LE QUEDAN SEIS PRUEBAS INDIVIDUALES

Tras el estreno en aguas abiertas, Mireia quiere "estar en las finales" en piscina

Mireia Belmonte logró el bronce en 5 kilómetros en aguas abiertas. Por delante le quedan seis pruebas individuales donde espera seguir cosechando éxitos

Foto: Mireia Belmonte posa con la medalla de bronce del 5 kilómetros de aguas abiertas (AP).
Mireia Belmonte posa con la medalla de bronce del 5 kilómetros de aguas abiertas (AP).

Mireia Belmonte hizo este jueves su puesta de largo en el Campeonato de Europa de Berlín y la catalana no falló: se colgó el bronce en 5 kilómetros de aguas abiertas. “Son muchas pruebas y habrá días muy difíciles”, reconocía la de Badalona a El Confidencial antes de partir para tierras germanas. Ayer terminaba tercera en su primera prueba, pero por delante, le quedan seis más individuales: 200 mariposa, 200 y 400 estilos, 400, 800 y 1.500 libre. La nadadora española reconoce que llega “sin presión” y con el objetivo de disfrutar sin olvidar los resultados: “Intentaré estar en la final en casi todas las pruebas que pueda y rebajar alguna marca si se puede”. 

Era la primera vez que Mireia Belmonte nadaba en la categoría de aguas abiertas. La prueba se disputó en formato contrarreloj por el Canal de Regatas de Berlín y en la mitad de la prueba ya iba en cuarta posición, muy cerca de la tercera, en ese momento, la húngara Eva Ristztov. La catalana recuperó distancias y consiguió colgarse el bronce a sólo 45 segundos de la ganadora, la alemana Isabelle Harle. La holandesa Sharon Van Rowendaal completó el podio. Un hito para Belmonte en su estreno.

En el fondo estoy mejor, las pruebas de velocidad las tengo que afinar un poco más en el entrenamiento. Me falta todavía la chispa. Me cuestan un poco”, reconocía Mireia Belmonte a este periódico. Con su medalla de bronce en aguas abiertas, la catalana ha dejado patente su buen estado de forma en la larga distancia. En la piscina tendrá que volver a exhibir su gran momento en las pruebas de 800 y 1.500. Será en 200 mariposa, 200 y 400 estilos y 400 libres donde deberá demostrar que ha conseguido esa “chispa” que quería lograr en las pruebas cortas.

“Job’s done @miss_belmont”, (“Trabajo realizado Mireia Belmonte”) decía Fred Vergnoux en su perfil personal de Twitter minutos después de que la catalana se colgase la medalla de bronce. Una foto del podio acompañaba la frase. El entrenador francés se ha convertido en la sombra de Mireia, en el responsable de que la nadadora sueñe con grandes éxitos: “Todavía tengo mucho que mejorar. Aún me queda bastante margen de mejora y espero que tarde en encontrar el techo”, aseguró.

Esta confianza que atesora Mireia Belmonte no es una casualidad. “El cambio que ha sufrido Mireia es una realidad. En el primer 800 que hizo, hizo 100 metros y salió de la piscina; eso es un buen ejemplo para explicar el camino que hemos recorrido. Su realidad era que tenía miedo de no aguantar la prueba”, reconocía Fred Vergnoux a El Confidencial el pasado mes de diciembre. La nadadora catalana ha encontrado en el técnico francés a su “preparador adecuado”. Belmonte reconoce que “con los entrenamientos vas viendo que sí se pueden hacer cosas”.

En el Europeo de Berlín, Mireia tratará de seguir aumentando su palmarés a base de éxitos y continuar siendo un referente en el mundo de la natación, no sólo a nivel mundial sino también para los más pequeños: “Cuando eres pequeño siempre te fijas en un referente y quieres seguir sus pasos. Cuando yo era pequeña sí me fijaba y ahora estoy yo en la otra situación. Creo que es bonito que los que vienen detrás se fijen en ti, me gusta la idea, me agrada”, concluye. 

Otros deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios