta etapa de 2014- hubiera masacrado. La etapa de ayer, la tercera con salida desde San Juan, no la hicieron 34 coches, yla cifra de abandonos en moto hubiera sido más elevada de no haberse neutralizado la etapa. Desgraciadamente, además,se cobró la vida de Michal Hernik.¿Será la de 2015 la edición más dura del Dakar en Sudamérica?

Una etapa de “eliminación, inhumana, brutal”

La primera en la frente solo enla segunda jornada, pero también la más larga del rally: 518 kilómetros cronometrados a los que añadir 107 más de enlace. El oeste de Argentina esperaba con un terreno lleno de polvo y altísimas temperaturas que superaron ampliamente los 40 grados y llegaron a rondar los 50 en algún punto. “Ha sido un infierno. Veníamos muy cansados, con muchos kilómetros y era una tortura. Los últimos han sido un esfuerzo físico muy fuerte y había que mantener mucho la concentración. Ha sido muy, muy duro”, explicaba el español Joan Barreda justo al bajarse de su moto, en una etapa que había ganado.

“Muy dura, muy pesada para todo el mundo. Me he sentido mal en los últimos 30 kilómetros y hasta he vomitado. Creía que no iba a terminarse nunca esta etapa”, declaraba el polaco Kristof Holowzcyz, compañero de Nani Roma en la categoría de coches. “Ha sido una etapa terriblemente difícil. La más difícil de mi vida, pensé en retirarme, pensé muchas cosas, se me acabó el agua 100 kilómetros antes de llegar a la meta. Me deshidraté intensamente y me sentí muy mal”, declaraba Ignacio Casale, ganador el pasado año en la categoría de quads, y uno de los favoritos a la victoria este año.

Fue la tónica general. “Una etapa de eliminación, inhumana, brutal. Imagínate pasar por zonas de carrera bajo esas condiciones, a las horas centrales del día y encima con el ‘fesh fesh’ (polvo en suspensión) que había por el paso de los pilotos principales”, reconocía Miguel Puertas, otro de los participantes en moto. La organización decidió neutralizar la prueba en el último control de paso para las dos ruedas.

El infierno de La Rioja y Catamarca

La jornada del lunes recordaba a la quinta y sexta del pasado año. Una de las dos, entre Chilecito y Tucumán, contaba con un total de 912 kilómetros. Sin asistencia mecánica para las motos, al termino de ambas abandonaron setenta participantes de las dos ruedas. A los altos kilometrajes compuestos de dunas, piedra, lechos de río y mucha navegación, se sumaron las elevadas temperaturas en las zonas de La Rioja y Catamarca. Varios pilotos, algunos de los favoritos como Gerard Farres y Paulo Gonzalves, veían como sus motos ardían por la hierba seca que se metía en los bajos de la moto.

Nani Roma y a Peterhansel reconocieron que había sido “la etapa más difícil desde que el Dakar llegó a Sudamérica en 2009”. Muchos recordaron aquel día en la jornada del pasado lunes. Al final, en 2014 el 50% de la caravana sucumbió con el mayor índice de abandonos desde que se llegó al continente americano y superior a las últimas ediciones en África. Considerando lo que viene por delante, esta primera semana y hasta el próximo martes el Dakar puede ser una auténtica pesadilla para los participantes.

“Será un Dakar complejo”

Conscientes de que la llegada a las alturas de Bolivia suponen un desafío inédito, los organizadores del Dakar decidieron adelantar la jornada selectiva que el pasado año se situaba antes de la de descanso. Porque, a partir de ahora y durante los próximos días, los participantes de esta edición van a moverse y competir durante varios días entre dunas y desierto, tres mil y cuatro mil metros de altura y con condiciones físicas y ambientales muy diferentes; incluso con el frío como protagonista.

“Será un Dakar complejo. Tenemos una etapa maratón en Bolivia, sin asistencia mecánica (de un día para otro) y sin ruedas a casi cuatro mil metros durante dos días. Es la primera vez que se hace esto en la historia del Dakar (para los coches)”, explicaba Nani Roma quien, como todos los participantes, ha tenido que llevar una preparación física especialmente adaptada a la altura: “Parece que tienes siempre sueño, con sensaciones desagradables y donde cambiar una rueda es un gran esfuerzo”.

“Creo que a la organización se le ha ido un poco la mano”, resumía el español Xavi Foj, quien cuenta con 24 participaciones ininterrumpidas en la prueba y que se remontan a 1991. Expresiones similares se escucharon el pasado año tras esas dos jornadas demoledoras. Al final del rallieabandonaron 216 participantes: de 174 motos que salieron llegaron 78, de los 40 quads sobrevivieron 15, terminaron sólo 62 coches de los 147 que partieron y 50 de 70 camiones. Este año partieron de Buenos Aires 414 equipos. Veremos cuántos vuelven a la capital bonaerense el próximo 18 de enero y si a EttieneLavigne y David Castera, sus máximos responsables, se les ha ido el Dakar2015 dela mano.

Nani Roma Rally Dakar Stéphane Peterhansel Joan Barreda
El redactor recomienda