En el rugby español no existe debate: "Está bien... si queremos inventar otro deporte"
  1. Deportes
  2. Otros deportes
el cisneros no secunda a wayne smith

En el rugby español no existe debate: "Está bien... si queremos inventar otro deporte"

El Club de Rugby Cisneros nos cuenta que no está muy por la labor de modificar una regla tan básica en el rugby como el pase hacia adelante

Las palabras que pronunció Wayne Smith sobre el estado actual del rugby planetario no iban a pasar desapercibidas, estaba claro. Lo que proponía el que fuera campeón del mundo no era cualquier cosa. Pretende modificar (por llamarlo de alguna forma suave), una de las esencias más importantes del rugby: el pase hacia adelante está prohibido, y quiere que se permita. Es un cambio muy drástico, que quizás para el común de los mortales que no entienda de rugby le parezca indiferente, pero para los que viven por y para el rugby supone algo similar a una blasfemia.

El Confidencial se ha trasladado a los campos de rugby de INEF, en la Ciudad Universitaria para hablar con uno de los equipos más representativos del rugby patrio, el Cisneros. Cuando se les plantea la cuestión, sin más, sin entrar en detalles, sus rostros se descomponen. Miran con cierta incredulidad, como diciendo ‘¿estás de broma?’. “Eso es una locura, el Wayne éste está como una cabra”, se oye decir sobre el césped. “¡Pero si desde que empezamos a jugar nos han dicho que el pase adelante está mal!”, dice otra voz en un corrillo que se genera para discutir sobre el tema. Bueno, en realidad, no es discutir cuando las partes implicadas opinan exactamente lo mismo.

El ambiente en general es contrario a lo que plantea el exseleccionador de los All Blacks y actual asistente de los Chiefs de Hamilton (Nueva Zelanda). Pero el entrenador es el que más se acerca a tratar de comprender lo que intenta conseguir Smith con sus ideas. Daniel Vinuesa no está de acuerdo, en absoluto, al menos no de entrada. El avant es algo que se evita por instinto, pero “él propone que sea una vez en cada secuencia de ataque y sería un gran cambio pero no sería demasiado importante en el rugby de alto nivel. Si fuese constante sí sería un cambio muy drástico”.

Si se permitiese siempre el avant “sería fútbol americano”, algo que tanto Vinuesa como el resto del cuerpo técnico y la plantilla del Cisneros rechaza de pleno. Eso sí, el entrenador entiende que Smith pida que el rugby aprenda algo del football estadounidense. “Como espectáculo, el fútbol americano es uno de los deportes que mejor ha sabido adaptarse al medio audiovisual. Todos los deportes profesionales han ido evolucionando y siguendo el camino marcado por el fútbol americano”, dice Vinuesa.

Eso sí, en el campo, en lo que se refiere al propio deporte, “hay muchas enseñanzas posibles de técnica individual en los contactos, en la carrera, que se pueden aplicar. Y en el rugby a 13 ocurre más o menos lo mismo, fundamentalmente en los contactos. Hay elementos que se van aprendiendo y adquiriendo por el rugby de élite de 15”.

Las ideas de Wayne Smith, como tratamos de explicar y ellos de comprender, no son las ideas de un demente, de una persona que quiere destrozar el rugby más clásico por algo diferente. Tienen todas un sentido: reforzar el ataque de los equipos para hacer del rugby menos previsible y mucho más emocionante.

“Esta propuesta –recuerda Vinuesa– viene a sumarse a una revisión continua del juego para tratar de favorecer los ataques ante la evidencia de que cada vez las defensas complican más y más el juego de ataque. Y el rugby, como espectáculo televisivo, se resiente. Año a año, la IRB va haciendo pequeños ajustes en el reglamento y en la interpretación de los árbitros para tratar de buscar un equilibrio entre la seguridad de los jugadores y el espectáculo televisivo”.

Claro que esa comprensión que trata de mostrar el entrenador no está compartida por la gran mayoría. Juan Pedro Brolese es el director técnico, secretario de organización y bastantes cargos más en un club que no es profesional a pesar de estar en la División de Honor nacional. Es un argentino que no entiende su vida sin el rugby, y ese cambio que propone Wayne Smith le suena más que raro. “Está bien… si queremos inventar otro deporte. Mata la esencia del rugby”. Si alguna de las ideas que el ex All Black quiere que se estudien se acaba aplicando, en España no van a ser especialmente bien recibidas, queda comprobado.

Aun así, Vinuesa nos reconoce que “en un mercado como el nuestro, que no conoce el juego, es muy difícil de entender. El rugby es un juego difícil de comercializar por todo lo que implican las melés, los puntos de encuentro... Por ejemplo el rugby a 7 es mucho más fácil de consumir, es más sencillo y por la televisión es más 'vendible'”. Buena oportunidad será para comprobar si esto es cierto en los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, ya que el rugby volverá a ser olímpico en la modalidad de sevens.

Rugby Wayne Smith Nueva Zelanda All Blacks Club de Rugby Cisneros
El redactor recomienda