¿Evitarán las nuevas medidas la constante muerte de adolescentes en el motociclismo?
  1. Deportes
  2. Motociclismo
LUTO EN LAS DOS RUEDAS

¿Evitarán las nuevas medidas la constante muerte de adolescentes en el motociclismo?

Dorna y la Federación Internacional de Motociclismo se unen para frenar la trágica sucesión de fallecimientos que asola sus competiciones

Foto: Carrera de supersport300
Carrera de supersport300

Los promotores de las principales competiciones de motos se unen para frenar la escalada trágica de fallecimientos y avanzan una serie de medidas no exentas de polémica. La muerte del joven piloto de 15 años Dean Berta Viñales el pasado fin de semana en el circuito de Jerez, ha hecho realmente insostenible la situación. En los últimos tres años cinco pilotos han fallecido por atropellos en competiciones disputadas sobre circuitos que, a pesar de contar con las más avanzadas medidas de seguridad, nada pueden hacer para evitar esta trágica racha de accidentes mortales, con tres fallecimientos en el plazo de cuatro meses.

Se da además la trágica circunstancia que, salvo el caso del suizo Jason Dupasquier, el primero de los fallecidos en 2021, los demás pilotos eran adolescentes que ni siquiera habían cumplido los 16 años. A pesar de los enormes avances en medidas de protección tanto en equipamiento como en las escapatorias de las curvas, el motociclismo sigue siendo peligroso. Sin embargo, esa gran parte de la sociedad que desconoce las particularidades de este deporte se escandaliza ante esta inasumible espiral de fatalidades con menores de edad. No sin cierta razón.

placeholder El mayor riesgo hoy día para un piloto es caerse en mitad de la pista, quedandose a merced de los atropellos.
El mayor riesgo hoy día para un piloto es caerse en mitad de la pista, quedandose a merced de los atropellos.

La ruleta rusa de los atropellos

El problema de fondo radica en que todas las muertes recientes se deben a atropellos en mitad de la pista y poco se puede hacer frente a esta circunstancia. Si el piloto al caerse sale arrastrado hacia las escapatorias mala suerte ha de haber para que el accidente tenga consecuencias graves. Pero si se queda en medio de la pista y en el suelo la escena se convierte en una especie de terrorífica ruleta rusa en la que todos los pilotos que van por detrás sean capaces de esquivarle o no.

La Federación Internacional de Motociclismo (FIM) como Dorna en calidad de promotor de las principales competiciones han establecido una serie de medidas para evitar las consecuencias de este tipo de accidentes. El primero, elevar un año la edad mínima para correr tanto en las pruebas mundialistas como en las copas de promoción. Un paso que quizá no vaya al fondo del problema, el de permitir que menores de edad asuman riesgos que quizá no les corresponda a ellos. También se reducirá el número de pilotos por parrilla, medida muy razonable que, si no evita el problema de fondo, al menos reduce las probabilidades de que se produzca. No olvidemos que en la mayoría de fallecimientos las parrillas superaban fácilmente la treintena de pilotos. Una auténtica locura. Y por último, avisar telemáticamente al instante a los pilotos con una señal luminosa en el display de sus motos de las caídas de otros en pista para que corten el acelerador inmediatamente. Quizá sea de todas las medidas la que ataque más directamente el problema pero, de momento, técnicamente no parece fácil de implementar.

placeholder El murciano Pedro Acosta a sus 16 años demuestra que su edad no es un problema de capacidad sino quizá de conveniencia.
El murciano Pedro Acosta a sus 16 años demuestra que su edad no es un problema de capacidad sino quizá de conveniencia.

Sistema basado en la precocidad

A pesar de tratarse de medidas con sentido, quizás se parte en todo el planteamiento de una premisa equivocada: en lo referente a la edad de los pilotos se confunde la velocidad con el tocino, mezclando capacidad de pilotaje con cuestiones que entran en el terreno moral. Ningún joven está exento de sufrir una fatalidad, no sólo en competiciones deportivas sino en la misma vida normal. Pero una cosa son las fatalidades y otra bien distinta la de participar voluntariamente en una actividad donde las posibilidades de perder la vida son muy reales como la realidad confirma.

De modo quizá un poco injusto se carga a los padres la responsabilidad (o irresponsabilidad) de permitir que sus hijos participen en actividades de tanto riesgo a edades muy tempranas. Pero los padres hacen simplemente lo que la ley les permite. Y si los padres impidieran hasta los 18 años que sus hijos participaran en competiciones de alto nivel codenarían a sus hijos a no poder cumplir sus sueños deportivos antes siquiera de haberlos comenzado. Por absurdo que parezca, un piloto que a los 18 años no haya comenzado a destacar a nivel mundialista tendrá prácticamente imposible hacerse un hueco en este mundo, pues para todo el ‘establishment’ la mayoría de edad es la estación término que mide si el joven motociclista tiene madera de futura estrella o no.

placeholder Reducir el numero de participantes de unas parrillas super igualadas no soluciona el problema de fondo pero algo lo mitiga.
Reducir el numero de participantes de unas parrillas super igualadas no soluciona el problema de fondo pero algo lo mitiga.

El falso debate de la capacidad

Parece pertinente insistir que no se trata de una cuestión de capacidad. Chavales que desde los siete u ocho años pilotan minimotos y luego en categorías superiores, con catorce o quince años cuentan ya con una habilidad excepcional para pilotar motocicletas capaces de alcanzar 200 km/h. En algunos casos incluso, un adolescente de desarrollo físico tardío tiene incluso en motos de baja cilindrada ventajas derivadas del menor peso frente a pilotos consagrados de mucha mayor edad.

El hacer hincapié en una mayoría de edad no evita que el motociclismo siga teniendo un elevado componente de riesgo pese a los avances en seguridad actuales y los que puedan suponer las medidas introducidas por Dorna y la FIM. Riesgos, que, para ser asumidos, parece obligado que sean fruto de una decisión adulta. No olvidemos que la edad va rebajando grados de temeridad e inconsciencia o dotando a los jóvenes una mejor medida del riesgo. Tampoco debería resultar un drama que los pilotos lleguen al mundial con 20 años y que asciendan a MotoGP con 24 o 25. Si Valentino Rossi han mostrado un alto nivel de competitividad pasados los 40, los pilotos más competentes podrían superar ampliamente la década compitiendo en la categoría reina del motociclismo, superando con mucho la longevidad de grandes mitos del motociclismo como Barry Sheene, Kenny Roberts, Freddie Spencer o Wayne Gardner.

Pese a que existan muchos contratos e ilusiones de por medio, la introducción de las medidas mencionadas e incluso otras adicionales a estudiar deberían tener un efecto inmediato. Es difícilmente aceptable que sólo se haya agarrado el toro por los cuernos tras ell tercer fallecimiento en un mismo año, pero no hay que olvidar la dificultad de acometer cambios drásticos al reglamento con las competiciones ya comenzadas: En todo caso, ya no es soportable el punto al que nos ha llevado el fallecimiento de Dean Berta Viñales. DEP Dean y todo nuestro cariño a tus seres queridos.

Mundial de Motociclismo MotoGP Circuito de Jerez Motociclismo
El redactor recomienda