HISTÓRICA ESPAÑA CON CINCO MUNDIALES SEGUIDOS

Jordi Bargalló, el gran héroe español del hockey patines que juega "para ser feliz"

La selección de hockey sobre patines hizo historia este sábado. Mucha culpa de ello la tiene Jordi Bargalló, el líder espiritual del combinado nacional

Foto: Jordi Bargalló, el gran héroe español del hockey patines que juega "para ser feliz".
Jordi Bargalló, el gran héroe español del hockey patines que juega "para ser feliz".

La selección de hockey sobre patines hizo historia este sábado, después de coronarse campeona del mundo en Angola. Este fin de semana, muchas líneas se han escrito sobre el derbi entre el Real Madrid y el Atlético, sobre el récord histórico del Barcelona o sobre la lesión muscular de Leo Messi, pero poco o muy poco se ha dicho sobre el combinado nacional que más éxitos ha conseguido para el deporte español en toda la historia. El Confidencial no ha querido perder la oportunidad de hablar con Jordi Bargalló, uno de los mejores jugadores de la historia de este deporte y tetracampeón del mundo con España.

Atendiendo a los resultados que ha conseguido el combinado nacional a lo largo de su historia, los datos asustan: dieciséis veces campeona del mundo, doce veces subcampeona y siete veces tercera; diecisés veces campeona de Europa, quince veces subcampeona y cinco veces tercera. Y, por si fuera poco, este sábado en Angola ha destrozado un nuevo récord: ha conseguido ser campeona del mundo por quinta vez consecutiva, o lo que es lo mismo, es la primera selección de la historia en cualquier deporte capaz de conseguir cinco títulos mundiales seguidos, un nuevo hito para el deporte español.

A pesar del gran éxito del hockey sobre patines español, los jugadores nacionales mantienen los pies sobre el suelo. El propio Bargalló, una de las grandes estrellas de la selección española, es consciente del gran éxito logrado, pero mantiene la cercanía y la sinceridad propia de un jugador que acaba de debutar en el deporte de alto nivel: "La verdad es que estamos muy contentos por el triunfo. Es una alegría enorme haber logrado un nuevo Mundial, pero nosotros no nos damos cuenta de lo que hemos hecho. Posiblemente con el tiempo valoremos de otra manera lo conseguido", indica Bargalló.

Con la misma ilusión de un juvenil, Bargalló, a sus 33 años, asegura que los récords no se tienen en mente cuando se salta a la pista: "Nosotros no pensamos en estas cosas, lo que nos hace felices es jugar. Sólo pensamos en salir y hacerlo lo mejor posible para ganar". Sin embargo, es consciente de que su carrera deportiva se encuentra en su recta final, y aunque asegura que "no" se plantea "la retirada", cree que éste ha sido su último Mundial: "La edad va pesando, y al siguiente no llego, seguro". Por si fuera poco, en la final contra Argentina se rompió un dedo, lo que retrasará su participación con el Liceo.

Y es que el partido que dio el título al combinado nacional no fue nada sencillo, sobre todo por "el corazón que le pone Argentina", señala el jugador español. La Selección dominó buena parte del partido, lo que le valió para adelantarse en el marcador con un claro 3 a 0, merced a los goles de Adroher, Gual y del propio Bargalló. Sin embargo, la albiceleste firmó tres goles en diez minutos para empatar el choque, que se decidiría gracias a un tanto de Gil a punto de acabar el partido: "Teníamos el choque controlado, pero Argentina nos lo puso muy difícil. Menos mal que al final decidimos el partido", señala.

"En el deporte y en la vida siempre hay que seguir luchando"

Campeón de Europa de clubes en 3 ocasiones, en 4 con España y otras 4 del mundo, también con la Selección, Bargalló no sabría decir con qué título quedarse: "Con todos, me quedo con todos, es imposible elegir uno". Sin embargo, es consciente de que a pesar de ser historia viva del deporte español, no acapararán grandes portadas: "Los propios jugadores somos los más realistas. Sabemos que el fútbol se come a otras especialidades, pero es un problema de la televisión. Si tuviéramos más cobertura, seguro que tendríamos más repercusión, más patrocinadores y, por tanto, seríamos más notorios", indica.

Con el gran triunfo conseguido en Angola, espera que, poco a poco, "se hable más de hockey sobre patines". Bargalló sabe que no le quedan demasiados años por delante, pero está dispuesto a seguir disputando cada partido con la ilusión del primer día: "Lo bueno del deporte y de la vida es que siempre hay que seguir luchando, hay que hacerlo cada día. No te puede relajar, siempre debes dar el máximo para evitar que te ganen". Con esta reflexión vital se despide uno de los mejores jugadores de la historia del hockey sobre patines, un tetracampeón que ha hecho al deporte español aún más grande.

Otros deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios