Yamaha y Suzuki siguen sin rodar, y Honda lleva ya siete jornadas de pruebas
  1. Deportes
  2. Motociclismo
Malestar en algunos fabricantes

Yamaha y Suzuki siguen sin rodar, y Honda lleva ya siete jornadas de pruebas

La pretemporada oficial de MotoGP arrancará en marzo, pero Honda, Ducati, KTM y Aprilia han estado trabajando con sus probadores desde enero. Sin embargo, Suzuki y Yamaha han rodado cero kilómetros.

placeholder Foto: El piloto alemán del equipo Honda HRC Stefan Bradl, sustituto de Marc Márquez. (Efe)
El piloto alemán del equipo Honda HRC Stefan Bradl, sustituto de Marc Márquez. (Efe)

Los resultados de un campeonato empiezan a fraguarse muchos meses antes de que las carreras se realicen. La pretemporada es clave para un correcto desarrollo de la campaña, y si en esas pruebas previas hay dificultades, o no se hacen suficientes kilómetros, al final esas diferencias redundan en los resultados a final de año. Honda, Ducati, KTM y Aprilia no se duermen en los laureles, trabajando desde el pasado mes de enero con sus pilotos de pruebas, pero Suzuki y Yamaha aún no han hecho ni un solo kilómetro.

Honda lleva ya siete jornadas de entrenamiento con Stefan Bradl, que es su piloto probador pero a la vez será el sustituto de Marc Márquez, como ya sucediera el año pasado, si el de Cervera no se encuentra en condiciones físicas adecuadas para disputar las primeras carreras. El trabajo de HRC durante estos meses ha sido intenso y se ha visto plasmado en importantes mejoras en la moto.

Como el desarrollo de los motores ha quedado congelado en virtud del acuerdo entre el promotor y los fabricantes, por las complicaciones derivadas de la pandemia, Honda ha trabajado en la parte ciclo de su RC213V, realizando un nuevo chasis, basculante, y escape, que es de lo poco en lo que se puede trabajar. La última sesión de entrenamiento antes de las pruebas de Losail del próximo mes de marzo fue esta misma semana en Jerez, donde Bradl coincidió con los probadores de KTM, Dani Pedrosa y Mika Kallio, y los pilotos de Aprilia, Aleix Espargaró y Lorenzo Savadori, su piloto de pruebas, que probablemente ocupe la plaza de número dos en la escudería italiana. Aprilia, como es el único fabricante que aún disfruta de concesiones, puede trabajar con sus pilotos del Mundial.

Foto: Gran Prix de Portugal, la temporada pasada (Efe)



Ducati, por su parte, ha tenido trabajando durante varias jornadas a su probador Michele Pirro, e hizo un despliegue sin precedentes subiendo a sus seis pilotos de MotoGP en sendas Ducati Panigale V4S, la moto de calle en la que se basa su modelo del Mundial de SBK, realizando un alarde de la calidad de sus productos. El CEO de Ducati, Claudio Domenicali destacó en las redes sociales que esas motos de calle con neumáticos “slick” de venta al público rodaban a solo dos segundos de la MotoGP pilotada por Pirro.

Cero kilómetros

De esta forma, cuando el próximo 3 de marzo acudan al circuito de Losail los probadores para realizar el estreno de los prototipos 2021, Bradl llegará con algunos miles de kilómetros a sus espaldas, y una Honda RC213V bastante desarrollada, mientras que el nuevo probador de Yamaha, Cal Crutchlow no habrá cubierto un solo kilómetro sobre la YZR M1. Y Suzuki, el equipo del campeón Joan Mir, tampoco ha realizado una sola prueba.

placeholder Joan Mir celebra el Mundial de MotoGP el pasado 15 de noviembre de 2020. (Efe)
Joan Mir celebra el Mundial de MotoGP el pasado 15 de noviembre de 2020. (Efe)



Lo de Yamaha puede que haya sido mala planificación, pero lo de Suzuki es falta de recursos, porque a pesar de haber ganado el título de MotoGP con Mir, la firma japonesa no ha destinado más presupuesto a su equipo.

Hay que reconocer que Yamaha también se ha visto afectada por las limitaciones establecidas a los desplazamientos durante la pandemia. Los técnicos de Yamaha han tenido dificultades para viajar a Europa, y Crutchlow no ha podido viajar a Japón. Esta misma circunstancia ya se dio el año pasado con el equipo Honda del Mundial de SBK. La nueva Honda CBR1000R-RR de Álvaro Bautista y Leon Haslam sufrió bastantes dificultades de evolución porque sus técnicos tuvieron problemas de desplazamiento, y su probador, el suizo Dominique Aegerter, tampoco pudo viajar a Japón. Pero Yamaha podría haber escarmentado en barba ajena y haber planteado una alternativa que resultara operativa, como sí ha hecho Honda este año.

Malestar


El hecho de que casi con toda probabilidad Bradl vaya a ser el sustituto de Márquez en las primeras carreras, y su intenso trabajo de pretemporada, ha despertado el malestar entre algunos fabricantes, que consideran necesario que se limite el número de sustituciones que puede realizar un piloto probador. Nadie va a llegar más preparado a la primera carrera el próximo 28 de marzo que el piloto alemán.



Mientras que el resto de los pilotos fijos del campeonato –salvo los citados Espargaró y Savadori, por las concesiones de Aprilia, y los debutantes, que tendrán una jornada extra de entrenamiento- solo van a poder realizar cinco jornadas de pruebas antes de que comience el Mundial, el 6 y 7 de marzo, y del día 10 al 12, Bradl se plantará en la parrilla de salida de Losail con catorce jornadas de pruebas a sus espaldas, a no ser que, milagrosamente, Marc Márquez esté repuesto de su lesión y en condiciones de competir.

De momento, nada que objetar al respecto porque Honda está cumpliendo escrupulosamente con la reglamentación. Habrá que esperar a ver si en un futuro la Comisión de Gran Premio, el órgano que regula la competición, toma en consideración estas objeciones y hace alguna modificación al respecto. De momento, Honda está haciendo valer su potencial, porque el fabricante japonés no se puede permitir otra temporada tan desastrosa como la de 2020.

Honda Yamaha Suzuki Stefan Bradl Marc Márquez Mundial de Motociclismo MotoGP
El redactor recomienda