El destino puede reunir a Maverick Viñales con Valentino Rossi
  1. Deportes
  2. Motociclismo
La vía Ducati cobra fuerza

El destino puede reunir a Maverick Viñales con Valentino Rossi

La ruptura de mutuo acuerdo entre el español y Yamaha ha dado paso a un inesperado escenario. ¿Cuál será su destino y quién su sustituto?

placeholder Foto: Maverick Viñales y Valentino Rossi durante una rueda de prensa cuando ambos estaban en Yamaha, en 2017. (EFE))
Maverick Viñales y Valentino Rossi durante una rueda de prensa cuando ambos estaban en Yamaha, en 2017. (EFE))

Por primera vez desde que el Campeonato del Mundo de Motociclismo echó a andar en 1949, el mes de julio no va a tener una sola carrera. Es algo insólito, tanto como las cinco semanas de vacaciones que la familia de MotoGP va a poder disfrutar. Semejante parón no puede haber sido más oportuno, porque va a ayudar a relajar los encendidos ánimos en el garaje del equipo oficial Yamaha, donde andaban a la greña desde que Maverick Viñales estalló en el pasado Gran Premio de Alemania. Una semana después, tras la cita de Holanda, la situación se resolvió con su anticipada salida del equipo, a final de esta campaña, renunciando al contrato existente hasta el final de 2022.

Foto: Maverick Viñales se lamenta durante una rueda de prensa. (EFE)

El futuro de Viñales es una incógnita. Aunque en un principio se difundió con aparente seguridad que su destino era Aprilia, él mismo se encargó de negarlo de forma categórica en la rueda de prensa de Assen, cuando aún paladeaba el gusto del podio conseguido en el circuito holandés. No hay mucho donde elegir, porque la mayor parte de las plazas de MotoGP están ya adjudicadas para 2022, pero las circunstancias particulares de esta temporada han hecho que se abran nuevas expectativas para él.

Viñales estuvo muy cerca de firmar por Ducati en el invierno de 2020, justo antes de su última renovación con Yamaha. Quizás ahora sea un buen momento para retomar el contacto, porque aunque el equipo de fábrica y las escuderías satélite de Pramac y Gresini están ya cerradas, la coyuntura ha permitido que Ducati incremente su presencia en el paddock de MotoGP a partir de 2022 con la entrada del equipo VR46, la escudería de Valentino Rossi que da el salto a MotoGP. Lo único seguro es que el nuevo equipo tendrá a Luca Marini en sus filas, y muchos esperan que el otro piloto sea el propio Rossi.

placeholder Valentino Rossi (46) y Maverick Viñales (12) ruedan en el circuito Ricardo Tormo de Cheste. (EFE)
Valentino Rossi (46) y Maverick Viñales (12) ruedan en el circuito Ricardo Tormo de Cheste. (EFE)

Sin embargo, no va a ser tan sencillo. Rossi anunció que se tomaría la pausa veraniega para reflexionar su futuro. Tras una temporada que está siendo realmente aciaga –conseguir una décima posición en entrenamientos o en carrera se celebra como si fuera un triunfo–, nadie descarta que Rossi anuncie que se retira cuando finalice la temporada. De ser así, seguramente el anuncio llegue para que su participación en el Gran Premio de San Marino, en el circuito de Misano, el mismo escenario donde se inició en las carreras “de verdad” en 1994, se convierta en un apoteósico fin de fiesta. Pero esa es otra historia.

Hay mucha gente presionando para que Rossi siga un año más, y uno de los que tiene más capacidad de presión es el príncipe saudí Abdulaziz bin Abdullah Al Saud, como nuevo patrocinador del equipo VR46, a través de Aramco, la corporación saudí, a quien le gustaría ver a Rossi en su equipo. Pero el campeonísimo italiano es consciente de lo complicado que podría llegar a ser estar en misa y repicando, ser piloto en su propia estructura.

Pero claro, al final el que manda es el señor del dinero, y si al príncipe le apetece tener a Rossi a bordo, es probable que se sienta obligado a satisfacerle. En esta tesitura es dónde aparece Viñales, porque puede que Rossi dé una promoción y una visibilidad inigualable al equipo, pero ni él ni su hermano Luca podrán dar resultados, que es algo que, supongo, también espera el patrocinador. Es de suponer que Viñales sí que los daría, así que la vía Ducati se presenta como la opción más interesante para el de Rosas.

Mercado abierto

En estos momentos Yamaha se ha quedado abierta de par en par. Solo tiene confirmada la presencia de Fabio Quartararo en el equipo oficial, y la escudería satélite SRT Petronas sigue en la incertidumbre, a la espera de que Rossi desvele su futuro y de saber qué sucede con Franco Morbidelli, subcampeón la pasada temporada y que esta, con una moto inferior al resto de los pilotos de Yamaha, está pasando las de Caín. ¿Podría ser el piloto ítalo brasilero el sustituto de Viñales?

Al asiento más caliente del paddock de MotoGP no le faltan pretendientes, tanto dentro como fuera. Hay un candidato que se ha autodescartado, el turco Toprak Razgatlioglu, que renovó por dos temporadas más con el equipo Yamaha en el Mundial de Superbike, precisamente en la semana en la que se ponía líder del campeonato. Su compañero Garrett Gerloff es otro que suena, y más después de la buena impresión que ha dejado en MotoGP como sustituto del lesionado Morbidelli en Assen, y el buen papel que está realizando en SBK. Y además, como tanto se habla de los pasaportes –para protestar del amplio número de pilotos españoles que hay en MotoGP–, el hecho de ser norteamericano juega a su favor.

placeholder Fabio Quartararo en acción, esta temporada. (Reuters)
Fabio Quartararo en acción, esta temporada. (Reuters)

Y no nos olvidemos de uno que, en estos momentos, ni siquiera está compitiendo: Andrea Dovizioso. Disfrutando de un año sabático dedicado al motocross, donde compite en campeonatos regionales en Italia. Dovizioso, que también se mantiene activo como piloto de pruebas a tiempo parcial para Aprilia, se ha dejado querer por Yamaha. De momento ni confirma ni desmiente pero qué casualidad, se encontró con Lin Jarvis, el responsable del equipo oficial Yamaha, en el Gran Premio de Italia de motocross, disputado el pasado domingo en el circuito de Maggiora. Y a todo esto, en Aprilia andaban detrás de Dovizioso para que fuera su segundo piloto en 2022, y luego cuando estalló el asunto Viñales se frotaban las manos con la posibilidad de tener un piloto de semejante nivel. Pero de momento, compuesta y sin novio.

MotoGP Maverick Viñales Valentino Rossi