RUTH VARONA, ÚNICA ESPAÑOLA EN LA CITA

El sueño del Ironman de Hawaii a los 40 y como una vía de escape al paro

Ruth Varona ha sido la única española que disputó la pasada edición del Ironman de Hawaii. A sus 40 años, esta triatleta está en paro y se refugia en el triatlón

Foto: La triatleta española, Ruth Varona.
La triatleta española, Ruth Varona.

Ruth Varona (Cantabria, 1974) tiene la suerte de haber sido la única española que disputó la pasada edición del Ironman de Hawaii. Asentada en Valladolid, esta auxiliar de enfermería y socorrista ha hecho del triatlón su modo de vida. Tras terminar segunda en su grupo de edad (40-44) en el Ironman de Lanzarote, logró la plaza para Hawaii, donde terminó en la posición 67 de su grupo edad y en la 323 dentro de la clasificación general de las mujeres. Lo hizo tras completar los 3,8 kilómetros a nado, los 180 en bicicleta y los 42 km corriendo en 12 horas y 18 minutos. “Todo el mundo sueña con ir, pero jamás pensé que lo podría conseguir”, reconoce a El Confidencial. Varona acaba de iniciar el proyecto Geotraining, junto al entrenador Juanjo Martí, con el objetivo de formar grupos de trabajo para realizar entrenamientos de triatlón, ‘running’, ciclismo y natación. Esta triatleta en paro y con trabajos eventuales se vuelca en el deporte para sobrevivir a la crisis laboral.

“Llevo la vida de una triatleta profesional. Compagino mis sesiones con la gente que estoy entrenando. No me voy a quedar en casa hasta que me salga algo de trabajo”, explica Ruth Varona. A sus 40 años, esta cántabra dedica su vida a entrenar, llegando a hacerlo durante siete horas al día: “Al principio de temporada metí mucho volumen. Por la mañana hacía bici, y por la tarde nadaba y corría. Después, metí más calidad y menos volumen, hacía más transiciones y series y llegaba más cansada. He llegado a entrenar siete horas diarias. En verano, que estuve trabajando, sólo entrenaba 3 o 4 horas diarias y no preparé todo lo bien que me gustaría la cita de Hawaii”.

Ruth ha estado toda la vida vinculada al deporte; el salvamento y el socorrismo fueron sus últimas modalidades más practicadas. “El chico que me entrenaba hacía triatlones y ahí me entró el gusanillo y empecé yo también”, asegura. Además de la cita de Hawaii, en su haber también está un segundo puesto en el Ironman de Lanzarote, que le dio el pase a la cita de Kona, se clasificaban las dos primeras del grupo de edad 40-44, y le sirvió para motivarse cada día: “La temporada pasada, mi motivación fue intentar hacerlo lo mejor posible en Lanzarote para intentar conseguir la plaza para Hawaii. El año anterior lo había intentado, pero no lo había conseguido porque tenía una lesión. En 2014, dije ‘tiene que salir’, así que trabajé todo lo que pude para conseguir la plaza y, una vez conseguida, estaba contentísima e hice lo mismo para Hawaii, entrenar y entrenar”.

Participar en el Ironman de Hawaii es la máxima aspiración para todo aquel que practique triatlón. Ruth Varona y Carmen Brahim fueron las únicas atletas españolas que participaron en Hawaii con la excepción de que esta última no es residente en España desde hace muchos años, sino en Estados Unidos, país en el que obtuvo todas sus marcas para acudir a la cita. “Para mí supuso el premio a lo que había estado haciendo durante toda mi vida. La gente que hace triatlón siempre sueña con ir a Hawaii. Yo también soñaba con ello, pero no creí jamás que lo podría llegar a conseguir. Es una cosa muy difícil de alcanzar. En chicas hay muy pocas plazas y es una cosa casi imposible. No pensaba que iba a tener esa suerte para conseguir la plaza, pero la conseguí”.

Cuando Ruth Varona empezó a hacer triatlón apenas sabía andar en bici. Fue la exciclista internacional Rosa Bravo, la que le enseñó los mejores trucos y la que le “inculcó los valores a la hora de entrenar y de competir”, tal y como explica Ruth. Ahora es una de sus mejores amigas y una de sus ayudas a la hora de planificar cada temporada: “Hace un mes que hice Hawaii y ahora estoy descansando porque tenía una lesión que venía arrastrando y quería recuperarme. La próxima temporada no va a ser larga, no va a haber ningún Ironman. Habrá media distancia y probablemente el campeonato de España de Cuadriatlón (natación, piragüismo, ciclismo y running) que es una prueba que nunca se me ha dado mal. Esta temporada, tres semanas antes de correr en Lanzarote, me fui a correr a Ibiza, que era el campeonato de Europa y quedé segunda en el grupo de edad y cuarta de la general. Así que este año a ver qué tal se da”.

En un deporte que requiere la compra de mucho material, Ruth Varona se las ha ingeniado para conseguir financiarse: “Hasta ahora he podido contar el patrocinador, Grúas Tinlohi, que es el club al que pertenezco y el que se hace responsable de viajes y todo lo que me tenga que pagar. Además, tengo la suerte de poder contar con gente de Valladolid que me está echando una mano. Los chicos de Fisioclínicas Pisuerga me tratan para la prevención y la cura de lesiones y ProActitud y SelerBikes hacen pruebas biomecánicas. Además, Max’s System me sirve material de bicicleta y VO2 me prepara en la carrera a pie gracias al atleta internacional Ricardo Serrano. En ese aspecto tengo suerte y mucha gente me apoya”, concluye esta triatleta casi profesional que ha sabido hacer de su hobby una vía de escape.

Otros deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios