OPTIMISMO PARA 2014 TRAS LAS 74 MEDALLAS

Carpena: "Hemos llegado a un nivel que pensábamos que no podíamos alcanzar"

España se mueve como pez en el agua, tal y como certifican los éxitos conseguidos bajo la bandera de la Real Federación Española de Natación (RFNE)

Foto: Fernando Carpena, presidente de la Federación Española de Natación.
Fernando Carpena, presidente de la Federación Española de Natación.

España se mueve como pez en el agua, tal y como certifican los éxitos conseguidos bajo la bandera de la Real Federación Española de Natación (RFNE). El año que se ha cerrado hace veinte días, con los Mundiales de Barcelona como foco de atención, ha colgado 74 medallas internacionales absolutas en el casillero particular de los deportes acuáticos. A este amplio número de metales, hay que sumar los tres récords del mundo y la mejor marca europea, hitos que llevan la firma de Mireia Belmonte.

Pero éste no es el único motivo que España tiene para mirar con optimismo al futuro: Melani Costa, las chicas de sincronizada o las de waterpolo han hecho vibrar al país desde la piscina. Ahora, bajo el lema 'Nadando hacia Río' pretenden mantener la progresión de 2013. Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes, considera que el momento que vive la natación española es brillante, y que ha llegado el momento de seguir soñando de cara a los próximos años, en especial para los próximos Juegos.

"Tenemos que hablar mucho de lo que está pasando en la natación española. Nos hemos emocionado recordando los momentos tan especiales de 2013 que seguro se repetirán en los próximos años con la vista puesta en Brasil 2016. En medio de las circunstancias tan complicadas que estamos atravesando en este periodo, la RFNE nunca ha venido a pedir, siempre ha venido a proponer, se trata de crear. La impresión que transmiten es la de un equipo muy compacto", señaló Cardenal.

Fernando Carpena, presidente de la Federación Españoña de Natación, se mostró orgulloso de los objetivos conseguidos, a pesar de los problemas económicos de los últimos años: "Hemos llegado a un nivel que no pensábamos que podíamos alcanzar y hay que felicitar a los artífices de todo esto: deportistas, técnicos, clubes... Pretendemos que nos marquen un camino y este es Río 2016. Nuestras medallas y récords son un regalo para la sociedad, a la que aportamos valores y forma de vida y así es como los deportistas agradecen la inversión (no siempre suficiente) que hacen en ellos. Y es que las subvenciones desde 2009 han bajado un 60% aproximadamente, pero hemos seguido trabajando y hemos crecido en la adversidad".

Por su parte, José Antonio del Castillo, director de Alto Rendimiento de Natación, también se mostró feliz por lo conseguido estos años: "Hemos acabado el primer año del ciclo olímpico. El tren con dirección a Río tiene su primera parada en los Europeos, pero lo cierto es que unos JJOO sólo se preparan en los propios Juegos por su intensidad, pero hay que aprovechar citas mundiales y europeas para llegar lo mejor posible. En Barcelona soñábamos con hacer un gran campeonato y eso es lo que salió. Ahora el objetivo es prepararnos bajo presión para conseguir los mejores resultados. No tenemos ningún secreto, sólo hay mucho trabajo y una línea estricta a seguir. Esto lo hacemos intentado rentabilizar lo que tenemos a nuestro alcance".

Sincronizada y waterpolo, un seguro de vida

La natación sincronizada y el waterpolo se han convertido en dos deportes de rotundo éxito en España. De un tiempo a esta parte, se han convertido prácticamente en una garantía de medalla. Ana Montero, directora técnica de la sincronizada, así analiza el éxito: "Hemos vivido los tiempos en los que la sincronizada no era conocida. Vuestra ayuda ha sido fundamental. Este año hay cambios en el reglamento: antes había dos paneles al 50% y ahora habrá tres paneles. Esto nos obliga a cambiar sin perder de vista el podium para mejorar y acercarnos a Rusia porque el objetivo es ser oro".

"Para ello, nos iremos acercando a las campeonas poco a poco. Ahora estamos intentando medir todo aquello que sea medible, queremos saber qué pide el juez para dárselo. Hay que apostar por el rigor en nuestro deporte.", indicó: De igual manera, quiso volver a dejar claro que Gemma Mengual no tiene intención de volver a competir: "Ella se tira a la piscina porque trabaja las coreografías y lo enseña mejor desde dentro del agua. Si ella me dijera que quiere competir, sería decisión suya y habría que ver si tiene nivel para participar en una cita europea o mundial. No haría caso de los rumores".

Por su parte, Rafa Aguilar, director técnico de waterpolo, valoró el éxito del waterpolo: "Los dos equipos son igual de importantes y a pesar de la situación económica, hemos persistido manteniendo los dos en la elite y con el femenino hemos tocado el cielo. Ahora, ¿qué tenemos por delante? El waterpolo masculino es complejo, hay que saber donde queremos ir teniendo en cuenta todos los elementos. No es fácil porque hay que saber que pasa en otro países porque este deporte es un deporte de lucha", indicó.

Pero se mostró muy esperanzado con el equipo femenino: "Estamos en un momento dulce. Ahora es un equipo que tiene que afrontar muchas competiciones oficiales cuando hace unos años lo pasábamos mal para inscribirlas en los torneos, meterlas en el circuito y darlas a conocer. El objetivo son las medallas, sí, pero sobre todo queremos clasificarnos para el próximo Mundial porque en Europa los cortes son difíciles. A las chicas las vamos a tener en todos los frentes, pero vamos a tener que ayudar al equipo masculino para simular las competiciones con partidos amistosos", señaló.

Otros deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios