Es noticia
Menú
Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez revalidan título en el Estrella Damm Masters Finals
  1. Deportes
  2. Otros deportes
se impusieron a la mejor pareja de la historia

Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez revalidan título en el Estrella Damm Masters Finals

Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez pusieron su firma en la historia del pádel al imponerse a Juan y Bela el día de su despedida como dupla. El resultado fue 7-6, 5-7 y 7-5

Foto: En la imagen, Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez (FOTOS: www.worldpadeltour.com)
En la imagen, Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez (FOTOS: www.worldpadeltour.com)

Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez dieron la gran campanada en el Estrella Damm Masters Finals y ganaron a Juan y Bela (7-6, 5-7 y 7-5) para poner su nombre en la historia del pádel. La dupla hispanoargentina dijo adiós con una derrota en su último partido juntos.No cabía ni un alma en el pabellón este pasado domingo cuando Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin saltaron a la pista central del Estrella Damm Masters Finals. Más de 4.000 personas contenían la respiración ante el último partido juntos de los número 1 del pádel mundial. Enfrente Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez jugaban para amargar la despedida de la mejor pareja de la historia.

Sanyo Gutiérrez yMaxi Sánchez sabían que la única oportunidad que iban a tener de ganar el partido era jugar al 100% todo el encuentro, no dejarse nada fuera de la pista y ponerlo todo dentro. Ante los número 1, no cabe otra opción. Por eso salieron con el cuchillo entre los dientes, dispuestos a arrinconar la magia de Juan y Bela a base de intensidad, golpes definitivos y un juego estudiado al milímetro. Y así ganaron la primera manga, a pesar de que Juan y Bela tuvieron dos bolas de set al resto. Pero Sanyo y Maxi respiraron hondo, se repusieron y forzaron el tie-break. En la muerte súbita, la dupla argentina marcó el ritmo para imponerse con comodidad (2-7) y cerrar la primera manga 7-6.

Por si fuera poco, rompieron el saque de Juan y Bela nada más arrancar la segunda manga y se colocaron con un 0-3 que dejaba a todo el pabellón con la boca abierta. Ahí estaban Juan y Bela, en su último partido juntos, ante el abismo. Pero no han dominado el pádel mundial durante más de una década dejándose llevar por la corriente. Los número 1 pusieron las cosas en orden, rompieron el saque de Maxi y Sanyo para empatar (3-3) y poder respirar. Gutiérrez-Sánchez no se vinieron abajo por haber perdido su servicio, siguieron trabajando en la misma línea para tener la oportunidad de ganar el partido (4-5) al resto. Juan y Bela no lo permitieron y afilaron sus garras para atacar el servicio de Maxi Sánchez. Consiguieron el break y cerraron el set con servicio (5-7) para empatar el partido y empezar de cero.

Tras cuatro días de grandes partidos, de emociones de infarto, de lleno en las gradas,el Estrella Damm Masters Finals se iba a decidir en el tercer set de la gran final. Todos los ojos del mundo del pádel estaban puestos en ese momento en la pista central del pabellón 12 de IFEMA. El golpe definitivo de Juan y Bela llegó en el séptimo juego. Con 3-3 en el marcador, los número 1 intuyeron que era su momento. Consiguieron romper el saque de Maxi y poner la mirada en la victoria final. Pero Sanyo y Maxi no iban a rendirse, sacaron el tarro de las esencias para romper el saque de Juan y volver a empatar el partido. La tensión se podía mascar en la pista y en las gradas. Tras afianzar su servicio, Maxi y Sanyo restaban para ganar el Estrella Damm Masters Finals. Y algo en su interior les decía que iban a conseguirlo. Devolvieron pelotas imposibles y se alzaron con el tercer set (7-5) para revalidar título en el Estrella Damm Masters Finals.

Mientras, en categoría femenina,Mapi y Majo Sánchez Alayeto se coronaronen el Estrella Damm Masters Finals. Las gemelas se impusieronen la gran final a Marta Ortega y Lucía Sainz, que pelearonhasta el final a pesar de la lesión en el tobillo de Marta (6-4 y 7-5). Las gradas de la pista central se abarrotaron y se pudo ver a los espectadores apresurándose para poder coger el mejor sitio. Así que cuando las cuatro jugadoras saltaron, 4.000 personas estaban ya sentadas para disfrutar de la gran final femenina.

El partido arrancó muy igualado, con las dos parejas aferrándose a su servicio, conscientes de que un break temprano podía acabar con todas sus esperanzas en el primer set. Así que no hubo ninguna rotura de servicio hasta que en el séptimo juego, Marta Ortega tuvo que pedir la asistencia de unfisio por culpa de una mala pisada que le provocó unas molestias que ya arrastraría todo el encuentro.Y estar mermado ante las gemelas Sánchez Alayeto es una condena segura. Porque las número 1 llegarona este Estrella Damm Masters Finals en el mejor momento de la temporada, muy finas en lo físico, y perfectas técnicamente. Y asírompieron el saque de sus rivales y se anotaron la primera manga (6-4).

Tanto Mapi como Majo supieron ver que ése era el momento de romper definitivamente el partido, lograndoun break nada más comenzar el segundo set para colocarse 2-0 y poner la mirada en la victoria. Pero no les iba a resultar fácil. La pareja revelación de la temporada no se iba a dejar ir sin más. Lucía y Marta agarraron con mayor fuerza su pala y decidieron que si iban a perder, lo harían a lo grande. Corrieron a por cada bola, pelearon cada punto, cada juego como si fuera el único. Pero ese break tempranero les iba a pesar demasiado. Porque las gemelas sabían que les valía con conservar su saque para ganar el partido.

Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez dieron la gran campanada en el Estrella Damm Masters Finals y ganaron a Juan y Bela (7-6, 5-7 y 7-5) para poner su nombre en la historia del pádel. La dupla hispanoargentina dijo adiós con una derrota en su último partido juntos.No cabía ni un alma en el pabellón este pasado domingo cuando Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin saltaron a la pista central del Estrella Damm Masters Finals. Más de 4.000 personas contenían la respiración ante el último partido juntos de los número 1 del pádel mundial. Enfrente Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez jugaban para amargar la despedida de la mejor pareja de la historia.