EL EQUIPO NACIONAL CONSIGUE MEDALLA EN LAS SIETE PRUEBAS MUNDIALISTAS

La sincronizada dice adiós con un balance perfecto para España

Nos hemos convertido en una potencia de la natación sincronizada mundial, y lo dicen las siete medallas conquistadas en los Mundiales de Barcelona

Foto: Las chicas posan con su medallas tras un nuevo triunfo.
Las chicas posan con su medallas tras un nuevo triunfo.

Que nos hemos convertido en una potencia de la natación sincronizada mundial no es ningún secreto. Desde que Gemma Mengual comenzara a conquistar medallas en el Mundial de 2003, precisamente en Barcelona, el equipo español ha ido creciendo de una manera vertiginosa hasta convertirse en una referencia. Europeos, Mundiales, Juegos Olímpicos… En todas las citas importantes, las nuestras están en el podio y se cuelgan no una, sino varias medallas. Ante la difícil transición que se aventuraba, tras las retiradas de la propia Mengual, Andrea Fuentes y la controvertida y polémica salida del equipo nacional de Anna Tarrés, muchos querían comprobar el nivel competitivo de las chicas y la capacidad de superación ante unos últimos acontecimientos bastante delicados. Y lo han superado con nota.

Una figura sobresale por encima del resto. Ona Carbonell se ha convertido en nuestra nueva sirena y el relevo perfecto a Mengual y Fuentes. Digna heredera de ambas, la nadadora catalana ha conquistado ni más ni menos que siete medallas (tres platas y cuatro bronces) en estos Mundiales que se están disputando en la Ciudad Condal. El nuevo staff técnico, encabezado por Mayuko Fujiki y Esther Jaumà, y completado con Anna Vices, Ana Montero y Gemma Mengual como asesora, ha sabido continuar el buen trabajo realizado anteriormente y que los acontecimientos desagradables entre la anterior seleccionadora y el presidente de la RFEN, Fernando Carpena, no llegaran a influir en su rendimiento.

Barcelona se ha volcado con ellas y éstas han respondido de la forma que mejor saben, sobre la piscina, desarrollando a la perfección a esas maravillosas creaciones sobre el agua que tanto ensayan a lo largo del año. Ona Carbonell, Marga Crespí, Alba Cabello, Paula Klamburg, Clara Basiana, Sara Levy, Meritxell Mas, Cristina Salvador, Thais Henríquez y Laia Pons son las artífices de cumplir ese ambicioso objetivo con el que llegaban a una cita tan importante. Optaban a siete metales y siete son las que se llevan a casa. No han fallado en ningún momento, y todo gracias a una capacidad de trabajo y de sacrificio encomiable, amén de un talento natural extraordinario.

No hace mucho España no aparecía ni en el mapa de la sincronizada. Ahora cosecha éxitos y se codea con las grandes potencias, Rusia y China, en esas posiciones de privilegio. Esto, en un momento de tremenda dificultad para los deportes minoritarios, es digno de alabar. Las chicas de Mayuko nos han hecho vibrar y disfrutar durante toda esta semana. Ahora le toca a Mireia Belmonte y a los chicos y chicas del waterpolo recoger el testigo para seguir engordando el medallero español. 

Otros deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios