DARÁ UNA MASTERCLASS EN MADRID ESTE DOMINGO

Iván Raña, un chaval de 35 años que está "empezando lo mejor" de su carrera

Iván Raña es uno de los triatletas más conocidos del panorama español. Atiende a El Confidencial antes de dar una masterclass este domingo ante 200 personas

Iván Raña Fuentes (Órdenes, La Coruña 1979) es uno de los triatletas más populares del panorama nacional. Fue uno de los pioneros, el encargado de abrir camino en este deporte que combina natación, ciclismo y atletismo. A sus 35 años sigue siendo un enamorado de este deporte y, aunque ya ha dejado atrás la distancia olímpica, se ha centrado en el Ironman, la modalidad más extrema de triatlón que combina 3,8 kilómetros de natación, 180 de bicicleta y 42,2 kilómetros de carrera a pie. “El Ironman me motiva porque sé que tengo que estar a tope y entrenar más que nunca para lograr lo que quiero hacer”, reconoce a El Confidencial. Sexto en el Ironman de Hawai de 2013 y decimoséptimo en el de 2014, su gran objetivo sigue siendo coronarse en esta prueba, considerada la más dura del mundo de este deporte. Siempre con el deporte en la mente, el gallego se ha dado un respiro y este domingo impartirá una masterclass en el gimnasio Go Fit de Vallehermoso (Madrid), ante 200 personas, en el Evo Training Day organizado por Evo Banco.

Pregunta: Decimoséptimo en el Ironman de Hawai… ¿No salieron las cosas como esperabas?

Respuesta: Al final le das tanta importancia a la carrera y la preparas con tanto mimo y ganas que es lo que suele pasar. Igual levantando un poquito el pie antes aseguras un buen puesto, un quinto o un décimo, pero si quieres ir a ganar estás siempre en la línea esa de no saber si te estás pasando o no. Para ganar tienes que estar mejor que nunca y hacer cosas diferentes, entrenar con más calidad y muchas horas... Ya tengo todo más o menos claro de por qué no me salió ese día bueno. Es porque vienes de hacer siete u ocho horas de entrenamiento aeróbico al día, más el gimnasio y pasas de hacer hora y cuarto y hora y media y llega un momento que el cuerpo no responde, ni arrancas el motor con tan poco entrenamiento. Cuando vienes de acumular tanto volumen de trabajo, te quedas medio dormido, medio aplatanado y las sensaciones que tenía las reconocí bastante rápido. Luego intentas analizarlo y al final es eso, estás dormido, sin tono, un poco de exceso de parón.

P: ¿Qué esperas para la temporada que viene?

R: El objetivo es Hawai otra vez, voy a empezar a competir en carreras importantes en marzo y junio, que es cuando quiero hacer Ironman y luego ya Hawai. No haré mucha distancia corta, porque entre tanto viaje y tanta carrera, el cuerpo necesita reposar un poco. A veces, es mejor competir cuando te hace falta o porque es interesante para ganar puntos de cara a Hawai.

P: ¿Has notado mucha diferencia en ese cambio del triatlón olímpico del que venías tú al Ironman?

R: Cambia mucho el día a día y cambia la mentalidad. En el olímpico incluso buscas estar fresco para poder tocar ritmos muy altos y en Ironman necesitas acumular muchos kilómetros en alguna parte del año y en ese momento la fatiga es muy grande. Te cuesta levantarte, pero eso de acumular kilómetros te hace económico y resistente para aguantar ocho horas a tope y combinarlo con intensidad. Al final, estás metiendo casi la misma intensidad que un olímpico pero más horas. No estás tan rápido porque estás un poco más fatigado y más lento, pero lo considero un poco más exigente.

P: ¿Cuánto llevas siendo triatleta profesional?

R: Profesional desde 1999, casi 16 años.

P: ¿Y con qué experiencia o anécdota te quedas?

R: Para mí son los viajes, cuando íbamos a las carreras 'de cachondeo’, aunque íbamos a entrenar y competir bien y lo hacíamos bien, pero cada vez era una aventura, todo era nuevo, era como tener todos los días una excursión de fin de curso. Ahora también tengo buenos recuerdos, ves a conocidos y sigues viajando mucho y conociendo mucha gente. Para mí ese es el recuerdo, ver cosas diferentes que te hace no centrarte sólo en lo que ves alrededor de tu casa.

P: Para mucha gente eres un referente del triatlón por ser el primer español que destacó en este deporte, ¿te hubiera gustado estar ahora en el triatlón?

R: Bueno, cada uno tiene su momento. Igual si me centro en olímpico podría estar cerca de los primeros puestos pero claro, al final llevo 20 años haciendo triatlón, necesito un estímulo y esa es la diferencia. No es el físico ni la edad, sino la motivación del día a día. El Ironman me motiva porque sé que tengo que estar a tope y entrenar más que nunca para lograr lo que quiero hacer. Lo que quiero es disfrutar de esto y es todo diferente: circuito nuevo, caras nuevas y estimula mucho. Lo otro es un poco una rutina; cuando caes en eso en el entrenamiento no hay estímulo, te empiezas a apagar y es cuando tu nivel baja. Es cambio, no sólo físico, sino mental.

Tengo miedo a cuando deje de tener esta vida porque te motiva mucho y te hace levantarte. A veces pienso ‘¿y si luego no encuentro algo que me motive tanto?'

P: ¿Cómo ves a los españoles ahora en el triatlón olímpico?


R: En el olímpico los veo dominando y hay gente joven que viene pero no sé si con tanto talento; como Javi poquitos o ninguno, pero para estar disputando carreras y ganando algunas sí que hay gente. Al final, el triatlón está muy bien porque hay gente con calidad y que entrena mucho, pero hay pocas ayudas y pocos patrocinios. El poder tener a un tío bueno, con cualidades y talento y que tenga el apoyo económico es complicado. El conciliar una cosa con la otra estará ahí delante.

P: ¿Te ves joven para estar disputando Ironman?

R: Me noto novato, llevo cinco años y ya empiezo a saber que va el tema, pero noto que por ejemplo en Hawai la fastidié un poco por no saber ajustar el entrenamiento. Muchas veces te dan consejos pero eres tú el que tiene que vivirlo. Por ejemplo, con 20 años puedes tener un entrenador muy bueno al lado, pero hay sensaciones que tienes que reconocer tú y saber cómo estás bien... Saber nivelar todo es complicado. Al principio entrenaba más intenso los primeros Ironamn que corrí y ahora he cambiado algo la carrera a pie; cerca del Ironman no meto tanta caña. Hay detalles que ajustas para que las cosas te salgan mejor. En Austria me salió bien y en Hawai pensaba que estaba todo más controlado. El año que viene lo que quiero es estar en la misma situación física pero planificar bien esas dos últimas semanas.

P: El triatlón, sobre todo el popular, está en pleno auge, ¿qué consejos das a la gente que está empezando?

R: En el Evo Training Day de este domingo daré consejos. Lo importante es empezar asimilando los buenos consejos que te pueden dar y no meter mucha intensidad, porque la gente quiere correr rápido, pero no siempre es lo mejor. No es estar siempre yendo a más, sino empezar poco a poco y dejar que el cuerpo asimile el trabajo que vas haciendo. Con tranquilidad y descansando, muchas veces alcanzas más nivel que metiendo tanta carga de inicio. Llega un momento que te vuelves víctima de esa adrenalina que te da el entrenamiento y piensas que si un día no sientes que has estrenado a tope no vas a rendir... Es algo que es bueno que lo escuchen de alguien que lo haya vivido. Yo lo he vivido, eso de estar motivado y pasado de vueltas por las ganas de entrenar, y a veces el mejor entrenamiento es un buen descanso.

P: A tus 35 años tienes en mente el Ironman, piensas en seguir a tope… ¿hay Iván Raña para rato?

R: Sólo es motivación. La gente dice que a partir de los 30 pierdes velocidad, vas lento; no sé, la verdad que yo no me creo nada. Si estás motivado, andas... y lo compruebo con amigos que tengo. Creo que es más el tipo de vida y el trabajo que hagas que la edad. Si hiciéramos caso de eso, yo estaría retirado desde hace ocho o nueve años. Y ahora estoy casi empezando lo mejor de mi carrera porque tengo la experiencia, el físico responde y tengo más kilómetros que antes.

P: ¿No te cansas de una vida tan sacrificada?

R: No, de hecho tengo miedo a cuando deje de tener esta vida porque te motiva mucho y te hace levantarte. A veces pienso ‘¿y si luego no encuentro algo que me motive tanto?’ Esto te hace estar siempre ahí en vilo.

P: Javier Gómez Noya explicaba en El Confidencial que si dentro de 20 años seguía haciendo triatlones que alguien lo parara, ¿a ti quieres que alguien te pare?

R. No quiero que me pare nadie porque si lo haces es porque realmente te lo pide el cuerpo. Tengo claro cosas que quiero hacer, como correr rally y hacer cosas que me estimulen. Pero siempre vinculado al deporte porque al final es tu vida.
Otros deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios