HA VUELTO A COMPETIR CON UN ORO EN MANCHESTER

Brigitte Yagüe piensa en Río y crea escuela: "Quiero enseñar taekwondo a los niños"

Brigitte Yagüe llevaba diez meses sin saltar al tapiz y en el Grand Prix de Manchester se colgó el oro el pasado fin de semana. Está en su mejor momento y ya mira a Río

Foto: Briggite, en plena competición.
Briggite, en plena competición.

Brigitte Yagüe llevaba diez meses sin saltar al tapiz. Unos problemas personales la mantuvieron apartada de la competición desde 2013, pero el pasado fin de semana, la balear volvió a lo grande en el Grand Prix de Manchester donde se colgó el oro. “Volver a ganar ha sido una ilusión enorme”, reconoce todavía emocionada a El Confidencial. Sus familiares y amigos le brindaron un gran recibimiento a su vuelta de la ciudad inglesa y ahora que ha vuelto al tapiz, Brigitte ya no quiere parar: “”Voy día a día, pero el objetivo es puntuar e ir a los Juegos Olímpicos”. A sus 33 años, se encuentra mejor que nunca y, mientras combina el deporte con el taekwondo sigue soñando con volver a subirse a un podio olímpico en Río 2016.

Volver triunfando, eso es lo que ha hecho Brigitte Yagüe en Manchester. En su aventura por la ciudad inglesa, todo fueron buenas noticias: “Fueron 10 meses los que estuve sin competir y para mí, volver a ganar ha sido una ilusión enorme porque, aunque vayas a los campeonatos con la ilusión de ganar, era consciente de que es muy difícil tras mucho tiempo sin competir. Iba a hacerlo lo mejor que pudiese dentro del tapiz y volverme con el oro para mí también fue una sorpresa. Ahora espero no parar y que todo marche bien, estoy mejor y espero que, si no aparece nada complicado a nivel de salud, mantener el nivel y estar bien para el año que viene”, reconoce la taekwondista a este periódico. 

El Grand Prix de Manchester forma parte de un circuito de cuatro pruebas al año que esta temporada ya puntúa para el ranking olímpico. Brigitte lo explica: “Se trata de un circuito a nivel mundial para puntuar para el ranking olímpico. Se hacen cuatro Grand Prix al año. A los tres primeros van las 32 mejores del ranking y al último, que puntúa doble, las 8 mejores. El de Manchester era el tercero y en noviembre es el último que será en México y en el que podré estar gracias a esta medalla. Mi objetivo a corto plazo es puntuar allí porque suma muchísimos puntos y sería un buen golpe grande para estar entre las primeras. Ahora estoy cuarta”.

Brigitte no quiere pensar a largo plazo y, aunque ahora está centrada en terminar esta temporada, sí que tiene muy presentes los Juegos Olímpicos. “Ahora pienso en el día a día. El  año que viene hay otros tres Grand Prix, más el final, un Campeonato del Mundo y unos Juegos Europeos. Todo eso puntúa para el ranking olímpico y el objetivo es intentar puntuar en cada uno de ellos para en diciembre de 2015 estar entre las seis mejores e ir directamente a los Juegos Olímpicos. Quiero ir poco a poco y campeonato a campeonato para no crearme esa presión que se suele crear antes de los Juegos. No quiero de la diversión porque ahora ese es mi objetivo, divertirme, pasármelo bien y  dar lo mejor de mí. De momento, parece que me está yendo mejor que antes”, asegura.

Mientras entrena y prepara competiciones, Brigitte también desarrolla su faceta profesional. La balear ha montado un gimnasio exclusivamente de taekwondo en Palma de Mallorca en el que todavía no da clases pero que sí que dirige y está pendiente de todo. “Yo abrí el gimnasio y las clases, tengo dos partes. Por un lado, las del taewkondo base que da una persona de confianza, un entrenador nacional que estuvo conmigo en el CAR muchos años. Son por la tarde y acuden niños, juniors y  adultos. Por otro lado, están las mañanas que es cuando Juan Antonio, mi marido, entrena a la gente de alto nivel: a mí, a un chico de Gabón, a una chica de Panamá, etc. Cada vez va viniendo gente de otros países. Por ejemplo, acaba de estar el campeón olímpico que es argentino, gente de Kazajstan y de Inglaterra. De momento, va bien y ya cuando me retire estaré algo más vinculada, ahora no tengo mucho tiempo”, explica.

Para Brigitte, el gimnasio le ayuda económicamente además del deporte: “Para vivir del taekwondo todo depende las medallas que saques. Si sacas medallas, puedes vivir anualmente. Dependes de los resultados y siempre estás vinculado a los Campeonatos del Mundo y de Europa para tener una beca. Más de un año es complicado porque no son muy altas”. Además, para la balear es un proyecto a largo plazo en el que espera poder compartir su experiencia: “Quiero aprovechar mi conocimiento y que los que vienen a aprender avancen con pasos agigantados. Los niños son muy importantes para poder enseñar una buena técnica desde el principio y que tengan una buena base que puedan aplicar a la competición y que marque las diferencias. Ojalá dentro de unos años, podamos ver a niños competitivos a nivel nacional. De momento, ahora me ven que saco medallas y es como les motivo a competir”.  

Brigitte quiere seguir siendo un ejemplo para los niños de su gimnasio y que mejor manera de seguir cosechando éxitos. Con 33 años, todavía ve la retirada muy lejana: “Vivo el día a día y me sorprendo cada vez más. Después de tanto tiempo sin competir, me encuentro como si tuviera 20 años. En estos momentos, voy viendo cómo reacciona mi cuerpo y si veo que entreno fuerte y mi nivel no está donde quiero, entonces me plantearé retirarme. De momento, aguanto aunque sí es cierto que me cuesta recuperar entre entreno y entreno y entre combate y combate. Quiero disfrutar, mantener el nivel de aquí a año y medio y tener al alcance la opción de ir a Río 2016”, concluye.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios