LUCHÓ POR LA IGUALDAD RACIAL

50 años del combate que inició el camino de una leyenda llamada Mohamed Alí

50 años se cumplen del famoso combate que marcó la historia del boxeo entre Cassius Clay, más conocido como Mohamed Ali, y Sonny Liston en Miami

Foto: Ali, en una de sus primeras conferencias de prensa (Reuters).
Ali, en una de sus primeras conferencias de prensa (Reuters).

El deporte, como la vida, suele escribirse a partir de hazañas. Personajes que se rebelaron contra el orden establecido. Cassius Clay escribió una de esas páginas trascendentes. Sonny Liston era sorprendido por un joven que le arrebataba el título mundial de los pesos pesados. Aquel joven boxeador no pasaría la historia con ese nombre, sino con el de Mohamed Alí.

El célebre combate, hace ahora 50 años, el 25 de febrero de 1964, fue el último en el que compareció. Tras la contienda ante Liston, desfallecido el todavía campeón de los pesos pesados en seis rondas, Clay anunciaba su adhesión al movimiento religioso de poder negro, ‘La Nación del Islam’, para luchar por la segregación racial que imperaba en los Estados Unidos. Con su adhesión, cambió su nombre al de Mohamed Alí.

Su historia empezó a escribirse en 1960, cuatro años antes del combate que marcaría un antes y un después en su vida. Con tan sólo 18 años, lograba el oro en los Juegos Olímpicos de Roma de 1960. Cuenta en su autobiografía que, tras la euforia del oro logrado, tuvo que regresar a casa tras ser rechazado por el servicio de un restaurante. Este incidente influyó en el resto de su carrera.

Su citada victoria ante Liston el permitió a Alí la oportunidad de que sus protestas tuvieran un mayor calado. Desde la segregación racial hasta la guerra de Vietnam. Durante años, fue más noticia por sus reivindicaciones sociales que por lo que discurría dentro del ring. Usó su éxito para luchar por lo que él creía que era más justo.

Muhammad Ali vs Sonny Liston from 1965

Su rechazo a participar en la Guerra de Vietnam fue otro de los hechos que marcaron su vida. “No me iré a quince mil kilómetros para asesinar a unas pobres personas. Queréis que vaya a luchar por vosotros cuando vosotros no me defendéis aquí en América. Vosotros sois el enemigo, no los vietnamitas ni los chinos”, argumentó. Fue condenado a 5 años de prisión  y una multa de 10.000 dólares. Apeló la sentencia pero mientras esperaba el resultado se le prohibió salir del país, le retiraron el pasaporte y se le prohibió boxear en los Estados Unidos. Esta negativa provocó que despojaran de su corona. Volvería al ring en 1970, pese al recelo de ‘La Nación del Islam’, que consideraba que los deportes perjudicaban el progreso de los negros.

Tras su vuelta en 1970, recuperaba su trono en 1975 en Kinshasa, capital de Zaire, el 30 de octubre de 1974, en otro célebre duelo contra George Foreman. Por entonces, su figura tenía una gran influencia en la opinión pública. Su carácter, algo egocéntrico, acrecentó su leyenda. “Soy joven, soy guapo, soy rápido y es imposible vencerme”, sentenció en una ocasión. “Revoloteo como una mariposa y pico como una abeja”, definió su forma de moverse dentro del cuadrilátero.

En 1987, tras varios años alejado del ring, fue noticia por su delicado estado de salud. Su dificultad en el habla y sus movimientos corporales descoordinados revelaban que sufría Parkinson. Comprometido con la lucha racial y la igualdad de la raza negra, para entonces su figura ya había transcendido al deporte. No sólo nació el recuerdo de una deportista que aún pervive. Había nacido una leyenda.

Otros deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios