Una deportista de Malasia da positivo en los JJOO asiáticos... y se niega a devolver el oro
  1. Deportes
  2. Otros deportes
Tai Cheau Xuen ganó en wushu

Una deportista de Malasia da positivo en los JJOO asiáticos... y se niega a devolver el oro

Tai Cheau Xuen dio positivo en un estimulante en la competición de wushu, un arte marcial, que ganó y se le anuló, pero alega una confunsión con su orina

placeholder Foto: Tai Cheau Xuen, en un ejercicio durante los Juegos Asiáticos (EFE).
Tai Cheau Xuen, en un ejercicio durante los Juegos Asiáticos (EFE).

En la historia del deporte, son muchos los casos de deportistas tramposos que han querido vencer en su materia habiendo ingerido sustancias ilegales. Demasiados, con casi toda seguridad. La esencia del deporte es la competición de igual a igual, con las mismas condiciones, y hacer que un cuerpo sea más fuerte, o más resistente que otro a través del dopaje convierte en indigno al participante. El rechazo a estas prácticas está globalizado, aun si hay cientos de atletas que todavía las realizan, conscientemente o no. Sin embargo, algo novedoso ha ocurrido en los Juegos Asiáticos. Una deportista dio positivo, fue sancionada y se le retiró su medalla. Pues bien, se negó a devolverla.

Tai Cheau Xuen es una deportista de Malasia que practica la disciplina wushu. Participó representando a su país en la final femenina de este arte marcial. El pasado 20 de septiembre, después de un ejercicio soberbio, los jueces le otorgaron una puntuación media de 19,23, que le valió para ser por sorpresa oro en la final, por delante de la indonesia Wasni Juwita Niza y la china Wei Hong, que se llevaron la plata y el bronce, respectivamente. Tai dio la primera medalla de oro de la competición a su país, el inicio de unos buenos resultados malasios que les han llevado a acumular, por ahora, otras cuatro medallas. La diferencia, es que estas cuatro han sido limpias, y la conseguida en wushu, no.

El Consejo Olímpico Asiático (COA) le realizó un análisis antidoping y, el 30 de septiembre, Tai Cheau Xuen dio positivo por sibutramina, un fármaco estimulante anorexígeno que suele ser utilizado para luchar contra la obesidad. Esta medicina está retirada en una enorme cantidad de países, entre ellos en España, debido a sus efectos muy perjudiciales contra el sistema digestivo. La chica, de 23 años, se encontraba ya en Kuala Lumpur ya que la participación de la expedición de wushu en los Juegos acababa el día 24. “La competidora ha sido descalificada de la competición y de los Juegos, su acreditación ha sido cancelada y su medalla retirada”, decía la declaración del COA.

El asunto levantó una enorme polvareda y ríos y ríos de una polémica que, ahora, días después, puede estar viviendo sus últimos episodios. La historia es la siguiente: una vez conocido el resultado del control antidoping y el positivo y la pérdida del oro de Tai, la Federación de Wushu malasia se puso de parte de su deportista porque aseguraba que “había pasado demasiado tiempo desde que la prueba llegó al laboratorio. La cadena de custodia no fue la correcta”. Incluso el ministro de Deportes y Juventud de Malasia apoyó a Tai asegurando que “vamos a luchar contra esto”.

En lo que se apoyan los malasios para defender a Tai Cheau Xuen es en una posible ‘mezcla’ de los análisis al salir del laboratorio. “El día que se tomó la muestra de Cheau Xuen habían cinco muestras juntas. Existe una posibilidad de que fueran accidentalmente intercambiadas, por tanto, ¿por qué íbamos a devolver la medalla de oro?”, decía el jefe de la expedición de Malasia, Datuk Danyal Balagopal. “Vamos a apelar, de hecho, Tai se esperó dos horas después de competir para entregar su muestra sin ningún tipo de problema”, añadió. “Mi hija ni miente ni toma drogas. Siempre ha sido muy cuidadosa con ello y no necesita tomar nada en ninguna competición”, aseguraba su padre.

Pasados ya cuatro días de la decisión del COA, la medalla sigue en poder de Tai Cheau Xuen. Este mismo jueves, tras un contraanálisis, se confirmó el positivo por sibutramina, y remitió de nuevo la obligación de la deportista a devolver su medalla de oro, que sería entregada a la participante Wasni Juwita Niza de Indonesia, que como dijimos, acabó segunda. Según publicó la Asociación Mundial Antidopaje (AMA) en su guía para deportistas sobre el dopaje, las muestras se organizan por números y no por el nombre del atleta. Es decir, cada muestra del atleta tiene un número que es lo que se registra en la AMA. El deportista siempre deja dos muestras, ‘A’ y ‘B’. Una vez que la muestra ‘A’ ha dado positivo, tiene derecho a reclamar un análisis en la muestra ‘B’. En el caso de Tai, las dos la ‘condenan’. Además, ha perdido el recurso presentado.

¿Qué es el wushu?

Wushu significa literalmente arte marcial en chino, y como tal, proviene de las legendarias artes marciales de la China tradicional. Como toda disciplina de este tipo, requiere de una concentración absoluta y una agilidad y velocidad motora sensacionales, además de una coordinación muy precisa y acrobacias muy espectaculares para la vista. A pesar de su condición de arte marcial y su consiguiente relación con el mundo interior del individuo, finalmente se convirtió en un deporte profesionalizado poco tiempo después de la II Guerra Mundial.

En algunas modalidades como el nanquan-nandao (en la que ganó el oro Tai), se utilizan primero las manos libres y después unas espadas cortas tradicionalmente, aunque en la actualidad el arma se ha alargado. Se trata de unos movimientos muy técnicos y que requieren de una gran capacidad de equilibrio para realizar posiciones muy bajas y giros con patadas realmente sorprendentes, llegando en ocasiones a los 900º. Se puede realizar de manera individual, como en el caso de nuestra protagonista, o en la modalidad de dúo, conocida como Duilian.

Tai Cheau Xuen Wushu Dopaje Juegos Asiáticos Malasia Agencia Mundial Antidopaje (WADA)
El redactor recomienda